Baja resistividad o alta conductividad del material conductor

Se el primero en calificar

Ultima edición el 21 septiembre, 2023

La baja resistividad o alta conductividad del material conductor es un concepto fundamental en la electricidad y electrónica. La resistividad es la medida de la oposición de un material al flujo de corriente eléctrica a través de él, mientras que la conductividad es lo contrario, es decir, la medida de la facilidad con la que un material permite el flujo de corriente eléctrica. En general, los materiales conductores tienen una baja resistividad y una alta conductividad, lo que los hace ideales para su uso en la mayoría de las aplicaciones eléctricas y electrónicas. En este artículo, profundizaremos en los conceptos de baja resistividad y alta conductividad, así como en los materiales conductores más comunes y sus propiedades.

Tipos de material conductor.

En el mundo de la electricidad, es importante distinguir entre los materiales conductores y los materiales aislantes. Los conductores son aquellos materiales que permiten el paso de una corriente eléctrica a través de ellos. Por lo tanto, la baja resistividad o alta conductividad del material conductor es una característica clave.

Metales

Los metales son los materiales conductores más conocidos y utilizados en el mundo de la electricidad. Algunos de los metales más comunes incluyen:

  • Cobre
  • Aluminio
  • Oro
  • Plata
  • Hierro

El cobre es, por mucho, uno de los metales conductores más utilizados. Se utiliza en cables eléctricos, bobinas, motores eléctricos y otros dispositivos eléctricos. Esto se debe a su alta conductividad y baja resistividad. De hecho, el cobre tiene una resistividad 60 veces menor que la del acero.

Semiconductores

Los semiconductores son materiales conductores que tienen una conductividad eléctrica intermedia entre los metales y los aislantes. Algunos semiconductores comunes incluyen:

  • Silicio
  • Germanio

Los semiconductores se utilizan en dispositivos electrónicos como diodos, transistores y circuitos integrados. Estos materiales también tienen la capacidad de cambiar su conductividad eléctrica cuando se les aplica una corriente eléctrica o un campo eléctrico.

Superconductores

Los superconductores son materiales conductores que tienen una resistencia eléctrica cero a una temperatura muy baja. Algunos superconductores comunes incluyen:

  • Niobio
  • Titanio
  • Plomo
  • Circonio

Los superconductores se utilizan en aplicaciones donde se requieren corrientes eléctricas muy altas, como en los imanes de resonancia magnética (IRM) o en la transmisión de energía eléctrica sin pérdidas. Sin embargo, los superconductores requieren temperaturas extremadamente bajas para funcionar, lo que hace que su uso sea limitado.

Conclusión

La baja resistividad o alta conductividad del material conductor es esencial para su uso en dispositivos eléctricos y electrónicos. Los metales son los conductores más utilizados, pero los semiconductores y los superconductores también tienen aplicaciones importantes en la industria eléctrica.

Características eléctricas.

En el mundo de la electricidad, existe una serie de características que son esenciales para entender el comportamiento de los materiales conductores. Uno de los aspectos más importantes es la baja resistividad o alta conductividad.

Resistividad eléctrica

La resistividad eléctrica es una medida de la oposición que un material ofrece al paso de la corriente eléctrica. Se expresa en ohmios por metro (Ω/m) y se simboliza con la letra griega ρ (rho). Cuanto mayor sea la resistividad de un material, mayor será la dificultad que tiene para conducir electricidad. Por el contrario, cuando la resistividad es baja, la capacidad del material para conducir electricidad es alta.

Conductividad eléctrica

Por otro lado, la conductividad eléctrica es la medida de la facilidad que tiene un material para conducir corriente eléctrica. Se expresa en Siemens por metro (S/m) y se simboliza con la letra griega σ (sigma). La conductividad es el inverso de la resistividad, por lo que cuanto más alta sea la conductividad de un material, menor será su resistividad.

Ejemplos de materiales conductores

Algunos ejemplos de materiales con alta conductividad son:

  • Cobre: es uno de los materiales conductores más utilizados en la industria eléctrica debido a su alta conductividad y baja resistividad.
  • Aluminio: aunque su conductividad es inferior a la del cobre, es un material más ligero y resistente a la corrosión.
  • Plata: es el material conductor más eficiente, pero su alto coste y su tendencia a oxidarse limitan su uso.

Por otro lado, algunos materiales con baja conductividad son:

  • Aire: aunque es un aislante por excelencia, el aire puede conducir electricidad en determinadas condiciones, como en los rayos.
  • Vidrio: es un aislante que se utiliza para proteger los conductores eléctricos de las condiciones ambientales y para evitar descargas eléctricas.
  • Madera: también es un aislante que se utiliza para proteger los conductores eléctricos y evitar cortocircuitos.

Importancia de la baja resistividad o alta conductividad

La baja resistividad o alta conductividad de los materiales conductores es esencial para la transmisión de la electricidad. Cuando se utiliza un conductor con alta resistividad, se produce una caída de voltaje que puede afectar la eficiencia del sistema eléctrico y causar problemas como sobrecalentamiento o fallos en los equipos.

Por esta razón, es importante elegir los materiales conductores adecuados según las necesidades de cada aplicación y garantizar que su resistividad sea baja y su conductividad alta para asegurar una transmisión eficiente y segura de la electricidad.

Componentes eléctricos.

Los componentes eléctricos son elementos que permiten la circulación de la corriente eléctrica en un circuito. Estos componentes pueden ser de diferentes tipos y cumplir distintas funciones. Entre ellos encontramos:

  • Resistencias: Son elementos que se oponen al flujo de la corriente eléctrica. Su función es limitar el paso de la corriente y reducir la energía que se disipa en forma de calor.
  • Condensadores: Son elementos que almacenan energía eléctrica en forma de carga eléctrica. Se utilizan para estabilizar la tensión en circuitos.
  • Inductores: Son elementos que almacenan energía en forma de campo magnético. Se utilizan para filtrar señales eléctricas y para bloquear corrientes alternas.
  • Transistores: Son dispositivos semiconductores que permiten controlar el paso de la corriente eléctrica. Se utilizan para amplificar señales y para conmutar circuitos.
Te interesará:  Sistema de distribución de vapor eficaz

En cuanto a la conductividad eléctrica, esta se refiere a la capacidad que tiene un material conductor de permitir que la corriente eléctrica fluya a través de él. Esta conductividad se mide en Siemens por metro (S/m) y depende de diversos factores como la temperatura, la pureza del material y la estructura atómica del mismo.

En relación a la resistividad eléctrica, esta se refiere a la oposición que presenta un material al flujo de la corriente eléctrica. Esta resistividad se mide en Ohmios por metro (Ω/m) y es inversamente proporcional a la conductividad eléctrica.

Un material conductor con baja resistividad tendrá una alta conductividad eléctrica, lo que significa que permitirá que la corriente eléctrica fluya con facilidad a través de él. Por otro lado, un material conductor con alta resistividad tendrá una baja conductividad eléctrica, lo que significa que la corriente eléctrica tendrá dificultades para fluir a través de él.

En la industria electrónica, se utilizan materiales conductores con alta conductividad eléctrica para fabricar componentes eléctricos como cables, conectores, resistencias, entre otros. Algunos ejemplos de materiales conductores con alta conductividad son:

  • Cobre: Es uno de los materiales conductores más utilizados en la industria electrónica debido a su alta conductividad y resistencia a la corrosión.
  • Aluminio: Es otro material conductor muy utilizado en la fabricación de cables y conectores debido a su bajo costo y su alta conductividad eléctrica.
  • Oro: Aunque es un material conductor más caro que el cobre y el aluminio, es muy utilizado en la fabricación de conectores debido a su alta resistencia a la oxidación y a la corrosión.

La elección de los materiales conductores con alta conductividad eléctrica es clave para garantizar el correcto funcionamiento de los circuitos y la eficiencia energética de los mismos.

Aplicaciones.

La baja resistividad o alta conductividad del material conductor es una propiedad deseable en diversas aplicaciones. A continuación, se describen algunas de las principales áreas en las que se utiliza:

Electrónica

En la electrónica, se requiere que los materiales conductores permitan el flujo de corriente eléctrica con la menor resistencia posible. Por ejemplo, los cables de cobre son ampliamente utilizados para transmitir energía eléctrica y señales en dispositivos electrónicos.

Automotriz

En la industria automotriz, la baja resistividad del material conductor es importante para garantizar la eficiencia energética del vehículo. Los sistemas de carga de baterías y los motores eléctricos requieren materiales conductores de alta calidad para su correcto funcionamiento.

Industria eléctrica

En la industria eléctrica, los materiales conductores son esenciales para la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica. Los transformadores, las líneas de transmisión y los generadores eléctricos utilizan materiales conductores para garantizar la eficiencia y la seguridad del sistema eléctrico.

Metalurgia

En la metalurgia, la baja resistividad del material conductor es importante para la producción de metales y aleaciones. Los procesos de fundición y refinación de metales utilizan materiales conductores para controlar la temperatura y la conductividad eléctrica del material.

Ciencia y tecnología

En la ciencia y la tecnología, la baja resistividad del material conductor es esencial para la investigación y el desarrollo de nuevos materiales y dispositivos. Los experimentos en física y química requieren materiales conductores para medir y controlar la corriente eléctrica.

Desde la electrónica hasta la metalurgia, pasando por la industria eléctrica y la ciencia y tecnología, los materiales conductores son fundamentales para el correcto funcionamiento de muchas tecnologías modernas.

Métodos para mejorar la conductividad.

La conductividad es la capacidad de un material conductor para transportar corriente eléctrica. Una baja resistividad o alta conductividad es deseable en los materiales eléctricos.

1. Puraza del material

Los materiales conductores deben estar lo más puros posible para evitar impurezas que puedan limitar el movimiento de los electrones. La presencia de impurezas puede aumentar la resistividad del material y disminuir su conductividad.

2. Tamaño de grano

Los materiales conductores con granos pequeños tienen una mayor conductividad que aquellos con granos grandes. Esto se debe a que los electrones tienen menos obstáculos para moverse en un material con granos pequeños.

3. Temperatura

La temperatura también juega un papel importante en la conductividad de un material. A medida que la temperatura aumenta, la resistividad del material aumenta y su conductividad disminuye. Esto se debe a que a temperaturas más altas, los átomos tienen más energía y tienden a vibrar más, lo que dificulta el movimiento de los electrones.

4. Aleaciones

Las aleaciones son materiales conductores que se obtienen mezclando dos o más elementos para mejorar sus propiedades eléctricas. Por ejemplo, la aleación de cobre y estaño conocida como bronce tiene una mayor conductividad que el cobre puro.

5. Recubrimientos

Los recubrimientos de metales como el oro o la plata pueden mejorar la conductividad de los materiales. Estos metales tienen una alta conductividad y pueden recubrir otros materiales para mejorar su conductividad.

Estos métodos pueden ayudar a obtener materiales con una baja resistividad o alta conductividad, lo cual es importante para aplicaciones eléctricas y electrónicas.

Causas de baja resistividad.

La resistividad es una medida de la oposición que presenta un material al paso de la corriente eléctrica. Por lo tanto, si un material tiene una baja resistividad, se dice que tiene una alta conductividad y es un buen conductor de electricidad.

Causas de baja resistividad:

  1. Temperatura elevada: Cuando la temperatura del material conductor aumenta, los átomos vibran con mayor intensidad y los electrones tienen más dificultad para moverse. Por lo tanto, la resistividad aumenta y la conductividad disminuye.
  2. Impurezas: La presencia de impurezas en el material conductor puede afectar a la forma en que los electrones se mueven a través del material, lo que aumenta la resistividad.
  3. Longitud del conductor: Cuanto más largo sea el conductor, mayor será su resistencia debido a que la corriente eléctrica tiene que recorrer una distancia mayor.
  4. Sección transversal del conductor: Si la sección transversal del conductor es pequeña, la corriente eléctrica tiene que pasar por un área reducida, lo que aumenta su resistencia.
Te interesará:  Oscilador de diodo Gunn: ¿Qué es? (Teoría y principio de funcionamiento)

Por ejemplo, el cobre es un buen conductor de electricidad debido a su baja resistividad. Si se calienta demasiado, su resistividad aumenta, lo que puede provocar una disminución en la eficiencia de los circuitos eléctricos.

Propiedades físicas.

Las propiedades físicas son aquellas características que se pueden medir y observar directamente en un material conductor. Estas propiedades son esenciales para entender la conductividad de un material.

Resistividad

La resistividad es una propiedad física que describe la resistencia que tiene un material al flujo de la corriente eléctrica. Se mide en ohmios por metro (Ω/m) y depende del tipo de átomos que forman el material, su estructura cristalina y la temperatura a la que se encuentra.

Un material conductor con baja resistividad permitirá que la corriente eléctrica fluya con facilidad, mientras que un material con alta resistividad impedirá el flujo de la corriente.

Conductividad

La conductividad es la capacidad que tiene un material conductor para permitir el flujo de la corriente eléctrica. Se mide en siemens por metro (S/m) y es el inverso de la resistividad.

Un material conductor con alta conductividad permitirá que la corriente eléctrica fluya con facilidad, mientras que un material con baja conductividad impedirá el flujo de la corriente.

Ejemplos de materiales conductores

  • Cobre
  • Aluminio
  • Oro
  • Plata
  • Hierro

Efecto de la temperatura

La temperatura afecta la resistividad de los materiales conductores. A medida que la temperatura aumenta, la resistividad de los materiales conductores también aumenta. Esto se debe a que a temperaturas más altas, los átomos tienen más energía y se mueven más, lo que dificulta el flujo de la corriente eléctrica.

Esto se logra a través de la estructura cristalina del material, su composición química y la temperatura a la que se encuentra.

Propiedades físicas.

Las propiedades físicas son aquellas características que se pueden medir y observar directamente en un material conductor. Estas propiedades son esenciales para entender la conductividad de un material.

Resistividad

La resistividad es una propiedad física que describe la resistencia que tiene un material al flujo de la corriente eléctrica. Se mide en ohmios por metro (Ω/m) y depende del tipo de átomos que forman el material, su estructura cristalina y la temperatura a la que se encuentra.

Un material conductor con baja resistividad permitirá que la corriente eléctrica fluya con facilidad, mientras que un material con alta resistividad impedirá el flujo de la corriente.

Conductividad

La conductividad es la capacidad que tiene un material conductor para permitir el flujo de la corriente eléctrica. Se mide en siemens por metro (S/m) y es el inverso de la resistividad.

Un material conductor con alta conductividad permitirá que la corriente eléctrica fluya con facilidad, mientras que un material con baja conductividad impedirá el flujo de la corriente.

Ejemplos de materiales conductores

  • Cobre
  • Aluminio
  • Oro
  • Plata
  • Hierro

Efecto de la temperatura

La temperatura afecta la resistividad de los materiales conductores. A medida que la temperatura aumenta, la resistividad de los materiales conductores también aumenta. Esto se debe a que a temperaturas más altas, los átomos tienen más energía y se mueven más, lo que dificulta el flujo de la corriente eléctrica.

Esto se logra a través de la estructura cristalina del material, su composición química y la temperatura a la que se encuentra.

Criterios de selección.

Al momento de elegir un material conductor, es importante tener en cuenta ciertos criterios que nos permitirán tomar la mejor decisión. Entre los principales criterios de selección se encuentran:

1. Baja resistividad o alta conductividad:

Uno de los criterios más importantes es la resistividad o conductividad del material conductor. La resistividad es la medida de la oposición que presenta un material al paso de la corriente eléctrica, mientras que la conductividad es la capacidad de un material para conducir la electricidad. En este sentido, se prefiere un material con alta conductividad y baja resistividad, ya que permitirá el paso de la corriente eléctrica de manera más eficiente.

2. Costo:

Otro criterio importante es el costo del material conductor. Es necesario buscar un equilibrio entre la calidad del material y su precio, para poder elegir la mejor opción en términos de relación costo-beneficio. Por ejemplo, el cobre es un material conductor de alta calidad, pero su costo es más elevado que otros metales como el aluminio.

3. Durabilidad:

La durabilidad del material conductor también es un factor clave en su selección. Es importante elegir un material que sea resistente a la corrosión, a la oxidación y al desgaste, especialmente en aquellos casos en los que el conductor estará expuesto a condiciones extremas de temperatura o humedad.

4. Conductividad térmica:

La conductividad térmica del material conductor también es un criterio importante, especialmente en aplicaciones en las que se requiere una transferencia de calor eficiente. Por ejemplo, en los sistemas de refrigeración o en los dispositivos electrónicos, es necesario que el material conductor tenga una alta conductividad térmica para evitar el sobrecalentamiento.

5. Facilidad de manipulación:

Por último, la facilidad de manipulación del material conductor es un criterio que también debe tenerse en cuenta. Es importante elegir un material que sea fácil de cortar, soldar o doblar, especialmente en aquellos casos en los que se requiere una instalación o un mantenimiento frecuente.

Entre los criterios más importantes se encuentran la baja resistividad o alta conductividad, el costo, la durabilidad, la conductividad térmica y la facilidad de manipulación.

Efectos de la temperatura.

La temperatura es una variable importante a considerar en el comportamiento de los materiales conductores. Los efectos de la temperatura pueden ser determinantes en la baja resistividad o alta conductividad de los materiales conductores, lo que afecta su capacidad para transportar electricidad.

Efectos de la temperatura en la baja resistividad

La resistividad es la medida de la oposición que presenta un material al paso de la corriente eléctrica. A medida que la temperatura aumenta, la resistencia de un material conductor disminuye, lo que se traduce en una baja resistividad.

  • El aumento de la temperatura puede romper los enlaces metálicos que mantienen unidos los átomos, lo que aumenta la movilidad de los electrones libres.
  • La baja resistividad de los metales a altas temperaturas se debe a la disminución de la colisión entre los electrones y los iones del material conductor.
  • La baja resistividad de los materiales conductores a altas temperaturas se utiliza en la fabricación de resistencias de alta potencia.
Te interesará:  Leyes de resistividad de resistencia y unidad de resistividad

Efectos de la temperatura en la alta conductividad

La conductividad es la medida de la capacidad de un material para transportar la corriente eléctrica. A medida que la temperatura aumenta, la conductividad de un material conductor también aumenta.

  • El aumento de la temperatura aumenta la velocidad de los electrones libres, lo que aumenta la conductividad.
  • La alta conductividad de los metales a altas temperaturas se debe a la disminución de la resistencia eléctrica del material conductor.
  • La alta conductividad de los materiales conductores a altas temperaturas se utiliza en la fabricación de cables de alta tensión.

El aumento de la temperatura puede disminuir la resistencia eléctrica y aumentar la conductividad de los materiales conductores. Por lo tanto, es importante considerar la temperatura en la selección de materiales conductores para aplicaciones eléctricas.

Usos en ingeniería.

La baja resistividad o alta conductividad de un material conductor es una propiedad muy importante en la ingeniería, ya que permite el flujo de corriente eléctrica de manera eficiente y sin pérdidas significativas de energía. A continuación, se detallan algunos de los usos más comunes de los materiales conductores con baja resistividad:

1. Circuitos eléctricos:

Los circuitos eléctricos son una de las aplicaciones más importantes de los materiales conductores en la ingeniería. Los conductores se utilizan para transmitir la corriente eléctrica desde una fuente de energía hasta los dispositivos que la utilizan, como bombillas, motores, electrodomésticos, entre otros. Los materiales conductores con baja resistividad, como el cobre y la plata, son los más utilizados en la fabricación de cables y alambres eléctricos.

2. Electrónica:

La electrónica es otra área de la ingeniería que utiliza materiales conductores con baja resistividad. Estos materiales se utilizan para fabricar componentes electrónicos, como resistencias, capacitores, diodos, transistores, entre otros. La baja resistividad de los conductores permite que los componentes funcionen de manera eficiente y sin generar pérdidas de energía significativas.

3. Industria automotriz:

La industria automotriz también utiliza materiales conductores con baja resistividad en la fabricación de vehículos. Los conductores se utilizan para la transmisión de la corriente eléctrica desde la batería hasta los diferentes componentes eléctricos del vehículo, como las luces, el sistema de sonido, entre otros. Los materiales conductores con baja resistividad permiten que la corriente eléctrica fluya de manera eficiente y sin pérdidas de energía.

4. Generación de energía:

La generación de energía es otro uso importante de los materiales conductores con baja resistividad. Estos materiales se utilizan en la construcción de generadores eléctricos y turbinas, donde permiten el flujo de corriente eléctrica de manera eficiente a través de los conductores. Además, los materiales conductores también se utilizan en la construcción de paneles solares y turbinas eólicas, donde permiten la transmisión de la energía generada por estos dispositivos.

5. Industria de la construcción:

La industria de la construcción también utiliza materiales conductores con baja resistividad en la instalación de sistemas eléctricos. Los conductores se utilizan para la transmisión de la corriente eléctrica desde la fuente de energía hasta los diferentes dispositivos eléctricos en edificios y hogares. Los materiales conductores con baja resistividad permiten que la corriente eléctrica fluya de manera eficiente y sin pérdidas de energía, lo que reduce los costos de energía eléctrica.

Los usos en la ingeniería de estos materiales son muy amplios y van desde la fabricación de circuitos eléctricos y componentes electrónicos hasta la construcción de generadores eléctricos y sistemas eléctricos en edificios y hogares.

En conclusión, la baja resistividad o alta conductividad del material conductor es una propiedad fundamental para el funcionamiento de muchos dispositivos eléctricos y electrónicos. La elección del material conductor adecuado es crucial para garantizar un rendimiento óptimo y una larga vida útil del dispositivo. Los materiales conductores como el cobre, la plata y el oro son ampliamente utilizados en la industria electrónica debido a su alta conductividad. Sin embargo, también es importante tener en cuenta otros factores como la corrosión y la disponibilidad del material. En general, la elección del material conductor adecuado debe basarse en una evaluación cuidadosa de las necesidades específicas del dispositivo y las condiciones de uso.

En conclusión, la baja resistividad o alta conductividad del material conductor es esencial en aplicaciones eléctricas y electrónicas, ya que permite que la corriente eléctrica fluya de manera eficiente y sin pérdidas significativas de energía. Los materiales conductores como el cobre, la plata y el oro son altamente valorados por su capacidad para transmitir electricidad con facilidad y rapidez. Además, la baja resistividad también es crucial en la producción de componentes electrónicos y en la fabricación de circuitos integrados, ya que permite una conexión y transmisión de señal más efectiva y precisa. En resumen, la baja resistividad es un factor clave en el diseño y funcionamiento de sistemas eléctricos y electrónicos eficientes y confiables.

JORGE CABRERA BERRÍOS Administrator
Ingeniero Electrónico por la UNI, con maestría y doctorado por la University of Electro-Communications (Japón).

Deja un comentario

El devanado terciario del transformador, también conocido como transformador de tres devanados, es un tipo de transformador que cuenta con…