¿Qué es un accionamiento eléctrico?

Se el primero en calificar

Ultima edición el 21 septiembre, 2023

Los accionamientos eléctricos son una parte esencial de la mayoría de los sistemas de automatización y control industrial. Un accionamiento eléctrico se refiere a la conversión de energía eléctrica en energía mecánica que se utiliza para controlar el movimiento de una máquina o equipo. Estos accionamientos son ampliamente utilizados en la industria para controlar motores eléctricos y otras máquinas.

Los accionamientos eléctricos son una solución perfecta para el control de motores, ya que ofrecen una eficiencia energética superior y un rendimiento mejorado en comparación con otros métodos de control de motores. Además, los accionamientos eléctricos también son una solución ecológica y sostenible, ya que reducen significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

En este artículo, exploraremos los diferentes tipos de accionamientos eléctricos, cómo funcionan, sus ventajas y desventajas, así como su uso en la industria. También destacaremos las últimas tendencias y tecnologías en la industria de los accionamientos eléctricos. ¡Sigue leyendo para conocer todo sobre los accionamientos eléctricos!

Indice de contenidos

Componentes que conforman un accionamiento eléctrico

Un accionamiento eléctrico es un sistema que se encarga de mover diferentes tipos de maquinarias mediante la utilización de energía eléctrica. Este se compone de varios elementos que trabajan en conjunto para lograr la tarea encomendada. A continuación, detallaremos los componentes más importantes que conforman un accionamiento eléctrico:

Motor eléctrico

El motor eléctrico es el encargado de convertir la energía eléctrica en energía mecánica, generando el movimiento necesario para la maquinaria. Este se compone de diferentes partes, como el rotor, el estator y los devanados, que trabajan juntos para generar la fuerza necesaria para el movimiento.

Variador de velocidad

El variador de velocidad es un dispositivo que controla la velocidad del motor eléctrico en función de las necesidades de la maquinaria. Este permite ajustar la velocidad de la maquinaria según las necesidades del proceso, mejorando la eficiencia, reduciendo el desgaste y aumentando la vida útil del sistema.

Transformador

El transformador es un elemento que se encarga de transformar la energía eléctrica de la red en energía eléctrica adecuada para el motor. Este se compone de diferentes partes, como el núcleo, los devanados y los terminales, que trabajan juntos para transformar la tensión y corriente eléctrica de la red en los valores necesarios para el motor eléctrico.

Dispositivos de protección

Los dispositivos de protección son elementos que se encargan de proteger el accionamiento eléctrico ante posibles fallas o sobrecargas. Estos se compone de diferentes dispositivos, como los interruptores automáticos de protección, los fusibles, los contactores, entre otros, que trabajan juntos para garantizar la seguridad del sistema.

Cables y conexiones

Los cables y conexiones son elementos que se encargan de conectar los diferentes componentes del accionamiento eléctrico. Estos deben ser adecuados para soportar la corriente eléctrica necesaria y garantizar la transmisión de la energía eléctrica de manera segura y eficiente.

Tipos de accionamientos eléctricos

Un accionamiento eléctrico es un sistema que permite controlar el movimiento de una máquina o dispositivo mediante la aplicación de energía eléctrica. Este tipo de sistemas son muy comunes en la industria y en la vida cotidiana, donde se utilizan para controlar motores eléctricos y otros dispositivos mecánicos.

Tipos de accionamientos eléctricos

Existen varios tipos de accionamientos eléctricos, cada uno con características específicas que lo hacen adecuado para diferentes aplicaciones. A continuación, se describen los principales tipos de accionamientos eléctricos:

1. Accionamientos de corriente continua (CC)

Los accionamientos de corriente continua son sistemas que utilizan un motor de corriente continua para controlar el movimiento de una máquina o dispositivo. Estos sistemas son muy comunes en la industria y en la vida cotidiana debido a su simplicidad y bajo costo.

Los accionamientos de corriente continua se utilizan en aplicaciones que requieren un control preciso del movimiento, como en la industria del papel y en la fabricación de metales. También se utilizan en aplicaciones de vehículos eléctricos, como los automóviles eléctricos y los trenes.

2. Accionamientos de corriente alterna (CA)

Los accionamientos de corriente alterna son sistemas que utilizan un motor de corriente alterna para controlar el movimiento de una máquina o dispositivo. Estos sistemas son muy comunes en la industria debido a su alta eficiencia y bajo costo.

Los accionamientos de corriente alterna se utilizan en aplicaciones que requieren un control de velocidad variable, como en la industria textil y en la fabricación de alimentos y bebidas. También se utilizan en aplicaciones de HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado) y en sistemas de bombeo.

3. Accionamientos servo

Los accionamientos servo son sistemas que utilizan motores de corriente continua o corriente alterna para controlar el movimiento de una máquina o dispositivo con una alta precisión y velocidad. Estos sistemas son muy comunes en la industria del packaging y en aplicaciones de robótica.

Los accionamientos servo se utilizan en aplicaciones que requieren un control de movimiento preciso y rápido, como en la industria aeroespacial y en la fabricación de dispositivos médicos. También se utilizan en aplicaciones de automatización industrial y en sistemas de control de procesos.

Te interesará:  Aparamenta de media tensión

4. Accionamientos hidráulicos y neumáticos

Los accionamientos hidráulicos y neumáticos son sistemas que utilizan fluidos para controlar el movimiento de una máquina o dispositivo. Estos sistemas son muy comunes en la industria debido a su alta potencia y capacidad de carga.

Los accionamientos hidráulicos se utilizan en aplicaciones que requieren una alta potencia, como en la industria pesada y en la minería. Los accionamientos neumáticos se utilizan en aplicaciones que requieren una alta velocidad, como en la industria del packaging y en la fabricación de automóviles.

Conclusión

Los accionamientos de corriente continua y corriente alterna son los más comunes, mientras que los accionamientos servo y los accionamientos hidráulicos y neumáticos se utilizan en aplicaciones más especializadas.

Es importante seleccionar el tipo de accionamiento adecuado para cada aplicación, teniendo en cuenta factores como la precisión, la velocidad, la potencia y la carga.

Aplicaciones de los accionamientos eléctricos

Un accionamiento eléctrico es un sistema que convierte la energía eléctrica en movimiento mecánico. Esta tecnología se emplea en una amplia variedad de aplicaciones, desde la industria hasta el hogar. A continuación, te contamos algunas de las aplicaciones más comunes.

Industria

  • Maquinaria de producción: las máquinas que se utilizan en la industria requieren de accionamientos eléctricos para funcionar. Algunos ejemplos son las prensas, las cizallas, las máquinas de soldadura, entre otras.
  • Transporte: los motores eléctricos son utilizados en los sistemas de transporte industrial, como grúas, montacargas y carretillas elevadoras.
  • Control de procesos: en la industria química, alimentaria y farmacéutica, se utilizan sistemas de control de procesos que dependen de accionamientos eléctricos para su funcionamiento.

Automoción

  • Propulsión de vehículos eléctricos: los vehículos eléctricos se impulsan mediante un motor eléctrico, que es un tipo de accionamiento eléctrico.
  • Sistemas de control de motores: en los vehículos modernos, los sistemas de control de motores utilizan accionamientos eléctricos para mejorar su eficiencia y reducir las emisiones.

Hogar

  • Electrodomésticos: muchos electrodomésticos, como lavadoras, secadoras, aspiradoras y robots de cocina, emplean accionamientos eléctricos para su funcionamiento.
  • Aire acondicionado y calefacción: los sistemas de aire acondicionado y calefacción utilizan motores eléctricos para impulsar los ventiladores y las bombas.
  • Automatización del hogar: los sistemas de automatización del hogar, como los sensores de movimiento y las cerraduras electrónicas, dependen de accionamientos eléctricos para su funcionamiento.

Como podemos ver, los accionamientos eléctricos tienen un amplio rango de aplicaciones en nuestra vida diaria, desde la industria hasta el hogar, y su uso se ha vuelto cada vez más común debido a sus ventajas en cuanto a eficiencia y control.

Ventajas de los accionamientos eléctricos

Un accionamiento eléctrico es un sistema que convierte la energía eléctrica en movimiento mecánico. En otras palabras, es el conjunto de componentes que permiten controlar la velocidad, la dirección y el par de un motor eléctrico. Estos sistemas se utilizan en una gran variedad de aplicaciones industriales, desde la maquinaria pesada hasta los electrodomésticos.

¿Por qué son importantes los accionamientos eléctricos?

Los accionamientos eléctricos ofrecen una serie de ventajas que los hacen muy atractivos en comparación con otros tipos de sistemas de accionamiento:

1. Eficiencia energética

Los accionamientos eléctricos son muy eficientes en términos de energía, ya que convierten la electricidad en movimiento con una eficiencia de hasta el 98%. Además, al utilizar tecnología de control de velocidad, se puede ajustar la velocidad del motor para que se adapte a las necesidades de la aplicación, lo que reduce el consumo de energía.

2. Control de velocidad y precisión

Los accionamientos eléctricos permiten controlar la velocidad del motor con gran precisión, lo que los hace ideales para aplicaciones que requieren un control preciso del movimiento, como las máquinas herramienta. Además, al ajustar la velocidad del motor, se puede reducir el desgaste de los componentes mecánicos, lo que aumenta su vida útil.

3. Reducción de emisiones

Los accionamientos eléctricos no emiten gases de escape ni contaminantes, lo que los hace ideales para aplicaciones en interiores o en lugares donde se requiere un ambiente libre de emisiones.

4. Menor mantenimiento

Los accionamientos eléctricos requieren menos mantenimiento que otros sistemas de accionamiento, ya que tienen menos componentes mecánicos que requieren lubricación o ajuste. Además, los motores eléctricos tienen una vida útil más larga que los motores de combustión interna.

5. Flexibilidad y adaptabilidad

Los accionamientos eléctricos son muy flexibles en términos de diseño y configuración, lo que los hace ideales para una amplia variedad de aplicaciones. Además, son fáciles de integrar con sistemas de control y monitoreo, lo que permite una mayor adaptabilidad y eficiencia en la producción.

Conclusión

Los accionamientos eléctricos son una tecnología clave en la industria moderna, gracias a sus ventajas en términos de eficiencia energética, precisión, reducción de emisiones, bajo mantenimiento, flexibilidad y adaptabilidad. Su uso continuo y evolución garantizan un futuro prometedor para esta tecnología clave en la producción industrial.

Desventajas de los accionamientos eléctricos

Un accionamiento eléctrico es un sistema que se encarga de convertir la energía eléctrica en energía mecánica para mover una máquina o dispositivo. Este tipo de accionamiento es muy utilizado en la industria debido a que ofrece una gran eficiencia y precisión en el control del movimiento. Sin embargo, también tiene algunas desventajas que es importante conocer:

1. Costo inicial elevado

La instalación de un accionamiento eléctrico puede ser costosa debido a que requiere de componentes especializados y una instalación eléctrica adecuada. Además, el costo de mantenimiento también puede ser alto debido a la necesidad de cambiar piezas y realizar reparaciones.

2. Necesidad de una fuente de energía eléctrica

Los accionamientos eléctricos dependen de una fuente de energía eléctrica para funcionar, por lo que es necesario tener una conexión eléctrica disponible en el lugar de instalación. Esto puede ser un problema en zonas rurales o en lugares donde la electricidad no está disponible de forma constante.

3. Problemas de sobrecarga

Los accionamientos eléctricos pueden tener problemas de sobrecarga si se utilizan para mover cargas que superan su capacidad. Esto puede provocar daños en el motor o en otros componentes del sistema.

4. Emisiones electromagnéticas

Los accionamientos eléctricos pueden generar emisiones electromagnéticas que pueden interferir con otros equipos eléctricos cercanos. Esto puede ser un problema en entornos industriales donde se utilizan múltiples equipos eléctricos al mismo tiempo.

5. Limitaciones en entornos peligrosos

En entornos peligrosos como zonas con gases inflamables o explosivos, los accionamientos eléctricos pueden ser peligrosos debido a que pueden generar chispas eléctricas que pueden provocar explosiones o incendios.

Características de los accionamientos eléctricos

Antes de entrar en detalle sobre las características de los accionamientos eléctricos, es importante entender ¿qué es un accionamiento eléctrico?

Te interesará:  Comparación de superconductores tipo I y tipo II

Un accionamiento eléctrico es un sistema que convierte la energía eléctrica en energía mecánica, es decir, es el conjunto de elementos que permiten el movimiento de una máquina o equipo mediante la utilización de motores eléctricos.

Características de los accionamientos eléctricos

A continuación, se mencionan algunas de las principales características de los accionamientos eléctricos:

  • Alta eficiencia: Los accionamientos eléctricos tienen una alta eficiencia energética, lo que significa que aprovechan al máximo la energía eléctrica que se les suministra.
  • Control de velocidad: Los accionamientos eléctricos permiten controlar la velocidad del motor de manera precisa, lo que es muy útil en aplicaciones que requieren una velocidad constante o variable.
  • Facilidad de mantenimiento: Los accionamientos eléctricos requieren poco mantenimiento en comparación con otros tipos de accionamientos, lo que reduce los costos y el tiempo de inactividad.
  • Bajo nivel de ruido: Los accionamientos eléctricos producen menos ruido que otros tipos de accionamientos, lo que los hace ideales para aplicaciones en interiores o en zonas urbanas.
  • Vida útil: Los accionamientos eléctricos tienen una vida útil larga, lo que significa que pueden funcionar durante muchos años sin necesidad de ser reemplazados.

Además de estas características, los accionamientos eléctricos también ofrecen otras ventajas como:

  • Versatilidad: Los accionamientos eléctricos se pueden adaptar a diferentes tipos de máquinas y equipos, lo que los hace muy versátiles.
  • Cumplimiento de normativas: Los accionamientos eléctricos cumplen con las normativas de seguridad y medio ambiente, lo que los hace ideales para aplicaciones industriales.
  • Compatibilidad con sistemas de control: Los accionamientos eléctricos son compatibles con diferentes sistemas de control, lo que permite integrarlos con otros equipos y dispositivos.

Sus características y ventajas los hacen una opción más eficiente y sostenible que otros tipos de accionamientos.

Mantenimiento de los accionamientos eléctricos

¿Qué es un accionamiento eléctrico?

Un accionamiento eléctrico es un sistema que se encarga de transformar la energía eléctrica en mecánica para poder mover un equipo o maquinaria. Este tipo de sistemas se utilizan en una gran variedad de industrias, incluyendo la automotriz, alimentaria, farmacéutica, entre otras.

Mantenimiento de los accionamientos eléctricos

El mantenimiento de los accionamientos eléctricos es fundamental para garantizar su correcto funcionamiento y prolongar su vida útil. A continuación, se presentan algunas recomendaciones para realizar un mantenimiento adecuado:

1. Inspección visual

Es importante realizar inspecciones visuales periódicas para detectar cualquier anomalía en el sistema, como cables sueltos o dañados, componentes desgastados o suciedad acumulada.

2. Lubricación

Los accionamientos eléctricos también requieren lubricación para evitar el desgaste prematuro de los componentes móviles. Es importante utilizar el tipo de lubricante adecuado y seguir las recomendaciones del fabricante.

3. Limpieza

Es necesario mantener el sistema limpio y libre de polvo y suciedad para evitar la acumulación de partículas que puedan afectar su funcionamiento. Para ello, se recomienda utilizar un paño suave y seco.

4. Verificación de conexiones eléctricas

Es importante verificar periódicamente las conexiones eléctricas para asegurarse de que están bien sujetas y no presentan signos de desgaste o daño. Las conexiones sueltas o dañadas pueden provocar fallos en el sistema o incluso cortocircuitos.

5. Pruebas de funcionamiento

Es recomendable realizar pruebas de funcionamiento periódicas para detectar posibles fallos en el sistema. Estas pruebas deben realizarse con precaución y siguiendo las recomendaciones del fabricante para evitar daños en el sistema.

Siguiendo las recomendaciones del fabricante y realizando inspecciones y pruebas periódicas, se puede evitar fallos en el sistema y ahorrar costos de reparación y reemplazo.

Mantenimiento de los accionamientos eléctricos

¿Qué es un accionamiento eléctrico?

Un accionamiento eléctrico es un sistema que se encarga de transformar la energía eléctrica en mecánica para poder mover un equipo o maquinaria. Este tipo de sistemas se utilizan en una gran variedad de industrias, incluyendo la automotriz, alimentaria, farmacéutica, entre otras.

Mantenimiento de los accionamientos eléctricos

El mantenimiento de los accionamientos eléctricos es fundamental para garantizar su correcto funcionamiento y prolongar su vida útil. A continuación, se presentan algunas recomendaciones para realizar un mantenimiento adecuado:

1. Inspección visual

Es importante realizar inspecciones visuales periódicas para detectar cualquier anomalía en el sistema, como cables sueltos o dañados, componentes desgastados o suciedad acumulada.

2. Lubricación

Los accionamientos eléctricos también requieren lubricación para evitar el desgaste prematuro de los componentes móviles. Es importante utilizar el tipo de lubricante adecuado y seguir las recomendaciones del fabricante.

3. Limpieza

Es necesario mantener el sistema limpio y libre de polvo y suciedad para evitar la acumulación de partículas que puedan afectar su funcionamiento. Para ello, se recomienda utilizar un paño suave y seco.

4. Verificación de conexiones eléctricas

Es importante verificar periódicamente las conexiones eléctricas para asegurarse de que están bien sujetas y no presentan signos de desgaste o daño. Las conexiones sueltas o dañadas pueden provocar fallos en el sistema o incluso cortocircuitos.

5. Pruebas de funcionamiento

Es recomendable realizar pruebas de funcionamiento periódicas para detectar posibles fallos en el sistema. Estas pruebas deben realizarse con precaución y siguiendo las recomendaciones del fabricante para evitar daños en el sistema.

Siguiendo las recomendaciones del fabricante y realizando inspecciones y pruebas periódicas, se puede evitar fallos en el sistema y ahorrar costos de reparación y reemplazo.

Uso de los accionamientos eléctricos en la industria

Los accionamientos eléctricos son elementos clave en la automatización de procesos industriales, ya que permiten el control de motores eléctricos y maquinarias a través de señales eléctricas.

Tipos de accionamientos eléctricos

  • Convertidores de frecuencia: permiten el control de la velocidad y el par de un motor eléctrico, lo que permite adaptar su funcionamiento a las necesidades de cada proceso.
  • Arrancadores suaves: permiten arrancar motores eléctricos de forma progresiva, evitando picos de corriente y prolongando la vida útil de la maquinaria.
  • Servomotores: permiten un control preciso de la posición, velocidad y aceleración de un motor eléctrico, lo que los hace ideales para procesos que requieren alta precisión.

Ventajas de utilizar accionamientos eléctricos en la industria

Entre las principales ventajas de la utilización de accionamientos eléctricos en la industria, podemos destacar:

  • Mejora de la eficiencia energética, reduciendo el consumo de energía y minimizando el impacto ambiental.
  • Mayor precisión en el control de la maquinaria, lo que permite una mayor calidad en los procesos productivos.
  • Reducción de costos de mantenimiento, ya que los accionamientos eléctricos requieren menos mantenimiento y tienen una vida útil más larga que los sistemas mecánicos tradicionales.
  • Mayor seguridad en los procesos industriales, ya que los accionamientos eléctricos permiten el control y la supervisión de la maquinaria.

Ejemplos de aplicación de accionamientos eléctricos en la industria

Los accionamientos eléctricos tienen múltiples aplicaciones en la industria, algunas de las cuales son:

  • Control de motores eléctricos en líneas de producción de alimentos y bebidas.
  • Control de elevadores en edificios y centros comerciales.
  • Control de maquinaria en procesos de fabricación de productos electrónicos.
  • Control de robots en procesos de ensamblaje de vehículos.
Te interesará:  Protección de tiristores o protección SCR

Además, existen diferentes tipos de accionamientos eléctricos que se adaptan a las necesidades de cada proceso industrial.

Conexiones eléctricas de los accionamientos eléctricos

Un accionamiento eléctrico es un sistema que convierte la energía eléctrica en movimiento mecánico. Estos sistemas son muy utilizados en la industria para controlar maquinarias y procesos. Para que un accionamiento eléctrico funcione correctamente, es necesario realizar las conexiones eléctricas adecuadas.

Tipos de conexiones eléctricas en los accionamientos eléctricos

Existen varios tipos de conexiones eléctricas que se pueden realizar en los accionamientos eléctricos:

  • Conexión en estrella: en esta configuración, las bobinas del motor se conectan en forma de estrella. Es una conexión común para motores de baja potencia.
  • Conexión en triángulo: en esta configuración, las bobinas del motor se conectan en forma de triángulo. Es una conexión común para motores de alta potencia.
  • Conexión serie-paralelo: esta configuración se utiliza para controlar la velocidad del motor. Se pueden conectar varias bobinas en serie o en paralelo para obtener diferentes velocidades.
  • Conexión directa: esta conexión se utiliza para motores de corriente continua. La alimentación se conecta directamente a los bornes del motor.

Ejemplo de conexión en estrella y en triángulo

Para entender mejor las conexiones en estrella y en triángulo, veamos un ejemplo:

Tenemos un motor trifásico con las siguientes características:

  • Tensión nominal: 380 V
  • Potencia nominal: 5 kW
  • Frecuencia nominal: 50 Hz

Para conectar este motor en estrella, se deben unir los bornes U1, V1 y W1 en un punto común, que será el neutro. Los bornes U2, V2 y W2 se conectan a la alimentación.

Para conectar este motor en triángulo, se deben unir los bornes U1 con V2, V1 con W2 y W1 con U2. Los bornes U2, V2 y W2 se conectan a la alimentación.

Consideraciones importantes en las conexiones eléctricas

Al realizar las conexiones eléctricas en los accionamientos eléctricos, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Verificar que la tensión y la frecuencia de la alimentación coincidan con las especificaciones del motor.
  • Asegurarse de que las conexiones estén bien sujetas y aisladas para evitar cortocircuitos.
  • Realizar las conexiones de acuerdo con el diagrama del motor y las instrucciones del fabricante.
  • Realizar pruebas de funcionamiento antes de poner en marcha la maquinaria.

Es importante conocer los diferentes tipos de conexiones y realizarlas de manera segura y precisa.

Funcionamiento de los accionamientos eléctricos

Un accionamiento eléctrico es un dispositivo que convierte la energía eléctrica en energía mecánica para producir movimiento en una máquina o sistema. Estos dispositivos son utilizados en una amplia variedad de aplicaciones, desde pequeños motores en electrodomésticos hasta grandes motores en fábricas y plantas de energía.

Componentes principales de un accionamiento eléctrico

Un accionamiento eléctrico consta de varios componentes principales:

  • Motor eléctrico: es la parte que convierte la energía eléctrica en energía mecánica.
  • Convertidor de frecuencia: es el dispositivo que controla la velocidad y el par del motor eléctrico.
  • Controlador: es el dispositivo que recibe las señales de entrada y envía las señales de salida al motor y al convertidor de frecuencia.
  • Sistema de transmisión: es el conjunto de componentes que transmiten el movimiento del motor a la máquina o sistema que se está accionando.

Funcionamiento de un accionamiento eléctrico

Un accionamiento eléctrico funciona de la siguiente manera:

  1. La energía eléctrica se suministra al convertidor de frecuencia.
  2. El convertidor de frecuencia convierte la energía eléctrica suministrada en una frecuencia específica que se envía al motor eléctrico.
  3. El motor eléctrico convierte la energía eléctrica en energía mecánica y produce movimiento.
  4. El controlador recibe las señales de entrada, como la velocidad y el par deseado, y envía las señales de salida al motor y al convertidor de frecuencia para controlar la velocidad y el par del motor.
  5. El sistema de transmisión transmite el movimiento del motor a la máquina o sistema que se está accionando.

Ejemplos de aplicaciones de accionamientos eléctricos

Algunos ejemplos de aplicaciones de accionamientos eléctricos son:

  • Electrodomésticos, como lavadoras, secadoras y refrigeradores.
  • Ventiladores y bombas en edificios comerciales.
  • Máquinas en fábricas, como prensas, sierras y tornos.
  • Motores de elevadores y escaleras mecánicas.
  • Motores de tracción en vehículos eléctricos y trenes.

Estos dispositivos constan de varios componentes principales y funcionan mediante la conversión de la energía eléctrica en una frecuencia específica que se envía al motor eléctrico.

En conclusión, el accionamiento eléctrico es un sistema que se utiliza para convertir la energía eléctrica en movimiento mecánico. Gracias a este tipo de tecnología, es posible controlar la velocidad, el par y la dirección de los motores eléctricos, lo que permite una amplia gama de aplicaciones en la industria y en la vida cotidiana. Los accionamientos eléctricos son cada vez más populares debido a su eficiencia energética, su precisión y su bajo mantenimiento. Por lo tanto, es importante conocer las diferentes características y tipos de accionamientos eléctricos disponibles en el mercado, para poder seleccionar la mejor opción para cada aplicación específica. En definitiva, el accionamiento eléctrico es una herramienta clave para la automatización y la eficiencia en la producción y los procesos industriales del futuro.

En conclusión, un accionamiento eléctrico es un sistema que convierte la energía eléctrica en energía mecánica para mover y controlar maquinarias y equipos. Estos accionamientos son cada vez más utilizados en la industria debido a su alta eficiencia energética, bajo costo de mantenimiento y su capacidad para controlar y monitorear el funcionamiento de los equipos. Además, los sistemas de accionamiento eléctrico son más sostenibles y amigables con el medio ambiente que los sistemas mecánicos convencionales, lo que los convierte en una opción cada vez más popular para las empresas que buscan reducir su huella de carbono y mejorar su eficiencia operativa.

JORGE CABRERA BERRÍOS Administrator
Ingeniero Electrónico por la UNI, con maestría y doctorado por la University of Electro-Communications (Japón).

Deja un comentario

Los SCR o tiristores son dispositivos semiconductores muy utilizados en la electrónica de potencia para controlar la corriente eléctrica en…