Sistema de protección contra incendios de centrales eléctricas

Se el primero en calificar

El sistema de protección contra incendios de las centrales eléctricas es una pieza fundamental en la seguridad de estas instalaciones. Las centrales eléctricas son grandes infraestructuras que generan y distribuyen energía eléctrica, por lo que cualquier incidente que afecte a su funcionamiento puede tener graves consecuencias. Por esta razón, es fundamental contar con un sistema de protección contra incendios que sea capaz de detectar y controlar cualquier fuego que pueda surgir en estas instalaciones.

En este sentido, el sistema de protección contra incendios de las centrales eléctricas debe ser capaz de responder de manera rápida y eficiente ante cualquier emergencia. Para ello, se utilizan diversos sistemas, como los detectores de humo y de temperatura, los sistemas de extinción de incendios mediante agua, espuma o gas, y los sistemas de ventilación y extracción de humos.

En las siguientes secciones, profundizaremos en los diferentes elementos que conforman estos sistemas y en su funcionamiento.

Indice de contenidos

Categorización de riesgo.

La categorización de riesgo es un proceso fundamental para la implementación de un sistema de protección contra incendios en una central eléctrica. A continuación, veremos en detalle en qué consiste este proceso:

Definición

La categorización de riesgo es una herramienta que permite clasificar los diferentes elementos presentes en una central eléctrica según su grado de peligrosidad en caso de incendio. De esta manera, se pueden establecer medidas de protección específicas para cada uno de ellos.

Tipos de categorías

Existen distintos criterios para categorizar los riesgos en una central eléctrica, pero los más comunes son:

  • Categoría de peligro: se refiere al grado de peligrosidad de un elemento en sí mismo, independientemente de su ubicación en la central eléctrica.
  • Categoría de vulnerabilidad: se refiere a la facilidad con la que un elemento puede ser afectado por un incendio.
  • Categoría de exposición: se refiere a la posibilidad de que un elemento sea alcanzado por el fuego, ya sea por su ubicación o por su proximidad a otros elementos peligrosos.

Proceso de categorización

El proceso de categorización de riesgo consta de los siguientes pasos:

  1. Identificación de elementos: se realiza un inventario de todos los elementos presentes en la central eléctrica que puedan representar un peligro en caso de incendio, tales como equipos eléctricos, materiales inflamables, sistemas de combustión, etc.
  2. Asignación de categorías: para cada uno de los elementos identificados se asigna una categoría de peligro, vulnerabilidad y exposición en función de los criterios establecidos.
  3. Elaboración de medidas de protección: en función de las categorías asignadas, se establecen las medidas de protección necesarias para minimizar los riesgos en caso de incendio.

Ejemplo de categorización

Un ejemplo de categorización de riesgo en una central eléctrica podría ser el siguiente:

  • Elemento: Transformadores eléctricos
  • Categoría de peligro: Alta (debido a la posibilidad de explosión y generación de gases tóxicos)
  • Categoría de vulnerabilidad: Media (debido a que están ubicados en áreas relativamente protegidas)
  • Categoría de exposición: Alta (debido a su proximidad a otros elementos peligrosos como materiales inflamables)
  • Medidas de protección: Instalación de sistemas automáticos de extinción de incendios y protección pasiva mediante barreras cortafuegos.

A través de este proceso se pueden establecer medidas de protección específicas para cada uno de los elementos presentes en la central, minimizando así los riesgos de daños materiales y humanos.

Plan de prevención y evacuación.

Un plan de prevención y evacuación es fundamental para garantizar la seguridad de las personas en caso de incendios en centrales eléctricas. Este plan debe ser elaborado y puesto en práctica por el personal encargado de la seguridad y debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

Prevención

  • Mantenimiento regular: Es importante que se realice un mantenimiento regular de las instalaciones eléctricas y equipos para prevenir posibles fallas que puedan causar un incendio.
  • Formación del personal: El personal debe ser formado en medidas de prevención de incendios y en el manejo de los equipos de protección.
  • Control de materiales inflamables: Es necesario que se tenga un control riguroso de los materiales inflamables y se almacenen de forma segura en lugares adecuados.

Evacuación

  • Señalización: Es importante que se instalen señalizaciones claras y visibles que indiquen las rutas de evacuación.
  • Simulacros de evacuación: Es necesario que se realicen simulacros de evacuación periódicos para que el personal esté preparado en caso de una emergencia real.
  • Puntos de reunión: Se deben establecer puntos de reunión seguros y accesibles para el personal evacuado.

Es importante tener en cuenta que un plan de prevención y evacuación debe ser actualizado regularmente y adaptado a las necesidades y características de cada central eléctrica. En caso de un incendio, lo más importante es garantizar la seguridad de las personas y tomar las medidas necesarias para evitar que el fuego se propague.

La prevención y la preparación son fundamentales para evitar situaciones de emergencia y garantizar la seguridad de todos los trabajadores y visitantes de la central eléctrica.

Equipamiento de seguridad.

El equipamiento de seguridad es esencial en cualquier sistema de protección contra incendios de centrales eléctricas. A continuación, se detallan los elementos más importantes:

Detectores de humo y fuego:

  • Los detectores de humo y fuego son los primeros elementos que alertan de un posible incendio.
  • Estos dispositivos detectan el humo o el calor y activan la alarma correspondiente para avisar a los ocupantes de la central eléctrica.
  • Es importante que los detectores estén ubicados en lugares estratégicos y que sean revisados periódicamente para asegurar su correcto funcionamiento.

Sistemas de extinción de incendios:

  • Los sistemas de extinción de incendios son los encargados de apagar el fuego en caso de que se produzca.
  • Existen diferentes tipos de sistemas de extinción, como los extintores de CO2, los rociadores de agua, los sistemas de espuma, entre otros.
  • Es importante que los sistemas de extinción estén diseñados y ubicados correctamente para asegurar su eficacia en caso de emergencia.
Te interesará:  Puesta a tierra del equipo

Sistemas de ventilación:

  • Los sistemas de ventilación son importantes para mantener el aire fresco y evitar que el humo se acumule en la central eléctrica.
  • En caso de incendio, estos sistemas también ayudan a evacuar el humo y los gases tóxicos.
  • Es importante que los sistemas de ventilación estén diseñados correctamente y sean revisados periódicamente para asegurar su correcto funcionamiento.

Iluminación de emergencia:

  • La iluminación de emergencia es esencial para permitir la evacuación segura de la central eléctrica en caso de incendio.
  • Estas luces se encienden automáticamente en caso de corte de energía eléctrica y permiten a los ocupantes de la central eléctrica moverse de forma segura hacia las salidas de emergencia.
  • Es importante que la iluminación de emergencia esté ubicada de forma adecuada y sea revisada periódicamente para asegurar su correcto funcionamiento.

Los detectores de humo y fuego, los sistemas de extinción de incendios, los sistemas de ventilación y la iluminación de emergencia son elementos clave que deben ser diseñados y ubicados correctamente para asegurar su eficacia en caso de emergencia. Es importante que estos elementos sean revisados periódicamente para asegurar su correcto funcionamiento y la seguridad de los ocupantes de la central eléctrica.

Sistemas de detección de fuego.

Los sistemas de detección de fuego son una parte fundamental del sistema de protección contra incendios de cualquier central eléctrica. Su función es detectar cualquier conato de incendio en el menor tiempo posible, para que se puedan tomar medidas y evitar que el fuego se propague.

Tipo de sistemas de detección de fuego

Existen diferentes tipos de sistemas de detección de fuego, cada uno con sus ventajas e inconvenientes:

  • Sistemas de detección térmica: Detectan el fuego por el aumento de temperatura, lo que significa que son especialmente útiles en zonas en las que se generan calor o en las que se utilizan materiales inflamables.
  • Sistemas de detección de humo: Detectan el fuego por la presencia de humo, lo que significa que son especialmente útiles en zonas en las que el fuego puede propagarse rápidamente, como en los conductos de ventilación.
  • Sistemas de detección de llama: Detectan el fuego por la presencia de llamas, lo que significa que son especialmente útiles en zonas en las que el fuego puede propagarse rápidamente, como en los generadores de combustible.

Componentes de los sistemas de detección de fuego

Los sistemas de detección de fuego se componen de varios elementos:

  • Sensores: Son los encargados de detectar el fuego.
  • Centrales: Reciben la señal de los sensores y activan las medidas de protección contra incendios.
  • Alarmas: Se activan para alertar a las personas de la presencia de fuego.

Importancia de los sistemas de detección de fuego

La importancia de los sistemas de detección de fuego radica en que permiten detectar el fuego en su fase inicial, cuando aún es posible combatirlo con éxito. Además, permiten activar las medidas de protección contra incendios de forma rápida y eficaz, lo que minimiza los daños materiales y personales.

Gracias a ellos, se pueden detectar los conatos de incendio en su fase inicial y tomar las medidas necesarias para evitar que se propaguen.

Sistemas de extinción de incendios.

Los sistemas de extinción de incendios son herramientas esenciales para garantizar la seguridad de las personas y los bienes materiales en caso de emergencia. En el caso específico de las centrales eléctricas, estos sistemas son aún más cruciales debido a la alta carga de energía y la complejidad de las instalaciones.

Tipo de fuegos en centrales eléctricas

Antes de hablar de los sistemas de extinción de incendios, es importante comprender los tipos de fuegos a los que se enfrentan las centrales eléctricas. Los fuegos en este tipo de instalaciones se pueden clasificar en tres categorías:

  • Fuegos de clase A: son los incendios que se producen en materiales sólidos como la madera, el papel o el cartón.
  • Fuegos de clase B: son los incendios que se producen en líquidos inflamables como el petróleo, la gasolina o el aceite.
  • Fuegos de clase C: son los incendios que se producen en equipos eléctricos energizados como transformadores o generadores.

Sistemas de extinción de incendios en centrales eléctricas

Existen varios sistemas de extinción de incendios que se utilizan en las centrales eléctricas. A continuación, se describen los más comunes:

  • Sistemas de rociadores automáticos: son sistemas que consisten en una red de tuberías y rociadores que se activan automáticamente cuando detectan fuego. Estos sistemas son efectivos para apagar fuegos de clase A y B.
  • Sistemas de extinción por gas: son sistemas que utilizan gases especiales como el dióxido de carbono o el halón para extinguir el fuego. Estos sistemas son efectivos para apagar fuegos de clase C, ya que no conducen electricidad.
  • Sistemas de agua pulverizada: son sistemas que utilizan agua a alta presión para extinguir el fuego. Estos sistemas son efectivos para apagar fuegos de clase A y B.
  • Sistemas de espuma: son sistemas que utilizan una mezcla de agua y espuma para extinguir el fuego. Estos sistemas son efectivos para apagar fuegos de clase A y B, y también se pueden utilizar en fuegos de clase C si se utiliza una espuma especial.

Importancia de los sistemas de extinción de incendios en centrales eléctricas

Los sistemas de extinción de incendios son fundamentales para garantizar la seguridad de las personas y los bienes materiales en las centrales eléctricas. Un incendio en una central eléctrica puede tener graves consecuencias, como cortes de energía, daños materiales y, en el peor de los casos, pérdida de vidas humanas. Por lo tanto, es importante que las centrales eléctricas cuenten con sistemas de extinción de incendios adecuados y bien mantenidos.

«Un incendio en una central eléctrica puede tener graves consecuencias, como cortes de energía, daños materiales y, en el peor de los casos, pérdida de vidas humanas.»

Conclusiones

Es importante que las centrales eléctricas cuenten con sistemas de extinción de incendios adecuados y bien mantenidos para minimizar el riesgo de incendios y sus consecuencias.

Protocolos de actuación en caso de incendio.

Los protocolos de actuación en caso de incendio son fundamentales para garantizar la seguridad de las personas y minimizar los daños en caso de emergencia. En el caso de las centrales eléctricas, donde se manejan grandes cantidades de energía y sustancias inflamables, es aún más importante contar con un sistema de protección contra incendios adecuado y con personal capacitado para actuar en caso de emergencia.

Protocolos de actuación:

  • Activar la alarma: en caso de detectar humo o fuego, lo primero que se debe hacer es activar la alarma para alertar a todo el personal de la central eléctrica y comenzar la evacuación del lugar.
  • Comunicar el incidente: es importante comunicar de manera inmediata al equipo de bomberos y a las autoridades competentes para que puedan acudir al lugar y controlar la situación.
  • Utilizar los equipos de protección: en caso de que el personal de la central eléctrica deba intervenir en la emergencia, se deben utilizar los equipos de protección personal adecuados, como cascos, guantes, mascarillas y trajes ignífugos.
  • Controlar la fuente de fuego: si es posible, se debe controlar la fuente de fuego utilizando extintores o sistemas de rociadores automáticos. Si no es posible, se debe limitar la propagación del fuego cerrando las puertas y ventanas y cortando el suministro de energía eléctrica.
  • Evacuar el lugar: en caso de que la situación sea peligrosa o se tenga la orden de evacuar, se debe hacer de manera organizada y siguiendo las indicaciones del personal capacitado para este tipo de situaciones.
Te interesará:  Relé de respaldo

Es importante destacar que estos protocolos de actuación deben ser conocidos por todo el personal de la central eléctrica y se deben realizar simulacros periódicos para evaluar la eficacia del sistema de protección contra incendios y la capacidad de respuesta del personal en caso de emergencia.

Normativa de seguridad vigente.

En el ámbito de las centrales eléctricas, la normativa de seguridad vigente es fundamental para garantizar la protección de las instalaciones, el personal y el medio ambiente en caso de emergencias, como incendios. A continuación, detallaremos los aspectos más relevantes de esta normativa.

Normativa específica para sistemas de protección contra incendios en centrales eléctricas

En España, el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RIPCI) establece las condiciones de protección contra incendios que deben cumplir las instalaciones, edificios y locales en función de su actividad y uso. En el caso de las centrales eléctricas, el RIPCI establece que deben contar con un sistema de protección contra incendios adecuado a las características de la instalación y a los riesgos de incendio existentes.

Componentes de un sistema de protección contra incendios en centrales eléctricas

El sistema de protección contra incendios de una central eléctrica debe estar compuesto por varios elementos que permitan detectar y extinguir el fuego de manera rápida y eficaz. Algunos de los componentes más importantes son:

  • Sistemas de detección de incendios: como detectores de humo, calor o llamas, que permiten identificar la presencia de un incendio en sus primeras fases y activar la alarma correspondiente.
  • Sistemas de extinción de incendios: como rociadores, bocas de incendio equipadas o sistemas de espuma, que permiten extinguir el fuego de manera rápida y eficaz.
  • Sistemas de ventilación: que permiten controlar la propagación del humo y permitir la evacuación de las personas.
  • Sistemas de suministro de agua: que garantizan el suministro de agua suficiente para la extinción del incendio.

Importancia de la formación y el mantenimiento

Además de contar con un sistema de protección contra incendios adecuado, es fundamental que el personal de la central eléctrica reciba la formación necesaria para utilizarlo de manera efectiva en caso de emergencia. Asimismo, es importante realizar un mantenimiento periódico de los equipos y sistemas de protección contra incendios para garantizar su correcto funcionamiento.

Contar con un sistema de protección contra incendios adecuado y mantenerlo en buenas condiciones es esencial para garantizar la seguridad de las personas y las instalaciones.

Normativa de seguridad vigente.

En el ámbito de las centrales eléctricas, la normativa de seguridad vigente es fundamental para garantizar la protección de las instalaciones, el personal y el medio ambiente en caso de emergencias, como incendios. A continuación, detallaremos los aspectos más relevantes de esta normativa.

Normativa específica para sistemas de protección contra incendios en centrales eléctricas

En España, el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RIPCI) establece las condiciones de protección contra incendios que deben cumplir las instalaciones, edificios y locales en función de su actividad y uso. En el caso de las centrales eléctricas, el RIPCI establece que deben contar con un sistema de protección contra incendios adecuado a las características de la instalación y a los riesgos de incendio existentes.

Componentes de un sistema de protección contra incendios en centrales eléctricas

El sistema de protección contra incendios de una central eléctrica debe estar compuesto por varios elementos que permitan detectar y extinguir el fuego de manera rápida y eficaz. Algunos de los componentes más importantes son:

  • Sistemas de detección de incendios: como detectores de humo, calor o llamas, que permiten identificar la presencia de un incendio en sus primeras fases y activar la alarma correspondiente.
  • Sistemas de extinción de incendios: como rociadores, bocas de incendio equipadas o sistemas de espuma, que permiten extinguir el fuego de manera rápida y eficaz.
  • Sistemas de ventilación: que permiten controlar la propagación del humo y permitir la evacuación de las personas.
  • Sistemas de suministro de agua: que garantizan el suministro de agua suficiente para la extinción del incendio.

Importancia de la formación y el mantenimiento

Además de contar con un sistema de protección contra incendios adecuado, es fundamental que el personal de la central eléctrica reciba la formación necesaria para utilizarlo de manera efectiva en caso de emergencia. Asimismo, es importante realizar un mantenimiento periódico de los equipos y sistemas de protección contra incendios para garantizar su correcto funcionamiento.

Contar con un sistema de protección contra incendios adecuado y mantenerlo en buenas condiciones es esencial para garantizar la seguridad de las personas y las instalaciones.

Formación de personal.

La formación de personal es un aspecto fundamental para garantizar la seguridad en una central eléctrica y, en particular, para la prevención y el control de incendios. El personal debe estar capacitado y preparado para actuar de manera adecuada en caso de emergencia.

1. Plan de formación

El plan de formación debe incluir los siguientes aspectos:

  • Conocimiento de los sistemas de protección contra incendios.
  • Procedimientos de actuación en caso de incendio.
  • Manejo de equipos y herramientas de extinción de incendios.
  • Prácticas de simulación de emergencias.
  • Actualización y reciclaje periódico.

2. Responsabilidades del personal

Es importante que el personal tenga claro cuáles son sus responsabilidades en caso de incendio. Esto incluye:

  • Activar la alarma en caso de detectar un incendio.
  • Comunicar la emergencia al centro de control.
  • Evacuar el área afectada y ayudar a la evacuación de otras personas.
  • Usar el equipo de protección personal adecuado.
  • Aplicar los procedimientos de actuación establecidos.

3. Ejemplo de formación de personal

La central eléctrica ABC tiene un plan de formación bien estructurado y actualizado. El personal recibe formación teórica y práctica en el manejo de los sistemas de protección contra incendios y en los procedimientos de actuación en caso de emergencia. Además, se realizan simulaciones de incendio de forma periódica para evaluar la respuesta del personal y mejorar los procedimientos.

El personal está altamente capacitado y tiene claro cuáles son sus responsabilidades en caso de emergencia. Esto se reflejó en un incidente ocurrido el año pasado, donde un pequeño incendio en una subestación fue controlado de forma rápida y eficiente gracias a la actuación del personal capacitado.

Te interesará:  Carga de impedancia de sobretensión o SIL

Un plan de formación bien estructurado y actualizado, junto con la clarificación de las responsabilidades del personal, son aspectos fundamentales para garantizar la seguridad en la central.

Mantenimiento de equipos.

El mantenimiento de equipos es fundamental para asegurar la correcta operación del sistema de protección contra incendios de centrales eléctricas. Los equipos deben ser inspeccionados y mantenidos regularmente para garantizar que funcionen correctamente en caso de emergencia.

Tipos de equipos

  • Sistemas de detección de incendios: Son dispositivos que detectan la presencia de fuego o humo y activan las alarmas correspondientes.
  • Sistemas de extinción de incendios: Son sistemas que utilizan agentes extintores para controlar o extinguir el fuego.
  • Estructuras de soporte: Son elementos que sostienen los equipos y sistemas del sistema de protección contra incendios.

Importancia del mantenimiento

El mantenimiento regular de los equipos del sistema de protección contra incendios es importante por varias razones:

  • Los equipos pueden fallar si no se mantienen adecuadamente, lo que puede tener graves consecuencias en caso de incendio.
  • El mantenimiento puede detectar problemas potenciales antes de que se conviertan en fallas, lo que puede ahorrar tiempo y dinero en reparaciones.
  • El mantenimiento puede prolongar la vida útil de los equipos y sistemas.

Actividades de mantenimiento

Las actividades de mantenimiento pueden incluir:

  • Inspección visual de los equipos para detectar signos de desgaste, corrosión u otros problemas.
  • Pruebas de funcionamiento para asegurar que los equipos y sistemas funcionen correctamente.
  • Limpieza de los equipos para evitar la acumulación de polvo y suciedad que puedan afectar su funcionamiento.
  • Reemplazo de piezas que hayan llegado al final de su vida útil o que hayan sufrido daños.

Frecuencia del mantenimiento

La frecuencia del mantenimiento depende del tipo de equipo y del entorno en el que se encuentra. Algunos equipos pueden requerir mantenimiento diario, mientras que otros pueden necesitar mantenimiento anual.

Es importante seguir las recomendaciones del fabricante para el mantenimiento de los equipos y sistemas del sistema de protección contra incendios de la central eléctrica. Además, es importante llevar un registro detallado de las actividades de mantenimiento realizadas para asegurar que se cumplan los requisitos legales y para facilitar la identificación de problemas en el futuro.

Conclusión

El mantenimiento de los equipos del sistema de protección contra incendios de la central eléctrica es esencial para garantizar la seguridad de los trabajadores y las instalaciones. Es importante seguir las recomendaciones del fabricante y llevar un registro detallado de las actividades de mantenimiento realizadas.

Evaluación del sistema.

La evaluación del sistema de protección contra incendios en las centrales eléctricas es esencial para garantizar la seguridad de las personas y las instalaciones. Una evaluación bien realizada puede identificar áreas de mejora y ayudar a prevenir incendios y otros accidentes relacionados con el fuego.

¿Qué implica la evaluación del sistema?

La evaluación del sistema de protección contra incendios de una central eléctrica implica revisar y analizar los siguientes aspectos:

  • Equipamiento de protección: se debe verificar si los equipos de protección contra incendios están en buenas condiciones y cumplen con las normativas y regulaciones correspondientes.
  • Instalaciones: se debe inspeccionar las instalaciones de protección contra incendios, como los sistemas de detección de incendios, las mangueras y los extintores de incendios.
  • Procedimientos: se deben evaluar los procedimientos de emergencia y de evacuación en caso de un incendio. También se debe verificar si los empleados están capacitados para utilizar los equipos de protección contra incendios.

Ejemplos de evaluación del sistema

Para ilustrar lo que implica una evaluación del sistema de protección contra incendios en una central eléctrica, aquí hay algunos ejemplos:

  • Inspección visual de los sistemas de detección de incendios para asegurarse de que funcionen correctamente.
  • Comprobar que los extintores de incendios estén cargados y en buenas condiciones.
  • Verificar si los empleados han recibido capacitación adecuada sobre cómo utilizar los equipos de protección contra incendios.
  • Revisar los procedimientos de emergencia y de evacuación en caso de un incendio.

Importancia de la evaluación del sistema

La evaluación del sistema de protección contra incendios es importante porque puede ayudar a prevenir incendios y otros accidentes relacionados con el fuego. Si se identifican áreas de mejora, se pueden tomar medidas inmediatas para mejorar la seguridad de la central eléctrica y su personal.

Además, la evaluación del sistema de protección contra incendios es un requisito legal en muchos países. Las centrales eléctricas deben cumplir con las normativas y regulaciones correspondientes y realizar evaluaciones periódicas para garantizar que sus sistemas de protección contra incendios estén en buenas condiciones.

Al realizar evaluaciones periódicas, se pueden identificar áreas de mejora y tomar medidas inmediatas para mejorar la seguridad de la central eléctrica y su personal.

En resumen, la seguridad en una central eléctrica es fundamental para garantizar la protección de los trabajadores y la continuidad del suministro eléctrico. Un sistema de protección contra incendios efectivo y bien diseñado puede prevenir tragedias y minimizar los daños causados por un incendio. Es importante que los responsables de estas instalaciones inviertan en la implementación de un sistema de protección contra incendios adecuado y en la formación del personal en cuanto a la prevención y respuesta ante situaciones de emergencia. De esta manera, se puede garantizar un funcionamiento seguro y fiable de las centrales eléctricas, y proteger la salud y la vida de las personas que trabajan en ellas.

En conclusión, el sistema de protección contra incendios de las centrales eléctricas es fundamental para garantizar la seguridad y la continuidad del suministro eléctrico. Los sistemas de detección y extinción de incendios deben ser diseñados y mantenidos de manera adecuada para garantizar una respuesta rápida y efectiva en caso de emergencia. Además, se deben implementar medidas preventivas, como la capacitación del personal, la identificación de riesgos y la implementación de prácticas seguras. En última instancia, la protección contra incendios debe ser una prioridad en todas las centrales eléctricas para garantizar la seguridad de los trabajadores, la comunidad circundante y el medio ambiente en general.

JORGE CABRERA BERRÍOS Administrator
Ingeniero Electrónico por la UNI, con maestría y doctorado por la University of Electro-Communications (Japón).

Deja un comentario

El convertidor Buck, también conocido como chopper de reducción, es una de las topologías de convertidores de energía más utilizadas…