Tipos de transistores

Se el primero en calificar

Ultima edición el 21 septiembre, 2023

Los transistores son dispositivos electrónicos que se utilizan como amplificadores, interruptores, osciladores y otros circuitos electrónicos. Desde su invención en 1947, los transistores han evolucionado y se han desarrollado diferentes tipos para adaptarse a las necesidades específicas de cada aplicación.

En este artículo, se presentarán los diferentes tipos de transistores, sus características y aplicaciones. Los transistores se clasifican según su construcción, polarización y modo de operación. Los tipos de transistores más comunes son los bipolares, los MOSFET y los JFET, aunque también existen otros tipos como los IGBT y los Darlington.

El conocimiento de los diferentes tipos de transistores es fundamental para los ingenieros y técnicos en electrónica, ya que les permite seleccionar el transistor adecuado para su diseño y aplicación específica. Además, el avance tecnológico en la fabricación de transistores ha permitido la creación de dispositivos más pequeños, rápidos y eficientes, lo que ha impulsado el desarrollo de la electrónica moderna.

Indice de contenidos

Transistores de unión bipolar (TUB)

Los transistores de unión bipolar, también conocidos como TUB, son uno de los tipos de transistores más comunes en la electrónica. Estos dispositivos electrónicos se utilizan para amplificar y conmutar señales eléctricas.

¿Cómo funcionan los transistores de unión bipolar?

Los TUB están formados por dos regiones de material semiconductor: una región tipo p (positivo) y una región tipo n (negativo). Estas dos regiones se unen para formar una unión pn. Además, en el centro de estas dos regiones se coloca una región muy delgada de material semiconductor tipo p o n, conocida como la base del transistor.

El TUB funciona al controlar el flujo de corriente eléctrica a través de la unión pn. Si la base del transistor está polarizada positivamente en relación con el emisor, los electrones fluyen desde el emisor hacia la base y luego hacia el colector, lo que permite una corriente más grande para fluir a través del transistor. Si la base está polarizada negativamente en relación con el emisor, muy pocos electrones fluyen desde el emisor hacia la base, lo que permite que el transistor corte la corriente completamente.

Tipos de transistores de unión bipolar

Existen dos tipos principales de TUB: los transistores de unión bipolar NPN y los transistores de unión bipolar PNP.

Transistores de unión bipolar NPN

En un transistor de unión bipolar NPN, la región de material tipo n es el emisor, la región de material tipo p es la base y la región de material tipo n es el colector. Este tipo de transistor se utiliza comúnmente en circuitos amplificadores y de conmutación.

Transistores de unión bipolar PNP

En un transistor de unión bipolar PNP, la región de material tipo p es el emisor, la región de material tipo n es la base y la región de material tipo p es el colector. Este tipo de transistor también se utiliza en circuitos amplificadores y de conmutación, pero su polarización es opuesta a la de un transistor NPN.

Usos de los transistores de unión bipolar

Los TUB se utilizan en una variedad de aplicaciones, como amplificadores de audio, circuitos de amplificación de radiofrecuencia, fuentes de alimentación y circuitos de conmutación. También se utilizan en la electrónica digital para crear puertas lógicas, que son componentes clave en la creación de circuitos lógicos y procesadores de computadora.

Existen dos tipos principales de TUB: los transistores de unión bipolar NPN y los transistores de unión bipolar PNP. Ambos son utilizados en una variedad de aplicaciones en la electrónica, desde amplificadores de audio hasta circuitos lógicos.

Transistores de efecto de campo (TEC)

Los transistores de efecto de campo (TEC) son un tipo de transistor que se basa en la modulación de la conductividad de un material semiconductor por un campo eléctrico, en lugar de utilizar la inyección de portadores de carga.

Características de los TEC

  • Son dispositivos de tres terminales: fuente, drenador y compuerta.
  • La compuerta controla la corriente entre el drenador y la fuente.
  • Los TEC son muy eficientes en la amplificación de señales de alta frecuencia.
  • Son menos ruidosos que los transistores bipolares.
  • Se utilizan comúnmente en circuitos de radiofrecuencia (RF) y en amplificadores de bajo nivel de ruido (LNA).

Tipos de TEC

Existen varios tipos de TEC, pero los dos más comunes son:

TEC de canal N

En los TEC de canal N, la corriente fluye desde el drenador hasta la fuente a través de un canal de material semiconductor tipo N, que está separado del resto del material por una capa de material aislante. La compuerta controla la anchura del canal y, por lo tanto, la cantidad de corriente que fluye a través de él.

Los TEC de canal N son comunes en aplicaciones de RF y se utilizan a menudo en amplificadores de baja potencia y en osciladores.

TEC de canal P

En los TEC de canal P, la corriente fluye desde la fuente hasta el drenador a través de un canal de material semiconductor tipo P, que también está separado del resto del material por una capa de material aislante. La compuerta controla la anchura del canal y, por lo tanto, la cantidad de corriente que fluye a través de él.

Los TEC de canal P se utilizan comúnmente en circuitos digitales y en amplificadores de alta potencia.

Ventajas y desventajas de los TEC

Las ventajas de los TEC son:

  • Son menos ruidosos que los transistores bipolares.
  • Son muy eficientes en la amplificación de señales de alta frecuencia.
  • Se utilizan comúnmente en circuitos de RF y en amplificadores de LNA.

Las desventajas de los TEC son:

  • Son más caros que los transistores bipolares.
  • Son más difíciles de fabricar que los transistores bipolares.
  • Tienen una menor ganancia que los transistores bipolares.

Son dispositivos de tres terminales y son muy eficientes en la amplificación de señales de alta frecuencia. Existen varios tipos de TEC, pero los dos más comunes son los de canal N y los de canal P. Aunque tienen algunas desventajas, los TEC son ampliamente utilizados en aplicaciones de RF y en amplificadores de LNA.

Transistores de unión efecto de campo (FET)

Los transistores de unión efecto de campo (FET) son un tipo de transistor que funcionan mediante un campo eléctrico controlado por una tensión aplicada en el terminal de control.

Principio de funcionamiento

El FET está compuesto por una región de material semiconductor tipo N y otra tipo P, separadas por una zona de agotamiento. Entre las dos zonas se encuentra una capa de material aislante, que forma el canal de conducción. El canal está conectado a los terminales de drenador y fuente, mientras que el terminal de control, la compuerta, está conectado a una tensión que modula el campo eléctrico en el canal, lo que a su vez controla la corriente que fluye entre los terminales de drenador y fuente.

Tipo de FET

Existen dos tipos de FET:

  • Depleción: el canal de conducción está presente en ausencia de una tensión aplicada a la compuerta.
  • Mejoramiento: el canal de conducción aparece solo cuando se aplica una tensión a la compuerta.
Te interesará:  Teoremas del álgebra booleana y leyes del álgebra booleana

Características

Las principales características de los FET son:

  • Impedancia de entrada muy alta, lo que permite que se usen en amplificadores de señal débil.
  • Baja corriente de polarización, lo que reduce el consumo de energía.
  • Velocidad de conmutación rápida, lo que los hace útiles en circuitos digitales.
  • Bajo ruido, lo que los hace ideales para aplicaciones de audio.

Aplicaciones

Los FET se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, entre ellas:

  • Amplificadores de señal débil.
  • Circuitos osciladores.
  • Circuitos conmutadores.
  • Circuitos de amplificación de audio.
  • Circuitos integrados.

Son utilizados en una amplia variedad de aplicaciones debido a sus características únicas, como su alta impedancia de entrada y baja corriente de polarización.

Transistores de efecto de campo de conductancia variada (MOSFET)

Los transistores MOSFET son una variante especial de los transistores de efecto de campo (FET), que se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, desde la electrónica de consumo hasta la tecnología militar y de comunicaciones. Los MOSFET se caracterizan por su alta eficiencia energética y su capacidad para manejar grandes corrientes y voltajes, lo que los hace ideales para su uso en circuitos de potencia.

¿Qué es un MOSFET?

Un MOSFET, abreviatura de Transistor de Efecto de Campo de Metal-Óxido-Semiconductor (Metal-Oxide-Semiconductor Field-Effect Transistor), es un dispositivo electrónico de tres terminales que utiliza un campo eléctrico para controlar la conductividad de un canal de material semiconductor entre dos terminales, llamados fuente y drenador. El MOSFET es un tipo de transistor de efecto de campo, lo que significa que su operación se basa en la modulación de la conductividad de un canal semiconductor por medio de un campo eléctrico aplicado a una puerta aislada eléctricamente.

¿Cómo funciona un MOSFET?

El MOSFET funciona mediante la creación de un campo eléctrico en el canal semiconductor por medio de una tensión aplicada a la puerta aislada eléctricamente. La cantidad de corriente que fluye entre la fuente y el drenador está controlada por la magnitud de este campo eléctrico y, por lo tanto, por la tensión aplicada a la puerta.

Existen dos tipos principales de transistores MOSFET: el MOSFET de canal n y el MOSFET de canal p. En el MOSFET de canal n, el canal semiconductor es de tipo n, lo que significa que los portadores de carga son electrones. En el MOSFET de canal p, el canal semiconductor es de tipo p, lo que significa que los portadores de carga son huecos.

¿Cuáles son las ventajas de los MOSFET?

Los transistores MOSFET ofrecen varias ventajas significativas sobre otros tipos de transistores:

  • Alta eficiencia energética
  • Capacidad para manejar grandes corrientes y voltajes
  • Baja impedancia de entrada
  • Baja distorsión de señal
  • Capacidad para operar a altas frecuencias

Estas ventajas hacen que los MOSFET sean ideales para su uso en aplicaciones de potencia, donde se requiere una alta eficiencia energética y la capacidad de manejar grandes corrientes y voltajes.

¿Dónde se utilizan los MOSFET?

Los transistores MOSFET se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo:

  • Fuentes de alimentación
  • Convertidores de energía
  • Amplificadores de audio
  • Circuitos de conmutación
  • Circuitos de control de motor
  • Circuitos de iluminación LED
  • Comunicaciones inalámbricas
  • Tecnología militar y aeroespacial

En general, los MOSFET son una parte esencial de la electrónica moderna, y su capacidad para manejar grandes corrientes y voltajes los hace ideales para su uso en aplicaciones de potencia de alta eficiencia energética.

Transistores de compuerta de efecto de campo (IGFET)

Los transistores de compuerta de efecto de campo (IGFET), también conocidos como transistores de efecto de campo (FET), son dispositivos electrónicos que utilizan un campo eléctrico para controlar el flujo de corriente. A diferencia de los transistores bipolares que utilizan corriente de base, los IGFET utilizan una carga eléctrica en la compuerta para controlar el flujo de corriente entre el drenador y la fuente.

Tipos de IGFET

Existen varios tipos de transistores de compuerta de efecto de campo, cada uno con diferentes características y aplicaciones:

  • Transistor de efecto de campo de unión (JFET): Este tipo de transistor utiliza una unión pn para controlar el flujo de corriente. Los JFET tienen una alta impedancia de entrada y son ideales para aplicaciones de amplificación de señal.
  • Transistor de efecto de campo de compuerta aislada (MOSFET): Este tipo de transistor utiliza una compuerta aislada para controlar el flujo de corriente. Los MOSFET tienen una alta impedancia de entrada y son ideales para aplicaciones de conmutación de alta velocidad.
  • Transistor de efecto de campo de compuerta metálica (MESFET): Este tipo de transistor utiliza una compuerta metálica para controlar el flujo de corriente. Los MESFET tienen una alta velocidad de conmutación y son ideales para aplicaciones de alta frecuencia.

Características del IGFET

Los transistores de compuerta de efecto de campo tienen varias características que los hacen útiles en diferentes aplicaciones:

  • Impedancia de entrada alta: Los IGFET tienen una impedancia de entrada muy alta, lo que significa que no consumen mucha corriente de la señal de entrada. Esto los hace ideales para aplicaciones de amplificación de señal.
  • Consumo de energía bajo: Los IGFET consumen muy poca energía en comparación con otros tipos de transistores, lo que los hace ideales para aplicaciones de bajo consumo de energía.
  • Conmutación rápida: Los IGFET pueden cambiar de estado muy rápidamente, lo que los hace ideales para aplicaciones de conmutación de alta velocidad.
  • Facilidad de integración: Los IGFET se pueden integrar fácilmente en circuitos integrados, lo que los hace ideales para aplicaciones de electrónica de consumo y de comunicaciones.

Aplicaciones del IGFET

Los transistores de compuerta de efecto de campo se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones electrónicas, incluyendo:

  • Amplificadores de señal de baja frecuencia
  • Amplificadores operacionales
  • Conmutadores de alta velocidad
  • Circuitos integrados
  • Electrónica de consumo, como teléfonos móviles y tablets
  • Comunicaciones, como dispositivos de transmisión y recepción de señales de radio y televisión

Existen varios tipos de IGFET con diferentes características y aplicaciones, pero todos comparten la misma capacidad para amplificar y conmutar señales eléctricas con alta eficiencia y velocidad.

Transistores bipolares

Los transistores bipolares son dispositivos electrónicos que se utilizan para amplificar y conmutar señales eléctricas. Estos transistores se llaman bipolares porque están compuestos por dos tipos de materiales: el tipo P y el tipo N. A continuación, se detallan los aspectos más importantes de los transistores bipolares:

Tipos de transistores bipolares

Existen dos tipos principales de transistores bipolares:

  1. Transistor NPN: Este tipo de transistor tiene una región de tipo N (negativa) entre dos regiones de tipo P (positiva). La corriente fluye desde la base hasta el colector a través de la región de tipo N. Cuando una corriente pequeña fluye en la base, la corriente más grande fluye en el colector. Este tipo de transistor se utiliza principalmente para la amplificación de señales.
  2. Transistor PNP: Este tipo de transistor tiene una región de tipo P entre dos regiones de tipo N. La corriente fluye desde el colector hasta la base a través de la región de tipo P. Cuando una corriente pequeña fluye en la base, la corriente más grande fluye en el colector. Este tipo de transistor se utiliza principalmente para la conmutación de señales.

Funcionamiento de los transistores bipolares

Los transistores bipolares funcionan gracias a la presencia de dos uniones PN. Estas uniones crean una barrera de potencial que controla el flujo de corriente. Cuando una pequeña corriente fluye en la base del transistor, se crea un campo eléctrico que reduce la barrera de potencial en la unión base-emisor. Esto permite que fluya una corriente más grande desde el colector hasta el emisor.

El flujo de corriente en un transistor bipolar se puede controlar variando la corriente en la base. Esto significa que el transistor puede actuar como un amplificador de señales, ya que una pequeña señal en la base puede controlar una señal mucho más grande en el colector.

Aplicaciones de los transistores bipolares

Los transistores bipolares se utilizan en una gran variedad de aplicaciones, como:

  • Amplificadores de audio y radiofrecuencia.
  • Circuitos de conmutación para controlar el encendido y apagado de dispositivos electrónicos.
  • Circuitos de regulación de voltaje.
  • Circuitos integrados para la fabricación de microprocesadores y memoria RAM.

Su funcionamiento se basa en la presencia de dos uniones PN que permiten controlar el flujo de corriente. Existen dos tipos principales de transistores bipolares: el NPN y el PNP, que se utilizan para diferentes aplicaciones.

MOS (BJT

Los transistores son dispositivos electrónicos que permiten controlar el flujo de corriente eléctrica en un circuito. Existen diferentes tipos de transistores, pero en este artículo nos enfocaremos en el MOS y el BJT.

Te interesará:  Conmutación en Máquina DC o Conmutación en Generador o Motor DC

MOS

El MOS (Metal Oxide Semiconductor) es un tipo de transistor que se utiliza principalmente en circuitos digitales. Está compuesto por una capa de óxido de metal que separa el material semiconductor del metal. La estructura básica de un MOS consta de tres capas:

  • Fuente (Source): Donde se origina la corriente eléctrica.
  • Drenador (Drain): Donde se recoge la corriente eléctrica.
  • Puerta (Gate): Donde se controla el flujo de corriente eléctrica.

El MOS funciona como un interruptor, donde la puerta actúa como el interruptor que permite o bloquea la corriente entre la fuente y el drenador.

Ejemplo

Un ejemplo de aplicación del MOS es en la creación de circuitos integrados en microprocesadores. En estos casos, el MOS se utiliza para controlar el flujo de corriente en los diferentes transistores que componen el microprocesador.

BJT

El BJT (Bipolar Junction Transistor) es otro tipo de transistor que se utiliza en circuitos analógicos y digitales. Está compuesto por tres capas de material semiconductor que forman dos uniones pn. La estructura básica de un BJT consta de tres capas:

  • Emisor (Emitter): Donde se origina la corriente eléctrica.
  • Colector (Collector): Donde se recoge la corriente eléctrica.
  • Base: Donde se controla el flujo de corriente eléctrica.

El BJT funciona como un amplificador de corriente, donde la corriente de la base controla la corriente entre el emisor y el colector.

Ejemplo

Un ejemplo de aplicación del BJT es en la creación de amplificadores de audio. En estos casos, el BJT se utiliza para amplificar la señal de audio que se recibe en el emisor y se transmite a través del colector.

MOS (BJT

Los transistores son dispositivos electrónicos que permiten controlar el flujo de corriente eléctrica en un circuito. Existen diferentes tipos de transistores, pero en este artículo nos enfocaremos en el MOS y el BJT.

MOS

El MOS (Metal Oxide Semiconductor) es un tipo de transistor que se utiliza principalmente en circuitos digitales. Está compuesto por una capa de óxido de metal que separa el material semiconductor del metal. La estructura básica de un MOS consta de tres capas:

  • Fuente (Source): Donde se origina la corriente eléctrica.
  • Drenador (Drain): Donde se recoge la corriente eléctrica.
  • Puerta (Gate): Donde se controla el flujo de corriente eléctrica.

El MOS funciona como un interruptor, donde la puerta actúa como el interruptor que permite o bloquea la corriente entre la fuente y el drenador.

Ejemplo

Un ejemplo de aplicación del MOS es en la creación de circuitos integrados en microprocesadores. En estos casos, el MOS se utiliza para controlar el flujo de corriente en los diferentes transistores que componen el microprocesador.

BJT

El BJT (Bipolar Junction Transistor) es otro tipo de transistor que se utiliza en circuitos analógicos y digitales. Está compuesto por tres capas de material semiconductor que forman dos uniones pn. La estructura básica de un BJT consta de tres capas:

  • Emisor (Emitter): Donde se origina la corriente eléctrica.
  • Colector (Collector): Donde se recoge la corriente eléctrica.
  • Base: Donde se controla el flujo de corriente eléctrica.

El BJT funciona como un amplificador de corriente, donde la corriente de la base controla la corriente entre el emisor y el colector.

Ejemplo

Un ejemplo de aplicación del BJT es en la creación de amplificadores de audio. En estos casos, el BJT se utiliza para amplificar la señal de audio que se recibe en el emisor y se transmite a través del colector.

MOS)

¿Qué es MOS?

MOS es una sigla que proviene del inglés «Metal Oxide Semiconductor» o «Semiconductor de Óxido de Metal» en español. Este tipo de transistor está compuesto por una capa de óxido de metal delgada que separa el metal de la capa de semiconductor.

¿Cómo funciona un transistor MOS?

El funcionamiento del transistor MOS se basa en la capacidad de la capa de óxido de metal para actuar como aislante eléctrico. Al aplicar una tensión en la puerta del transistor, se crea un campo eléctrico que atrae o repele los electrones en la capa de semiconductor. De esta forma, se puede controlar el flujo de corriente entre el drenador y la fuente del transistor.

Tipos de transistores MOS

Existen varios tipos de transistores MOS, que se diferencian en la forma en que se fabrican y en sus características eléctricas. Algunos de los más comunes son:

  • Transistor MOS de canal N: en este tipo de transistor, la capa de semiconductor está dopada con impurezas de tipo N, lo que crea un canal N entre el drenador y la fuente. Al aplicar una tensión positiva en la puerta, se atraen electrones al canal, lo que permite el flujo de corriente.
  • Transistor MOS de canal P: en este caso, la capa de semiconductor está dopada con impurezas de tipo P, creando un canal P entre el drenador y la fuente. Al aplicar una tensión negativa en la puerta, se atraen huecos al canal, permitiendo el flujo de corriente.
  • Transistor MOSFET: es una variante del transistor MOS que utiliza un electrodo adicional para controlar la corriente de drenador. Este tipo de transistor se usa en aplicaciones de alta potencia y velocidad, como en circuitos integrados y en electrónica de potencia.

Aplicaciones de los transistores MOS

Los transistores MOS se usan ampliamente en la electrónica moderna, debido a su alta eficiencia y facilidad de integración en circuitos integrados. Algunas de sus aplicaciones más comunes son:

  • Circuitos de amplificación de señales de audio y video.
  • Circuitos de conmutación y control de motores.
  • Circuitos de memoria y almacenamiento de datos en dispositivos electrónicos.

Conclusión

Existen varios tipos de transistores MOS, que se diferencian en su fabricación y características eléctricas, y se utilizan ampliamente en la electrónica moderna en aplicaciones de amplificación, conmutación y almacenamiento de datos.

Transistores de estado sólido (IGBT)

Los transistores de estado sólido (IGBT, por sus siglas en inglés) son un tipo de transistor que combina las características de los transistores bipolares y los MOSFET.

¿Cómo funcionan?

Los IGBT funcionan como interruptores controlados por voltaje. Cuando se aplica un voltaje a la puerta del IGBT, este se activa y permite el paso de la corriente. Cuando se retira el voltaje de la puerta, el IGBT se desactiva y bloquea el paso de la corriente.

Características principales

  • Alta capacidad de conmutación: Los IGBT pueden manejar altas corrientes y voltajes, lo que los hace ideales para su uso en dispositivos de potencia.
  • Baja caída de voltaje: Los IGBT tienen una baja caída de voltaje en comparación con los transistores bipolares, lo que se traduce en una mayor eficiencia energética.
  • Rápido tiempo de conmutación: Los IGBT tienen un tiempo de conmutación muy rápido, lo que los hace ideales para su uso en aplicaciones de alta frecuencia.

Aplicaciones

Los IGBT se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo:

  • Control de motores eléctricos
  • Fuentes de alimentación
  • Convertidores de energía
  • Iluminación LED
  • Electrodomésticos

¿Por qué elegir IGBT?

Los IGBT son una excelente opción para aplicaciones de alta potencia debido a su capacidad para manejar altas corrientes y voltajes, su baja caída de voltaje y su rápido tiempo de conmutación. Además, su diseño de estado sólido los hace confiables y duraderos.

Como dice el experto en electrónica Paul Horowitz: Los IGBT son imprescindibles en la electrónica moderna, y han permitido el desarrollo de una amplia variedad de dispositivos y sistemas que simplemente no podrían funcionar sin ellos.

Transistores de efecto de campo de potencia (MOSFET de potencia)

Los transistores de efecto de campo de potencia, también conocidos como MOSFET de potencia, son dispositivos electrónicos que se utilizan en aplicaciones de alta potencia, como la electrónica de potencia y los sistemas de control de motores.

¿Cómo funcionan?

Los MOSFET de potencia funcionan de manera similar a los MOSFET convencionales, pero están diseñados para manejar corrientes más altas y tensiones más altas. En un MOSFET de potencia, la corriente fluye a través de una capa de material semiconductor conocida como canal, que está controlada por un campo eléctrico generado por una tensión aplicada en la puerta del transistor.

Tipos de MOSFET de potencia

Existen varios tipos de MOSFET de potencia, cada uno con características y aplicaciones específicas. Algunos de los tipos más comunes incluyen:

  • MOSFET de canal N: En este tipo de MOSFET, el canal está compuesto de material semiconductor dopado con átomos de impurezas de tipo N. Los MOSFET de canal N son comúnmente utilizados en aplicaciones de electrónica de potencia.
  • MOSFET de canal P: En un MOSFET de canal P, el canal está compuesto de material semiconductor dopado con átomos de impurezas de tipo P. Estos transistores son menos comunes que los MOSFET de canal N, pero son adecuados para aplicaciones de alta temperatura.
  • MOSFET de potencia de enriquecimiento: Este tipo de MOSFET es utilizado en aplicaciones de alto voltaje y baja corriente.
  • MOSFET de potencia de empobrecimiento: A diferencia del MOSFET de enriquecimiento, este tipo de MOSFET es utilizado en aplicaciones de baja tensión y alta corriente.
Te interesará:  Material dieléctrico como medio de campo eléctrico

Aplicaciones

Los MOSFET de potencia se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo:

  • Electrónica de potencia: Los MOSFET de potencia se utilizan en fuentes de alimentación y circuitos de control de motores.
  • Iluminación LED: Los MOSFET de potencia se utilizan para controlar la corriente que fluye a través de los LED en sistemas de iluminación.
  • Sistemas de audio: Los MOSFET de potencia se utilizan en amplificadores de audio de alta potencia.
  • Sistemas de climatización: Los MOSFET de potencia se utilizan en sistemas de climatización para controlar la velocidad del ventilador.

Ventajas y desventajas

Las ventajas de los MOSFET de potencia incluyen:

  • Mayor eficiencia energética
  • Menor tamaño y peso en comparación con otros tipos de transistores de potencia
  • Mayor velocidad de conmutación

Las desventajas de los MOSFET de potencia incluyen:

  • Mayor costo en comparación con otros tipos de transistores de potencia
  • Sensibilidad a sobretensiones y sobrecorrientes
  • Mayor sensibilidad a la temperatura y la humedad

Sin embargo, también tienen algunas desventajas y deben ser manejados con cuidado para evitar sobretensiones y sobrecorrientes.

Transistores de unión efecto de campo de potencia (JFET de potencia)

Los transistores de unión efecto de campo de potencia, también conocidos como JFET de potencia, son un tipo de transistor utilizado en aplicaciones de alta potencia y alta frecuencia. A diferencia de los transistores bipolares, los JFET no tienen una región p-n, sino que consisten en un canal de material semiconductor tipo n o p, con dos regiones de material semiconductor tipo p o n en los extremos.

Funcionamiento

El funcionamiento de los JFET se basa en el control de la corriente a través del canal semiconductor por medio de un campo eléctrico generado por una tensión aplicada a la unión entre el canal y las regiones tipo p o n. Cuando se aplica una tensión negativa a la unión (en el caso de un JFET de canal n), se crea una zona de agotamiento que reduce la anchura del canal y, por lo tanto, la corriente que puede pasar a través de él. Por otro lado, cuando se aplica una tensión positiva a la unión, se ensancha el canal y aumenta la corriente que puede pasar a través de él.

Características

Los JFET de potencia tienen varias características que los hacen ideales para aplicaciones de alta potencia y alta frecuencia:

  • Baja impedancia de entrada: Debido a que la corriente a través del canal se controla por medio de un campo eléctrico, la impedancia de entrada del JFET es muy baja.
  • Alta ganancia de voltaje: Debido a que la corriente a través del canal se controla por medio de un campo eléctrico, la ganancia de voltaje del JFET es muy alta.
  • Bajo ruido: Debido a que la corriente a través del canal se controla por medio de un campo eléctrico, los JFET tienen un bajo nivel de ruido.
  • Alta velocidad de conmutación: Debido a que la corriente a través del canal se controla por medio de un campo eléctrico, los JFET tienen una alta velocidad de conmutación.

Ejemplos de uso

Los JFET de potencia se utilizan en una gran variedad de aplicaciones, entre las que se incluyen:

  • Amplificadores de señal de radiofrecuencia (RF): Los JFET de potencia se utilizan en amplificadores de señal de RF debido a su alta ganancia de voltaje y baja impedancia de entrada.
  • Fuentes de alimentación conmutadas: Los JFET de potencia se utilizan en fuentes de alimentación conmutadas debido a su alta velocidad de conmutación.
  • Convertidores de potencia: Los JFET de potencia se utilizan en convertidores de potencia debido a su alta velocidad de conmutación y baja impedancia de entrada.

Transistores de compuerta de efecto de campo de pot

Los transistores de compuerta de efecto de campo de pot o MOSFET (por sus siglas en inglés, Metal-Oxide-Semiconductor Field-Effect Transistor) son un tipo de transistores que utilizan la carga eléctrica en una capa aislante para controlar la conductividad de un canal de material semiconductor.

Características de los MOSFET

  • Los MOSFET son dispositivos de tres terminales: fuente, drenador y compuerta.
  • La compuerta del MOSFET es aislada eléctricamente del canal del semiconductor mediante una capa delgada de óxido.
  • La corriente fluye entre el drenador y la fuente a través del canal semiconductor.
  • La conductividad del canal está controlada por la tensión aplicada en la compuerta.

Tipos de MOSFET

Existen tres tipos principales de MOSFET:

  1. MOSFET de canal N: El canal de material semiconductor es de tipo n, mientras que la compuerta es positiva en relación a la fuente.
  2. MOSFET de canal P: El canal de material semiconductor es de tipo p, mientras que la compuerta es negativa en relación a la fuente.
  3. MOSFET de potencia: MOSFET diseñados para manejar altas corrientes y voltajes, utilizados en aplicaciones de potencia.

Usos de los MOSFET

Los MOSFET se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo:

  • Amplificadores de audio y video
  • Fuentes de alimentación conmutadas
  • Controladores de motores
  • Circuitos integrados digitales
  • Dispositivos de conmutación de alta velocidad

Ventajas de los MOSFET

Algunas de las ventajas de los MOSFET son:

  • Baja corriente de entrada en la compuerta, lo que los hace ideales para aplicaciones de alta impedancia.
  • Baja resistencia en serie con la carga (RDSon), lo que los hace eficientes en aplicaciones de potencia.
  • Alta velocidad de conmutación.
  • Alta impedancia de entrada, lo que reduce el consumo de energía.

Desventajas de los MOSFET

Algunas de las desventajas de los MOSFET son:

  • Mayor costo que otros tipos de transistores.
  • Mayor susceptibilidad a daño por sobretensión y sobrecalentamiento.
  • Mayor sensibilidad a la electrostática.

Se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, especialmente en circuitos integrados y en aplicaciones de potencia. Sus principales ventajas incluyen baja corriente de entrada, baja resistencia en serie con la carga, alta velocidad de conmutación y alta impedancia de entrada. Sus principales desventajas incluyen mayor costo que otros tipos de transistores, mayor susceptibilidad a daño por sobretensión y sobrecalentamiento, y mayor sensibilidad a la electrostática.

En conclusión, los transistores son componentes electrónicos esenciales en la industria y en la vida cotidiana. Los diferentes tipos de transistores, como los bipolares, los de efecto de campo y los de unión de metal-óxido-semiconductor, tienen características únicas que los hacen adecuados para diferentes aplicaciones. La elección del tipo de transistor adecuado para un proyecto o dispositivo electrónico depende de factores como la velocidad, la potencia y la sensibilidad. Es importante tener en cuenta estas diferencias al diseñar y construir circuitos electrónicos para garantizar un rendimiento óptimo y una eficiencia energética. En resumen, los transistores son piezas fundamentales de la tecnología moderna que seguirán siendo importantes en el futuro.

En conclusión, existen diferentes tipos de transistores que se utilizan en diferentes aplicaciones según sus características y propiedades. Los transistores bipolares son ideales para aplicaciones que requieren una alta ganancia de corriente, mientras que los transistores MOSFET son adecuados para aplicaciones de alta velocidad y baja potencia. Los transistores JFET son ideales para aplicaciones de alta impedancia de entrada y los transistores de unión de campo son ideales para aplicaciones de alta ganancia y baja frecuencia. Es importante seleccionar el tipo correcto de transistor para cada aplicación para obtener el mejor rendimiento y eficiencia.

JORGE CABRERA BERRÍOS Administrator
Ingeniero Electrónico por la UNI, con maestría y doctorado por la University of Electro-Communications (Japón).

Deja un comentario

El transformador es uno de los dispositivos más importantes en la industria eléctrica, ya que permite la transferencia de energía…