Tablero de distribución cerrado de metal

Se el primero en calificar

Ultima edición el 21 septiembre, 2023

El tablero de distribución cerrado de metal es un elemento fundamental en cualquier instalación eléctrica. Se trata de una caja metálica que contiene los dispositivos de protección, control y distribución de la energía eléctrica en un edificio, vivienda o industria. Estos tableros son diseñados y construidos de acuerdo a las normas técnicas y de seguridad vigentes, garantizando así una operación segura y confiable.

El propósito principal del tablero de distribución es proteger los circuitos eléctricos y los equipos conectados a ellos, de sobrecargas, cortocircuitos y otros eventos que puedan dañarlos. Además, permite la distribución de la energía eléctrica hacia los diferentes puntos de consumo de manera segura y eficiente.

Los tableros de distribución cerrados de metal ofrecen una mayor protección y seguridad que los tableros abiertos, ya que evitan el contacto accidental con las partes eléctricas y protegen los equipos de posibles daños provocados por factores externos como polvo, humedad, calor, entre otros.

Tipo de materiales

Materiales para tablero de distribución cerrado de metal

El tablero de distribución cerrado de metal es un componente esencial en la distribución de energía eléctrica en edificios y otros lugares donde se requiere un sistema eléctrico seguro y eficiente. Este tipo de tablero se compone de varios materiales que lo hacen resistente, duradero y seguro.

1. Metal

El metal es uno de los principales materiales utilizados en la fabricación de tableros de distribución cerrados. Este material es resistente a la corrosión, tiene una alta capacidad de carga y es fácil de trabajar. El metal más comúnmente utilizado en estos tableros es el acero laminado en frío o el acero inoxidable.

2. Aislantes

Los aislantes son materiales que se utilizan para proteger los componentes eléctricos y evitar accidentes. En los tableros de distribución cerrados de metal, se utilizan aislantes para evitar cortocircuitos y para proteger a las personas de descargas eléctricas. Algunos materiales aislantes comunes utilizados en estos tableros son:

– Resina epoxi: esta resina es resistente a la humedad, a los productos químicos y a la corrosión. Es un material muy utilizado en la industria eléctrica debido a su alta capacidad de aislamiento.

– PVC: el cloruro de polivinilo es un material plástico que se utiliza para cubrir los cables eléctricos y para fabricar componentes aislantes. Es un material económico y fácil de trabajar.

3. Componentes eléctricos

Los tableros de distribución cerrados de metal contienen una serie de componentes eléctricos que permiten la distribución de energía eléctrica de manera segura y eficiente. Algunos de estos componentes son:

– Interruptores: los interruptores permiten encender y apagar la energía eléctrica en los circuitos. Estos componentes deben ser seguros y duraderos.

– Fusibles: los fusibles son elementos de seguridad que se utilizan para proteger el sistema eléctrico de sobrecargas y cortocircuitos.

– Transformadores: los transformadores se utilizan para cambiar la tensión de la energía eléctrica y permitir su distribución a diferentes lugares.

– Conectores: los conectores se utilizan para unir los cables eléctricos y garantizar un flujo de energía eficiente y seguro.

Entre los materiales más comunes se encuentran el metal, los aislantes y los componentes eléctricos. Estos componentes deben ser de alta calidad para garantizar su correcto funcionamiento y la seguridad de las personas que los utilizan.

Componentes

El tablero de distribución cerrado de metal es un elemento clave en cualquier instalación eléctrica, ya que es el lugar donde se concentran los circuitos y se distribuye la energía eléctrica a los diferentes puntos de consumo. Este tablero está compuesto por diferentes componentes que aseguran un correcto funcionamiento del sistema eléctrico.

Disyuntor principal

Este componente es el encargado de proteger la instalación eléctrica de sobrecargas y cortocircuitos. El disyuntor principal se encuentra en la parte superior del tablero y es el primero en recibir la energía eléctrica. Si se produce una sobrecarga o cortocircuito, el disyuntor principal se encarga de cortar el suministro eléctrico para evitar daños en la instalación.

Barras colectoras

Las barras colectoras son elementos conductores que se encuentran en el interior del tablero y que permiten la distribución de la energía eléctrica a los diferentes circuitos. Estas barras están compuestas por materiales altamente conductores, como el cobre o el aluminio, y se encuentran conectadas al disyuntor principal.

Interruptores automáticos

Los interruptores automáticos son los encargados de proteger cada uno de los circuitos que se encuentran conectados a las barras colectoras. Estos interruptores actúan de forma independiente, por lo que en caso de producirse una sobrecarga o cortocircuito en uno de los circuitos, solo se cortará el suministro eléctrico de ese circuito en particular.

Transformador de corriente

Este componente se utiliza para medir la intensidad de corriente que circula por los circuitos. El transformador de corriente se conecta a cada uno de los circuitos y transforma la corriente eléctrica en una señal que se puede medir con un amperímetro.

Seccionadores

Los seccionadores son elementos que se utilizan para desconectar los circuitos de forma segura. Estos componentes se encuentran en la parte inferior del tablero y permiten aislar cada uno de los circuitos, facilitando así el mantenimiento y reparación de la instalación eléctrica.

Te interesará:  Aparamenta de alto voltaje

Desde el disyuntor principal hasta los seccionadores, cada uno de estos elementos es esencial para garantizar la seguridad y eficiencia del sistema eléctrico.

Características

El Tablero de distribución cerrado de metal es un equipo eléctrico utilizado en la distribución de energía eléctrica en instalaciones industriales y comerciales. Está compuesto por varios componentes que le permiten realizar sus funciones de manera eficiente y segura.

Características principales del Tablero de distribución cerrado de metal:

  • Protección: El tablero cuenta con una carcasa de metal que lo protege de factores externos como la humedad, el polvo y los impactos mecánicos. Además, tiene dispositivos de protección como fusibles y disyuntores que evitan cortocircuitos y sobrecargas.
  • Organización: El tablero está diseñado para organizar los circuitos eléctricos de manera ordenada y segura, lo que permite una fácil identificación y mantenimiento de los mismos.
  • Flexibilidad: El tablero puede adaptarse a diferentes necesidades y requerimientos de los usuarios, ya que se pueden agregar o quitar componentes según sea necesario.
  • Capacidad: El tablero tiene la capacidad de distribuir energía eléctrica a varios circuitos, lo que permite alimentar diferentes equipos y maquinarias al mismo tiempo.
  • Seguridad: El tablero cuenta con dispositivos de seguridad que protegen a las personas de posibles accidentes eléctricos. Además, su carcasa de metal evita el acceso no autorizado a los componentes internos.
  • Durabilidad: El tablero de distribución cerrado de metal está construido con materiales resistentes y duraderos, lo que garantiza su funcionamiento a largo plazo.

Aplicaciones

El Tablero de distribución cerrado de metal tiene una amplia variedad de aplicaciones en el ámbito eléctrico y de la construcción. A continuación, se detallan algunas de las más importantes:

1. Distribución eléctrica:

Este tipo de tablero se utiliza para distribuir la energía eléctrica a través de una instalación. Gracias a su capacidad de alojar diferentes componentes, como interruptores, fusibles, contactores y medidores, permite controlar y proteger el suministro eléctrico de una forma segura y eficiente.

2. Edificios residenciales y comerciales:

Los tableros de distribución cerrados de metal se utilizan en edificios residenciales y comerciales para controlar y distribuir la energía eléctrica a diferentes áreas del edificio. Se pueden encontrar en lugares como almacenes, oficinas, centros comerciales, hospitales y escuelas.

3. Industria:

En la industria, estos tableros se utilizan en plantas de producción para controlar y distribuir la energía eléctrica a diferentes áreas de la fábrica. Son ideales para su uso en entornos de alta tensión debido a su capacidad de soportar altas cargas eléctricas.

4. Sistemas de automatización:

Los tableros de distribución cerrados de metal también se utilizan en sistemas de automatización para controlar y distribuir la energía eléctrica a diferentes máquinas y dispositivos. Estos sistemas se utilizan comúnmente en fábricas y plantas de producción para mejorar la eficiencia y la productividad.

5. Energías renovables:

Los tableros de distribución cerrados de metal también se utilizan en sistemas de energía renovable, como paneles solares y turbinas eólicas. Permiten distribuir y controlar la energía eléctrica generada por estas fuentes para su uso en hogares y edificios.

Ventajas

Ventajas del Tablero de distribución cerrado de metal

El Tablero de distribución cerrado de metal es una alternativa segura y eficiente para la distribución de energía eléctrica en edificios y residencias. A continuación, se presentan las principales ventajas de este tipo de tablero:

1. Mayor seguridad

La principal ventaja del Tablero de distribución cerrado de metal es su alta seguridad. Al estar cerrado, evita que cualquier persona pueda acceder a los componentes eléctricos y así minimiza el riesgo de accidentes eléctricos.

2. Protección contra el polvo y la humedad

Otra ventaja importante es que el tablero cerrado de metal brinda protección contra el polvo y la humedad, lo que prolonga la vida útil de los componentes eléctricos y reduce la necesidad de mantenimiento.

3. Ahorro de espacio

Al ser compacto y estar cerrado, el Tablero de distribución cerrado de metal ocupa menos espacio que otros tipos de tableros de distribución, lo que es especialmente útil en edificios y residencias con limitaciones de espacio.

4. Fácil instalación

El Tablero de distribución cerrado de metal es fácil de instalar y requiere menos tiempo y mano de obra que otros tipos de tableros. Además, su diseño modular permite una fácil ampliación o modificación en el futuro.

5. Diseño estético

Por último, el Tablero de distribución cerrado de metal tiene un diseño estético y moderno que se adapta a cualquier tipo de ambiente, lo que lo convierte en una solución ideal para edificios y residencias que buscan una apariencia elegante y sofisticada.

Sus ventajas en términos de seguridad, protección, ahorro de espacio, fácil instalación y diseño estético lo convierten en una opción cada vez más popular en el mercado.

Desventajas

El tablero de distribución cerrado de metal es una excelente opción para garantizar la seguridad eléctrica en cualquier tipo de instalación eléctrica, pero como todo producto, también posee algunas desventajas que es importante tener en cuenta:

1. Precio elevado

Una de las principales desventajas del tablero de distribución cerrado de metal es su precio. Este tipo de tablero suele ser más costoso que otros tipos de tableros de distribución eléctrica, lo que puede representar una barrera para su adquisición en algunos casos.

2. Dificultad para la instalación y mantenimiento

El tablero de distribución cerrado de metal puede ser más difícil de instalar y mantener que otros tipos de tableros de distribución eléctrica. Debido a su diseño cerrado, puede requerir más tiempo y esfuerzo para realizar tareas de mantenimiento y reparación.

3. Limitaciones en la personalización

El tablero de distribución cerrado de metal generalmente tiene menos opciones de personalización en comparación con otros tipos de tableros de distribución eléctrica. Esto puede limitar la capacidad de adaptar el tablero a necesidades específicas.

4. Peso y tamaño

El tablero de distribución cerrado de metal suele ser más pesado y grande que otros tipos de tableros de distribución eléctrica. Esto puede dificultar su transporte e instalación en ciertos casos.

5. Dificultades para la expansión

El tablero de distribución cerrado de metal puede presentar dificultades para su expansión en caso de ser necesario. Debido a su diseño cerrado y la limitación en opciones de personalización, puede ser complicado agregar nuevos componentes o hacer cambios en el futuro.

Te interesará:  Conductores eléctricos trenzados

Tipos de conectores

Los conectores son elementos fundamentales en cualquier instalación eléctrica, ya que permiten unir diferentes componentes y llevar la corriente de un punto a otro. En el caso de un tablero de distribución cerrado de metal, los conectores tienen una función aún más importante, ya que aseguran la correcta conexión de los circuitos y evitan posibles cortocircuitos.

Conectores de tornillo

Los conectores de tornillo son los más comunes y se utilizan en una gran variedad de aplicaciones. Consisten en un tornillo que se aprieta sobre el cable para asegurar su conexión con otro componente. Son fáciles de instalar y permiten una conexión sólida y segura.

Conectores de pinza

Los conectores de pinza son una alternativa a los conectores de tornillo. En lugar de apretar un tornillo, se utiliza una pinza que sujeta el cable con fuerza. Son especialmente útiles en situaciones en las que el espacio es limitado o cuando se necesitan conexiones temporales.

Conectores de compresión

Los conectores de compresión son una opción más profesional y se utilizan en instalaciones más grandes y complejas. Consisten en un conector de metal que se aprieta sobre el cable con una herramienta especial. Aseguran una conexión firme y duradera y son especialmente útiles en instalaciones expuestas a vibraciones o movimientos.

Conectores de resorte

Los conectores de resorte son una opción más moderna y avanzada. Se utilizan en instalaciones en las que se requiere una alta capacidad de conexión y desconexión, como en sistemas de automatización o en equipos de control. Consisten en un resorte que se comprime para permitir la conexión del cable y se expande para asegurar su sujeción.

Conectores aislados

Los conectores aislados son una opción especialmente útil en instalaciones en las que se requiere una alta seguridad. Consisten en un conector que se aprieta sobre el cable y que está recubierto de un material aislante, como plástico o goma. Esto evita posibles cortocircuitos y reduce el riesgo de electrocución.

Los conectores de tornillo son los más comunes y fáciles de instalar, mientras que los conectores de compresión y de resorte son más profesionales y se utilizan en instalaciones más grandes y complejas. Los conectores aislados son especialmente útiles en instalaciones en las que se requiere una alta seguridad.

Tipos de conectores

Los conectores son elementos fundamentales en cualquier instalación eléctrica, ya que permiten unir diferentes componentes y llevar la corriente de un punto a otro. En el caso de un tablero de distribución cerrado de metal, los conectores tienen una función aún más importante, ya que aseguran la correcta conexión de los circuitos y evitan posibles cortocircuitos.

Conectores de tornillo

Los conectores de tornillo son los más comunes y se utilizan en una gran variedad de aplicaciones. Consisten en un tornillo que se aprieta sobre el cable para asegurar su conexión con otro componente. Son fáciles de instalar y permiten una conexión sólida y segura.

Conectores de pinza

Los conectores de pinza son una alternativa a los conectores de tornillo. En lugar de apretar un tornillo, se utiliza una pinza que sujeta el cable con fuerza. Son especialmente útiles en situaciones en las que el espacio es limitado o cuando se necesitan conexiones temporales.

Conectores de compresión

Los conectores de compresión son una opción más profesional y se utilizan en instalaciones más grandes y complejas. Consisten en un conector de metal que se aprieta sobre el cable con una herramienta especial. Aseguran una conexión firme y duradera y son especialmente útiles en instalaciones expuestas a vibraciones o movimientos.

Conectores de resorte

Los conectores de resorte son una opción más moderna y avanzada. Se utilizan en instalaciones en las que se requiere una alta capacidad de conexión y desconexión, como en sistemas de automatización o en equipos de control. Consisten en un resorte que se comprime para permitir la conexión del cable y se expande para asegurar su sujeción.

Conectores aislados

Los conectores aislados son una opción especialmente útil en instalaciones en las que se requiere una alta seguridad. Consisten en un conector que se aprieta sobre el cable y que está recubierto de un material aislante, como plástico o goma. Esto evita posibles cortocircuitos y reduce el riesgo de electrocución.

Los conectores de tornillo son los más comunes y fáciles de instalar, mientras que los conectores de compresión y de resorte son más profesionales y se utilizan en instalaciones más grandes y complejas. Los conectores aislados son especialmente útiles en instalaciones en las que se requiere una alta seguridad.

Normativa de seguridad

La normativa de seguridad es un conjunto de medidas y regulaciones que se establecen con el objetivo de proteger a las personas y al medio ambiente de posibles riesgos y peligros. En el caso de los tableros de distribución cerrados de metal, existen diversas normas que deben cumplirse para garantizar su correcto funcionamiento y evitar accidentes.

Normativas aplicables a los tableros de distribución cerrados de metal:

  • NOM-001-SEDE: Esta norma establece las instalaciones eléctricas en inmuebles, para asegurar su correcto funcionamiento y evitar riesgos. En ella se incluyen las especificaciones que deben cumplir los tableros de distribución cerrados de metal, como por ejemplo, que deben ser de material resistente y contar con aislamiento eléctrico adecuado.
  • NOM-003-SEDE: Esta norma establece los requisitos de seguridad para instalaciones eléctricas en lugares con riesgo de explosión. En ella se especifica que los tableros de distribución cerrados de metal deben contar con un sistema de ventilación adecuado y estar diseñados para soportar la presión generada por una posible explosión.
  • NOM-029-STPS: Esta norma establece las medidas de seguridad e higiene en los centros de trabajo. En ella se incluyen los requisitos que deben cumplir los tableros de distribución cerrados de metal, como por ejemplo, estar ubicados en zonas de fácil acceso y contar con señalización adecuada.

Es importante destacar que además de estas normas, existen otras regulaciones y recomendaciones que deben tenerse en cuenta al momento de instalar y mantener un tablero de distribución cerrado de metal, como por ejemplo:

  • Contar con personal capacitado y autorizado para realizar las instalaciones y mantenimientos.
  • Realizar pruebas y revisiones periódicas para asegurar el correcto funcionamiento del tablero.
  • Utilizar herramientas y equipos adecuados para realizar las operaciones en el tablero.
  • Contar con medidas de protección personal para evitar accidentes, como guantes, cascos y calzado de seguridad.
Te interesará:  Cambiador de tomas con carga y sin carga de transformador | OLTC y NLTC

Es importante conocer las regulaciones aplicables y contar con personal capacitado y herramientas adecuadas para realizar las operaciones necesarias.

Tecnologías asociadas

El tablero de distribución cerrado de metal es un componente clave en los sistemas eléctricos de cualquier edificio o instalación. Este tablero es responsable de distribuir la energía eléctrica desde la fuente principal a diferentes puntos del edificio de manera segura y controlada. Para garantizar su correcto funcionamiento, es necesario utilizar tecnologías asociadas que permitan su monitoreo y protección.

Sistemas de monitoreo

Los sistemas de monitoreo son esenciales para garantizar la seguridad y la eficiencia del tablero de distribución cerrado de metal. Estos sistemas permiten detectar cualquier anomalía en el sistema eléctrico, lo que puede ser crucial para evitar cortocircuitos y otros problemas que podrían poner en peligro la integridad del edificio y de las personas que se encuentran dentro.

  • Los sistemas de monitoreo pueden incluir sensores que midan la temperatura y la corriente eléctrica en diferentes partes del tablero.
  • Estos sistemas también pueden incluir alarmas sonoras o visuales que alerten a los operadores en caso de que se detecte una anomalía.
  • Algunos sistemas de monitoreo pueden incluso enviar alertas a través de correo electrónico o mensajes de texto para que los operadores puedan tomar medidas inmediatas.

Sistemas de protección

Los sistemas de protección son igualmente importantes para garantizar la seguridad del tablero de distribución cerrado de metal. Estos sistemas protegen el tablero contra sobrecargas, cortocircuitos y otros problemas eléctricos que podrían dañar el equipo o causar un incendio.

  • Los sistemas de protección pueden incluir interruptores automáticos que se activan cuando detectan una sobrecarga o un cortocircuito.
  • Algunos sistemas de protección también pueden incluir fusibles que se queman cuando la corriente eléctrica es demasiado alta.
  • Además, algunos tableros de distribución cerrados de metal pueden incluir dispositivos de desconexión rápida que permiten a los operadores desconectar la energía eléctrica en caso de emergencia.

Sistemas de automatización

Los sistemas de automatización pueden mejorar la eficiencia y la seguridad del tablero de distribución cerrado de metal. Estos sistemas permiten a los operadores controlar y monitorear el tablero de manera remota, lo que puede ser especialmente útil en casos de emergencia.

  • Los sistemas de automatización pueden incluir software que permita a los operadores supervisar el tablero desde una computadora o un dispositivo móvil.
  • Algunos sistemas de automatización también pueden incluir sensores que detectan la presencia de humo o de otros gases tóxicos en el edificio.
  • Estos sistemas pueden activar automáticamente los sistemas de ventilación o de extinción de incendios en caso de emergencia.

Estas tecnologías son esenciales para garantizar la seguridad y la eficiencia del sistema eléctrico de cualquier edificio o instalación.

Tipos de tableros

Los tableros eléctricos son elementos fundamentales en cualquier instalación eléctrica, ya que permiten distribuir la energía eléctrica de manera controlada y segura. Existen diferentes tipos de tableros eléctricos, cada uno con características específicas que los hacen adecuados para diferentes aplicaciones.

Tablero de distribución cerrado de metal

El tablero de distribución cerrado de metal es uno de los tipos más comunes de tableros eléctricos. Está fabricado con un armazón de metal, generalmente de acero, que puede ser lacado o galvanizado. Este tipo de tablero se utiliza en instalaciones eléctricas de baja tensión para distribuir la energía eléctrica a diferentes circuitos.

Los tableros de distribución cerrados de metal se caracterizan por:

  • Ser robustos y resistentes a impactos y vibraciones.
  • Ser impermeables y proteger la instalación eléctrica de la humedad y el polvo.
  • Tener puertas con cerraduras para evitar accesos no autorizados.
  • Permitir la instalación de diferentes elementos como interruptores, magnetotérmicos, diferenciales, etc.

Un ejemplo de aplicación de un tablero de distribución cerrado de metal es en una vivienda, donde se utiliza para distribuir la energía eléctrica a las diferentes áreas de la casa. En este caso, el tablero estaría ubicado en el cuarto de contadores o en un armario empotrado.

En conclusión, el tablero de distribución cerrado de metal es una herramienta esencial en todo tipo de instalaciones eléctricas, desde viviendas hasta grandes edificios y fábricas. Su diseño resistente y seguro lo convierte en una opción confiable para proteger los circuitos eléctricos y evitar riesgos de incendios o cortocircuitos. Además, su capacidad para personalizarlo según las necesidades del usuario, lo convierte en una solución versátil y adaptable a cualquier situación. En definitiva, invertir en un tablero de distribución cerrado de metal es una opción segura y efectiva para garantizar el correcto funcionamiento de cualquier instalación eléctrica.

En resumen, el tablero de distribución cerrado de metal es una solución eficiente y segura para la distribución de energía eléctrica en edificios y establecimientos comerciales. Su diseño cerrado y resistente a la intemperie lo hace ideal para su uso en ambientes industriales y exteriores. Además, cuenta con dispositivos de protección y maniobra que garantizan la seguridad de las personas y los equipos eléctricos. En definitiva, es una inversión inteligente para garantizar un suministro eléctrico confiable y seguro.

JORGE CABRERA BERRÍOS Administrator
Ingeniero Electrónico por la UNI, con maestría y doctorado por la University of Electro-Communications (Japón).

Deja un comentario

El Efecto Ferranti es un fenómeno que se produce en las líneas de transmisión eléctrica de alta tensión, y que…