Ingeniería de control: ¿Qué es? (Y su historia)

Se el primero en calificar

Ultima edición el 21 septiembre, 2023

La ingeniería de control es una rama de la ingeniería que se encarga del diseño, análisis y control de sistemas dinámicos. Esta disciplina se enfoca en la automatización de procesos y en la creación de sistemas que sean capaces de realizar tareas complejas de manera autónoma. Desde sus inicios, la ingeniería de control ha evolucionado de manera constante, gracias a los avances en la tecnología y a la creciente demanda de soluciones automatizadas en la industria. En este artículo, exploraremos la historia de la ingeniería de control y su evolución a lo largo del tiempo, así como sus aplicaciones en la actualidad. Además, explicaremos los conceptos fundamentales de esta disciplina y cómo se relaciona con otras áreas de la ingeniería.

Indice de contenidos

:

Ingeniería de control: ¿Qué es? (Y su historia)

La ingeniería de control es una rama de la ingeniería que se encarga del diseño, análisis y control de sistemas dinámicos. Su objetivo principal es el de mantener el comportamiento de un sistema dentro de unos límites deseados, a pesar de las perturbaciones externas que puedan afectar al sistema.

La ingeniería de control es una disciplina interdisciplinaria que combina conceptos de la física, las matemáticas, la electrónica y la informática. Esta disciplina es esencial para el control de sistemas en la industria, la robótica, el transporte, la aeronáutica y muchas otras áreas.

Historia de la ingeniería de control

La ingeniería de control tiene sus raíces en la teoría del control automático, que se desarrolló en la década de 1940. Durante la Segunda Guerra Mundial, el control automático se utilizó en sistemas de defensa para controlar el movimiento de los aviones y los misiles.

Después de la guerra, la ingeniería de control se extendió a otras áreas de la industria, como la fabricación y la producción en masa. En la década de 1950, los sistemas de control se hicieron más sofisticados gracias al desarrollo de la lógica programable y los controladores electrónicos.

En la década de 1960, la ingeniería de control se convirtió en una disciplina académica reconocida con la creación de departamentos de ingeniería de control en universidades de todo el mundo. Desde entonces, la ingeniería de control ha evolucionado para incluir técnicas de inteligencia artificial, sistemas de control distribuido y control de sistemas complejos.

Ejemplos de ingeniería de control

La ingeniería de control se aplica en muchos sistemas que utilizamos a diario. Algunos ejemplos son:

  • Control de temperatura en sistemas de calefacción y aire acondicionado.
  • Control de velocidad en motores eléctricos.
  • Control de la posición y la velocidad en robots industriales.
  • Control de la presión en sistemas hidráulicos y neumáticos.
  • Control de la dirección y la velocidad en vehículos autónomos.

Su historia se remonta a la teoría del control automático de la década de 1940, y desde entonces ha evolucionado para incluir técnicas cada vez más sofisticadas.

Conceptos básicos de la Ingeniería de Control

La Ingeniería de Control es una rama de la ingeniería que se encarga de diseñar, implementar y mantener sistemas que controlan procesos en tiempo real. Estos sistemas pueden ser mecánicos, eléctricos, químicos, biológicos, entre otros.

Historia de la Ingeniería de Control

La Ingeniería de Control tiene sus raíces en la Revolución Industrial, cuando los procesos de producción comenzaron a ser automatizados. A lo largo del tiempo, se han desarrollado diversas teorías y técnicas para el control de sistemas, incluyendo el control de retroalimentación, el control predictivo y el control de optimización.

Conceptos básicos de la Ingeniería de Control

A continuación, se presentan algunos de los conceptos básicos de la Ingeniería de Control:

  • Sistema: Es un conjunto de elementos interconectados que tienen un objetivo común.
  • Proceso: Es una secuencia de acciones que transforman una entrada en una salida.
  • Variable: Es una magnitud que puede ser medida o controlada, y que influye en el proceso.
  • Controlador: Es un dispositivo que ajusta la entrada de un proceso para mantener una variable de interés en un valor deseado.
  • Control de retroalimentación: Es una técnica de control que utiliza un sensor para medir la variable de interés y un controlador para ajustar la entrada del proceso.
  • Control predictivo: Es una técnica de control que utiliza un modelo matemático del proceso para predecir el comportamiento futuro y ajustar la entrada en consecuencia.
  • Control de optimización: Es una técnica de control que busca optimizar una función de costo o beneficio mediante la selección de la entrada del proceso.

Con los conceptos básicos presentados, se puede entender mejor cómo se diseñan y controlan los sistemas en tiempo real.

Aplicaciones de la Ingeniería de Control

La Ingeniería de Control es una rama de la Ingeniería que se enfoca en el diseño y análisis de sistemas de control para la automatización de procesos. A lo largo de su historia, ha tenido diversas aplicaciones en distintas áreas de la industria y la tecnología.

Automatización de procesos

Una de las aplicaciones más comunes de la Ingeniería de Control es la automatización de procesos industriales. Esto implica la implementación de sistemas de control automáticos para regular y monitorear procesos productivos, como la fabricación de productos químicos, la producción de alimentos y la manufactura de bienes.

  • En la industria química, la Ingeniería de Control se utiliza para regular la temperatura, la presión y otros parámetros en los procesos de producción de sustancias químicas.
  • En la producción de alimentos, se utilizan sistemas de control para monitorear la calidad de los ingredientes y regular el tiempo y la temperatura de cocción.
  • En la manufactura de bienes, se utilizan sistemas de control para automatizar el ensamblaje de productos y garantizar la calidad del proceso y del producto final.
Te interesará:  Sistema de red eléctrica

Robótica

La Ingeniería de Control también tiene una gran aplicación en la robótica, ya que los robots son sistemas automatizados que requieren de un control preciso para realizar sus tareas.

  • En la industria automotriz, se utilizan robots para ensamblar los vehículos. La Ingeniería de Control permite programar el movimiento y la interacción de los robots en el proceso de fabricación.
  • En la industria aeroespacial, se utilizan robots para la fabricación y el mantenimiento de los aviones. La Ingeniería de Control permite programar el movimiento y la interacción de los robots en un ambiente altamente especializado y regulado.
  • En la industria de la salud, se utilizan robots para la realización de cirugías y para la atención de pacientes. La Ingeniería de Control permite programar el movimiento y la interacción de los robots para garantizar la seguridad y la efectividad de los procedimientos.

Sistemas de transporte

La Ingeniería de Control también tiene aplicaciones en sistemas de transporte, como la regulación del tráfico vehicular y la implementación de sistemas de transporte inteligente.

  • En el tráfico vehicular, se utilizan sistemas de control para regular la velocidad y el flujo de los vehículos en una red de carreteras o calles.
  • En sistemas de transporte inteligente, se utilizan sistemas de control para coordinar el movimiento de vehículos y personas en un ambiente urbano, lo que puede incluir la regulación del transporte público y la implementación de sistemas de transporte compartido.

Su capacidad para diseñar y analizar sistemas de control precisos y efectivos la convierte en una herramienta esencial para la optimización y mejora de procesos y sistemas en distintas áreas.

Historia de la Ingeniería de Control

La Ingeniería de Control es una rama de la ingeniería que se enfoca en el diseño, implementación y mantenimiento de sistemas de control de procesos y maquinarias para mejorar su rendimiento y eficiencia. Esta disciplina se ha desarrollado a lo largo del tiempo para adaptarse a las necesidades y avances tecnológicos de la industria.

Orígenes de la Ingeniería de Control

El origen de la Ingeniería de Control se remonta a la Revolución Industrial del siglo XVIII, cuando se empezaron a utilizar máquinas para la producción en masa. En ese momento, los operarios eran los encargados de controlar y ajustar las máquinas, lo que resultaba en un proceso lento y poco eficiente.

Para solucionar este problema, se crearon los primeros sistemas de control automático, como el regulador centrífugo, que permitía mantener constante la velocidad de las máquinas. Con el tiempo, se desarrollaron otros sistemas de control, como los termostatos, que regulaban la temperatura en los edificios y las industrias.

Desarrollo de la Ingeniería de Control en el siglo XX

En el siglo XX, la Ingeniería de Control experimentó un gran avance gracias a la creación de los primeros ordenadores y sistemas de control digitales. En la década de 1940, se creó el primer controlador programable, que permitía programar secuencias de control para las máquinas.

En los años 50 y 60, se desarrollaron los primeros sistemas de control en tiempo real para la industria aeroespacial y automotriz. En la década de 1980, se empezaron a utilizar los sistemas de control basados en microprocesadores, lo que permitió un mayor control y precisión en los procesos.

La Ingeniería de Control en la actualidad

Hoy en día, la Ingeniería de Control se utiliza en una gran variedad de industrias, desde la producción de alimentos hasta la fabricación de coches y aviones. Los sistemas de control se han vuelto cada vez más complejos y sofisticados, gracias a la evolución de la tecnología.

Además, la Ingeniería de Control se ha convertido en una disciplina interdisciplinaria, que involucra conocimientos de matemáticas, física, electrónica, informática y otras áreas relacionadas. Los ingenieros de control trabajan en equipo con otros profesionales para diseñar y optimizar sistemas de control para todo tipo de aplicaciones.

Herramientas utilizadas en la Ingeniería de Control

La Ingeniería de Control es una rama de la ingeniería que se enfoca en el diseño, implementación y mantenimiento de sistemas que tienen como objetivo controlar y regular procesos y sistemas complejos. Estos sistemas pueden ser mecánicos, eléctricos, químicos o biológicos, y se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, desde la industria manufacturera hasta la robótica y la automatización de edificios.

Historia de la Ingeniería de Control

La Ingeniería de Control tiene sus raíces en la automatización industrial, que se remonta al siglo XVIII con la invención del telar mecánico. Sin embargo, la verdadera revolución en la automatización industrial se produjo en la década de 1930 con el desarrollo de los sistemas de control de retroalimentación, también conocidos como sistemas de control de lazo cerrado.

Desde entonces, la Ingeniería de Control ha evolucionado significativamente, gracias a la aparición de nuevas tecnologías y herramientas que permiten diseñar sistemas más complejos y sofisticados.

Herramientas utilizadas en la Ingeniería de Control

La Ingeniería de Control utiliza una variedad de herramientas y técnicas para diseñar y mantener sistemas de control. Algunas de las herramientas más utilizadas son:

  • Controladores lógicos programables (PLC): Estos dispositivos electrónicos se utilizan para controlar procesos industriales y automatizar maquinaria. Los PLCs se programan mediante software y se conectan a sensores y actuadores para controlar el proceso.
  • Sistemas de control distribuido (DCS): Estos sistemas se utilizan en procesos industriales que requieren un control más preciso y sofisticado. Los DCS se componen de múltiples controladores interconectados que comunican entre sí para controlar el proceso.
  • Instrumentación y sensores: Estos dispositivos se utilizan para medir variables físicas como temperatura, presión, flujo y nivel. La información que proporcionan se utiliza para controlar el proceso.
  • Actuadores: Estos dispositivos se utilizan para controlar el proceso físico. Los actuadores pueden ser motores eléctricos, válvulas hidráulicas o neumáticas, entre otros.
  • Software de simulación y modelado: Estas herramientas se utilizan para diseñar y simular sistemas de control antes de implementarlos en la práctica. Esto permite identificar posibles problemas y optimizar el diseño antes de la implementación.

Además de estas herramientas, la Ingeniería de Control también utiliza técnicas matemáticas avanzadas como el cálculo de sistemas dinámicos y el análisis de señales, entre otros. Estas técnicas se utilizan para diseñar sistemas de control más precisos y eficientes.

Conclusión

A lo largo de su historia, ha evolucionado significativamente gracias a la aparición de nuevas tecnologías y herramientas. Hoy en día, la Ingeniería de Control se utiliza en una amplia variedad de aplicaciones, desde la industria manufacturera hasta la robótica y la automatización de edificios.

Teorías en la Ingeniería de Control

La Ingeniería de Control es una rama de la ingeniería que se enfoca en el diseño, análisis y aplicación de sistemas de control en diferentes procesos. Esta disciplina ha evolucionado a lo largo de la historia y ha dado lugar a diversas teorías que han permitido mejorar los sistemas de control en diferentes ámbitos.

Teoría de Control Clásico

La teoría de control clásico se basa en la utilización de técnicas matemáticas para diseñar sistemas de control. Esta teoría se divide en dos ramas principales:

  • Control de lazo abierto: en el cual la salida del sistema no se utiliza para ajustar la entrada.
  • Control de lazo cerrado: en el cual la salida del sistema se utiliza para ajustar la entrada.
Te interesará:  Descarga de un condensador (fórmula y gráficos)

Un ejemplo de aplicación de la teoría de control clásico es el control de temperatura en una habitación. En este caso, el termostato actúa como el controlador y el sistema (la habitación) es el proceso a controlar.

Teoría de Control Moderno

La teoría de control moderno se enfoca en el análisis matemático de sistemas de control utilizando técnicas más avanzadas que la teoría de control clásico. Esta teoría se divide en dos ramas principales:

  • Control óptimo: en el cual se busca minimizar una función objetivo utilizando técnicas de optimización.
  • Control adaptativo: en el cual el controlador se ajusta automáticamente para adaptarse a cambios en el proceso a controlar.

Un ejemplo de aplicación de la teoría de control moderno es el control de vuelo en un avión. En este caso, el sistema de control debe ser capaz de adaptarse a diferentes condiciones de vuelo y ajustarse automáticamente para mantener la estabilidad del avión.

Teoría de Control No Lineal

La teoría de control no lineal se enfoca en el análisis de sistemas de control que no pueden ser modelados con ecuaciones lineales. Esta teoría utiliza técnicas matemáticas avanzadas como la teoría del caos y la geometría diferencial.

Un ejemplo de aplicación de la teoría de control no lineal es el control de un robot que se mueve en un terreno irregular. En este caso, el sistema de control debe ser capaz de adaptarse a las diferentes condiciones del terreno y mantener al robot estable.

Teoría de Control Óptimo Estocástico

La teoría de control óptimo estocástico se enfoca en el análisis de sistemas de control que están sujetos a incertidumbres y variaciones aleatorias. Esta teoría utiliza técnicas matemáticas avanzadas como la teoría de la probabilidad y la estadística.

Un ejemplo de aplicación de la teoría de control óptimo estocástico es el control de un sistema de tráfico de vehículos. En este caso, el sistema de control debe ser capaz de adaptarse a las diferentes condiciones del tráfico y ajustar la señalización para minimizar los tiempos de espera.

Modelamiento y Simulación en la Ingeniería de Control

La Ingeniería de Control es una disciplina que se encarga de diseñar, implementar y mantener sistemas de control automáticos para mejorar el funcionamiento de sistemas complejos. Esta rama de la ingeniería tiene una historia que se remonta a la Revolución Industrial, donde se empezaron a utilizar sistemas de control para mejorar la eficiencia de las máquinas.

Qué es la Ingeniería de Control

La Ingeniería de Control es una disciplina que combina conocimientos de matemáticas, física, electrónica y computación para desarrollar sistemas de control que permitan mejorar el funcionamiento de procesos y sistemas complejos. El objetivo principal de la Ingeniería de Control es diseñar sistemas que puedan controlar de forma automática los procesos, lo que permite aumentar la eficiencia, reducir los errores y mejorar la calidad de los productos.

Historia de la Ingeniería de Control

La historia de la Ingeniería de Control se remonta a la Revolución Industrial, cuando se empezaron a utilizar sistemas de control para mejorar la eficiencia de las máquinas. A lo largo del tiempo, la Ingeniería de Control ha evolucionado y se ha adaptado a las necesidades de la industria, lo que ha permitido el desarrollo de sistemas de control cada vez más complejos y sofisticados.

Modelamiento y Simulación en la Ingeniería de Control

Uno de los aspectos más importantes de la Ingeniería de Control es el modelamiento y la simulación de sistemas. El modelamiento es un proceso mediante el cual se crea un modelo matemático de un sistema, que permite entender su comportamiento y predecir su respuesta ante diferentes situaciones. La simulación es una técnica que permite probar el modelo matemático en un entorno virtual antes de aplicarlo en la realidad.

El modelamiento y la simulación son herramientas fundamentales en la Ingeniería de Control, ya que permiten diseñar y probar sistemas de control de forma eficiente y segura. Por ejemplo, si se quiere diseñar un sistema de control para un robot, se puede crear un modelo matemático del robot y simular su comportamiento en diferentes situaciones para evaluar la eficacia del sistema de control.

El modelamiento y la simulación son herramientas esenciales en la Ingeniería de Control, ya que permiten diseñar y probar sistemas de control de forma segura y eficiente.

Modelamiento y Simulación en la Ingeniería de Control

La Ingeniería de Control es una disciplina que se encarga de diseñar, implementar y mantener sistemas de control automáticos para mejorar el funcionamiento de sistemas complejos. Esta rama de la ingeniería tiene una historia que se remonta a la Revolución Industrial, donde se empezaron a utilizar sistemas de control para mejorar la eficiencia de las máquinas.

Qué es la Ingeniería de Control

La Ingeniería de Control es una disciplina que combina conocimientos de matemáticas, física, electrónica y computación para desarrollar sistemas de control que permitan mejorar el funcionamiento de procesos y sistemas complejos. El objetivo principal de la Ingeniería de Control es diseñar sistemas que puedan controlar de forma automática los procesos, lo que permite aumentar la eficiencia, reducir los errores y mejorar la calidad de los productos.

Historia de la Ingeniería de Control

La historia de la Ingeniería de Control se remonta a la Revolución Industrial, cuando se empezaron a utilizar sistemas de control para mejorar la eficiencia de las máquinas. A lo largo del tiempo, la Ingeniería de Control ha evolucionado y se ha adaptado a las necesidades de la industria, lo que ha permitido el desarrollo de sistemas de control cada vez más complejos y sofisticados.

Modelamiento y Simulación en la Ingeniería de Control

Uno de los aspectos más importantes de la Ingeniería de Control es el modelamiento y la simulación de sistemas. El modelamiento es un proceso mediante el cual se crea un modelo matemático de un sistema, que permite entender su comportamiento y predecir su respuesta ante diferentes situaciones. La simulación es una técnica que permite probar el modelo matemático en un entorno virtual antes de aplicarlo en la realidad.

El modelamiento y la simulación son herramientas fundamentales en la Ingeniería de Control, ya que permiten diseñar y probar sistemas de control de forma eficiente y segura. Por ejemplo, si se quiere diseñar un sistema de control para un robot, se puede crear un modelo matemático del robot y simular su comportamiento en diferentes situaciones para evaluar la eficacia del sistema de control.

El modelamiento y la simulación son herramientas esenciales en la Ingeniería de Control, ya que permiten diseñar y probar sistemas de control de forma segura y eficiente.

Aplicaciones de la Ingeniería de Control en el campo de la Robótica

La Ingeniería de Control es una rama de la ingeniería que se encarga del diseño, análisis y optimización de sistemas dinámicos. Los sistemas dinámicos son aquellos que cambian con el tiempo y están presentes en muchas áreas de la vida, desde la industria hasta la biología y la economía.

Historia de la Ingeniería de Control

La historia de la Ingeniería de Control se remonta al siglo XVIII, cuando James Watt inventó el regulador centrífugo para controlar la velocidad de las máquinas de vapor. Desde entonces, la Ingeniería de Control ha evolucionado y se ha expandido a diferentes áreas, como la automatización industrial, la robótica y la aeronáutica.

Te interesará:  Ecuación de corriente de diodo

Aplicaciones de la Ingeniería de Control en la Robótica

La robótica es una de las áreas donde la Ingeniería de Control ha tenido un gran impacto. Los robots son sistemas dinámicos complejos que requieren un control preciso para funcionar correctamente. Algunas de las aplicaciones de la Ingeniería de Control en la robótica son:

  • Control de posición y movimiento: Los robots necesitan moverse y posicionarse en diferentes lugares para realizar sus tareas. La Ingeniería de Control se encarga de diseñar algoritmos de control que permiten controlar la posición y el movimiento de los robots de manera precisa.
  • Control de fuerza y torque: Algunas tareas realizadas por los robots requieren controlar la fuerza y el torque que se aplican. La Ingeniería de Control diseña algoritmos que permiten controlar la fuerza y el torque de los robots para realizar tareas como ensamblaje, soldadura o manipulación de objetos delicados.
  • Control de trayectoria: Para realizar tareas complejas, los robots necesitan seguir una trayectoria específica en el espacio. La Ingeniería de Control se encarga del diseño de algoritmos de control que permiten controlar la trayectoria de los robots de manera precisa.
  • Control de estabilidad: Los robots pueden ser inestables debido a su diseño o a las tareas que realizan. La Ingeniería de Control se encarga de diseñar algoritmos de control que permiten mantener la estabilidad de los robots.

Desde el control de posición y movimiento hasta el control de estabilidad, la Ingeniería de Control ha permitido el desarrollo de robots cada vez más complejos y sofisticados.

Diseño de Sistemas de Control en la Ingeniería de Control

La ingeniería de control es una disciplina que se encarga de diseñar sistemas de control para regular el comportamiento de sistemas complejos. Desde la revolución industrial, la automatización ha sido un objetivo importante en la industria, y la ingeniería de control ha sido clave para lograrlo. A continuación, profundizaremos en el diseño de sistemas de control en la ingeniería de control.

¿Qué es el diseño de sistemas de control?

El diseño de sistemas de control es el proceso de crear un conjunto de elementos que regulan el comportamiento de un sistema. Un sistema de control se compone de un controlador, un proceso y un sensor de retroalimentación. El controlador es el encargado de tomar decisiones en función de la información que recibe del sensor de retroalimentación y enviar señales al proceso para que este se ajuste.

El objetivo del diseño de sistemas de control es lograr que el sistema tenga un comportamiento deseado. Para ello, se deben identificar las variables que se quieren controlar y diseñar un controlador que sea capaz de regularlas de manera efectiva.

Etapas del diseño de sistemas de control

El diseño de sistemas de control se divide en varias etapas:

  • Identificación del sistema: se debe entender el comportamiento del sistema para poder diseñar un controlador adecuado.
  • Especificación de los requisitos de control: se deben establecer los objetivos del sistema y las variables que se quieren controlar.
  • Diseño del controlador: se deben elegir los elementos adecuados para el controlador, como el algoritmo de control y la función de transferencia.
  • Simulación: se debe simular el comportamiento del sistema con el controlador diseñado para comprobar que cumple con los requisitos establecidos.
  • Implementación: se debe implementar el controlador en el sistema real y ajustarlo para lograr el comportamiento deseado.

Ejemplo de diseño de sistemas de control

Un ejemplo de diseño de sistemas de control es el control de la temperatura en un horno. En este caso, el proceso es el horno, el sensor de retroalimentación es un termómetro y el controlador es un termostato. El objetivo del sistema es mantener la temperatura del horno en un valor constante.

Para diseñar el controlador, se deben seguir las etapas mencionadas anteriormente. En la identificación del sistema, se debe entender cómo el horno responde a los cambios de temperatura y cómo afecta la entrada de energía. En la especificación de los requisitos de control, se debe establecer la temperatura deseada y la tolerancia permitida. En el diseño del controlador, se debe elegir un algoritmo de control que pueda regular la entrada de energía al horno en función de la temperatura medida por el termómetro. En la simulación, se debe comprobar que el sistema cumple con los requisitos establecidos. Finalmente, en la implementación, se debe instalar el termostato en el horno y ajustarlo para lograr el comportamiento deseado.

Conclusión

Para lograr un comportamiento deseado en un sistema, se deben seguir varias etapas, desde la identificación del sistema hasta la implementación del controlador. Con un buen diseño de sistemas de control, se puede lograr una automatización eficiente y segura en la industria y en otros campos de la ingeniería.

En conclusión, la ingeniería de control ha evolucionado significativamente a lo largo de la historia, desde los sistemas de control primitivos hasta los sofisticados sistemas automatizados de la actualidad. La disciplina ha revolucionado la forma en que interactuamos con la tecnología y ha mejorado la eficiencia y la seguridad en numerosas industrias. La ingeniería de control es una ciencia en constante evolución, y su impacto en la sociedad seguirá siendo cada vez más relevante en el futuro.

En resumen, la ingeniería de control es una disciplina que se centra en diseñar y mejorar sistemas automatizados para controlar el comportamiento de los procesos. Esta disciplina se ha desarrollado a lo largo de los años, desde las primeras aplicaciones manuales de la regulación de la temperatura hasta la actualidad, donde los sistemas de control automatizados son cruciales en la mayoría de las industrias.

La ingeniería de control ha permitido una mayor eficiencia en la producción, una mejora en la calidad de los productos y una reducción en los costos de producción. Además, ha permitido la automatización de procesos peligrosos o imposibles de realizar manualmente.

En resumen, la ingeniería de control es una disciplina en constante evolución que ha permitido avances significativos en la industria y en la vida cotidiana.

JORGE CABRERA BERRÍOS Administrator
Ingeniero Electrónico por la UNI, con maestría y doctorado por la University of Electro-Communications (Japón).

Deja un comentario

La conversión de números de binario a hexadecimal y viceversa es un proceso fundamental en la electrónica y la informática.…