Materiales magnéticos blandos

Se el primero en calificar

Ultima edición el 21 septiembre, 2023

Los materiales magnéticos blandos son aquellos que se magnetizan con facilidad, pero pierden su magnetización rápidamente una vez que se retira la fuente de campo magnético. Estos materiales son ampliamente utilizados en la industria, la electrónica y la investigación científica debido a su capacidad para modificar y controlar el campo magnético. En este sentido, los materiales magnéticos blandos tienen una gran relevancia en el desarrollo de dispositivos electrónicos como transformadores, motores y generadores eléctricos, así como en la fabricación de sensores y otros componentes magnéticos. En este artículo, presentaremos los conceptos básicos de los materiales magnéticos blandos, sus propiedades y aplicaciones prácticas.

Características generales

Los materiales magnéticos blandos son aquellos que tienen una baja coercitividad, es decir, la cantidad de campo magnético externo necesaria para desmagnetizarlos es baja. Estos materiales se utilizan en aplicaciones en las que se requiere una rápida magnetización y desmagnetización, como en los transformadores, motores eléctricos y generadores.

Algunas de las características generales de los materiales magnéticos blandos son:

  • Baja coercitividad: Como se mencionó anteriormente, estos materiales tienen una baja coercitividad, lo que significa que requieren menos energía para magnetizarse y desmagnetizarse.
  • Permeabilidad magnética alta: La permeabilidad magnética de un material es su capacidad para conducir las líneas de campo magnético. Los materiales magnéticos blandos tienen una alta permeabilidad magnética, lo que los hace ideales para su uso en transformadores y otros dispositivos eléctricos.
  • Baja retención: La retención se refiere a la cantidad de magnetización que un material conserva después de haber sido expuesto a un campo magnético. Los materiales magnéticos blandos tienen una baja retención, lo que significa que pierden su magnetización rápidamente una vez que se retira el campo magnético.
  • Baja magnetoestricción: La magnetoestricción es el cambio en la forma de un material debido a la aplicación de un campo magnético. Los materiales magnéticos blandos tienen una baja magnetoestricción, lo que significa que no cambian mucho de forma cuando se magnetizan.
  • Baja anisotropía: La anisotropía se refiere a la dependencia direccional de las propiedades magnéticas de un material. Los materiales magnéticos blandos tienen una baja anisotropía, lo que significa que sus propiedades magnéticas son similares en todas las direcciones.

Propiedades magnéticas

En los materiales magnéticos blandos, las propiedades magnéticas son una parte fundamental de su comportamiento y desempeño. Estas propiedades se refieren a la capacidad de un material para generar un campo magnético y cómo responde a la presencia de un campo magnético externo.

Magnetización

La magnetización es la medida de la cantidad de magnetismo en un material. Se puede medir la magnitud y la dirección del campo magnético que un material genera en respuesta a un campo magnético externo. La magnetización se puede expresar en unidades de amperios por metro (A/m) o teslas (T).

Susceptibilidad magnética

La susceptibilidad magnética es una medida de la facilidad con la que un material se magnetiza en presencia de un campo magnético externo. Los materiales con una susceptibilidad magnética alta son más fáciles de magnetizar que los materiales con una susceptibilidad magnética baja.

Coercitividad

La coercitividad es la medida de la resistencia de un material a la magnetización. Un material con una alta coercitividad es más difícil de magnetizar que un material con una baja coercitividad.

Remanencia

La remanencia es la medida del magnetismo residual que queda en un material después de que el campo magnético externo se elimina. Los materiales con una alta remanencia tienen más magnetismo residual que los materiales con una baja remanencia.

Ejemplos de materiales magnéticos blandos

  • Acero al silicio
  • Acero al níquel
  • Acero al cobalto
  • Metales amorfos
  • Compuestos de hierro y boro

Estos materiales se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, como motores eléctricos, transformadores, sensores y dispositivos electrónicos.

La magnetización, la susceptibilidad magnética, la coercitividad y la remanencia son algunas de las propiedades que definen el comportamiento magnético de estos materiales. Su conocimiento y control permiten su utilización en numerosas aplicaciones industriales y tecnológicas.

Aplicaciones

Aplicaciones

Los materiales magnéticos blandos tienen diversas aplicaciones en la industria y en la vida cotidiana. A continuación, se presentan algunas de las más importantes:

Transformadores eléctricos

Los materiales magnéticos blandos se utilizan en la fabricación de los núcleos de los transformadores eléctricos. Estos núcleos están formados por láminas de acero al silicio, un material magnético blando, que permite que el transformador funcione de manera eficiente y con un bajo nivel de pérdidas de energía.

Motores eléctricos

Los materiales magnéticos blandos también se utilizan en la fabricación de los motores eléctricos. En este caso, se utilizan aleaciones de hierro-silicio que presentan una alta permeabilidad magnética y baja coercitividad. Esto permite que el motor tenga una mayor eficiencia y un menor consumo de energía.

Te interesará:  Motor de la serie de CA

Electroimanes

Los materiales magnéticos blandos se utilizan en la fabricación de los electroimanes. Estos dispositivos se utilizan en una gran variedad de aplicaciones, como en la separación magnética de materiales, en la medicina, en la industria alimentaria, entre otras. En estos casos, se utilizan materiales magnéticos blandos que presentan una alta permeabilidad magnética y baja coercitividad, lo que permite que el electroimán tenga una alta eficiencia y un bajo consumo de energía.

Cintas magnéticas

Las cintas magnéticas utilizadas en la grabación de audio y video, así como en las unidades de almacenamiento de datos, también se fabrican con materiales magnéticos blandos. En este caso, se utilizan aleaciones de hierro-cobalto-níquel que presentan una alta remanencia magnética y baja coercitividad, lo que permite que la cinta tenga una alta capacidad de almacenamiento y una alta sensibilidad en la grabación y reproducción.

Sensores magnéticos

Los materiales magnéticos blandos se utilizan en la fabricación de sensores magnéticos, que se utilizan en una gran variedad de aplicaciones, como en la medición de campos magnéticos, en la detección de objetos, en la navegación, entre otras. En estos casos, se utilizan materiales magnéticos blandos que presentan una alta sensibilidad magnética y una baja coercitividad, lo que permite que el sensor tenga una alta precisión y una alta sensibilidad.

Estos materiales presentan unas propiedades magnéticas únicas que permiten su utilización en dispositivos que requieren una alta eficiencia, una alta sensibilidad y un bajo consumo de energía.

Clasificación

Los materiales magnéticos blandos son aquellos que se magnetizan fácilmente y pierden su magnetismo casi inmediatamente después de que el campo magnético se detiene. Estos materiales se utilizan en aplicaciones donde se necesita una respuesta magnética rápida y precisa.

Clasificación de los materiales magnéticos blandos

Los materiales magnéticos blandos se pueden clasificar en diferentes tipos según su composición y propiedades magnéticas.

Materiales magnéticos metálicos

Los materiales magnéticos metálicos son aquellos que contienen hierro y otros metales como níquel, cobalto o aluminio. Estos materiales se utilizan en aplicaciones como transformadores, motores eléctricos y generadores debido a su alta permeabilidad magnética y baja coercitividad. Algunos ejemplos incluyen:

  • Aleaciones de hierro-níquel (como la Invar)
  • Aleaciones de hierro-cobalto (como la Permalloy)
  • Aleaciones de hierro-aluminio (como la Alfenol)

Materiales magnéticos cerámicos

Los materiales magnéticos cerámicos son aquellos que contienen óxidos metálicos y se utilizan en aplicaciones como sensores de campo magnético y cabezales de lectura/escritura en discos duros. Estos materiales tienen una baja permeabilidad magnética y alta coercitividad. Algunos ejemplos incluyen:

  • Ferritas de bario
  • Ferritas de estroncio

Materiales magnéticos poliméricos

Los materiales magnéticos poliméricos son aquellos que contienen partículas magnéticas suspendidas en un polímero. Estos materiales se utilizan en aplicaciones como sensores de campo magnético y dispositivos de almacenamiento de datos. Algunos ejemplos incluyen:

  • Polímeros magnéticos
  • Nanopartículas magnéticas

«Los materiales magnéticos blandos son aquellos que tienen una respuesta rápida y precisa a los campos magnéticos y se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, desde motores eléctricos hasta dispositivos de almacenamiento de datos».

Componentes básicos

Los materiales magnéticos blandos son aquellos que tienen una baja coercitividad, lo que significa que su magnetización puede ser fácilmente manipulada. Estos materiales son ampliamente utilizados en la industria eléctrica y electrónica, donde se requiere la conversión de energía eléctrica en energía magnética y viceversa.

Componentes básicos de los materiales magnéticos blandos:

  • Material base: Es el material principal que se utiliza para crear el componente magnético. Los materiales más comunes son el hierro, el níquel y el cobalto, aunque también se utilizan aleaciones de estos metales.
  • Recubrimiento: Los materiales magnéticos blandos a menudo se recubren con una fina capa de otro material para protegerlos del óxido y la corrosión. Los recubrimientos comunes incluyen el níquel, el estaño y el zinc.
  • Núcleo: El núcleo es la parte central del componente magnético y está hecho de material magnético blando. Se utiliza para dirigir y concentrar el flujo magnético.
  • Bobina: La bobina es un conjunto de alambre conductor que se enrolla alrededor del núcleo. Cuando se aplica una corriente eléctrica a la bobina, se crea un campo magnético que interactúa con el núcleo para producir el efecto deseado.
  • Terminal: Las terminales son los puntos de conexión eléctrica en el componente magnético. Están hechas de materiales conductores como el cobre o el latón y se utilizan para conectar la bobina a otros componentes eléctricos.

Ejemplos de componentes magnéticos blandos:

Los materiales magnéticos blandos se utilizan en una amplia variedad de componentes eléctricos y electrónicos, incluyendo:

  • Núcleos de transformadores: Los núcleos de transformadores están hechos de material magnético blando y se utilizan para convertir la energía eléctrica en energía magnética y viceversa. Los transformadores se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, desde fuentes de alimentación hasta sistemas de iluminación.
  • Núcleos de inductores: Los inductores son componentes que se utilizan para almacenar energía magnética. Están compuestos por un núcleo de material magnético blando y una bobina, y se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, desde filtros de señal hasta circuitos de alimentación de motores.
  • Cabezales de lectura/escritura de discos duros: Los discos duros utilizan cabezales de lectura/escritura para leer y escribir datos. Estos cabezales están hechos de material magnético blando y se utilizan para manipular el campo magnético en la superficie del disco duro.
  • Electroimanes: Los electroimanes son dispositivos que utilizan corriente eléctrica para crear un campo magnético. Están compuestos por un núcleo de material magnético blando y una bobina, y se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, desde sistemas de frenado hasta sistemas de levitación magnética.

Estos materiales están compuestos por una variedad de componentes básicos, como el material base, el recubrimiento, el núcleo, la bobina y la terminal, y se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, desde transformadores hasta discos duros.

Te interesará:  Cambiar álgebra o álgebra booleana

Tipos de materiales magnéticos blandos

Los materiales magnéticos blandos son aquellos que tienen una baja coercitividad y alta permeabilidad magnética, lo que significa que pueden magnetizarse y desmagnetizarse fácilmente en presencia de un campo magnético externo. Estos materiales son ampliamente utilizados en la industria electrónica, de telecomunicaciones y en la fabricación de transformadores y motores eléctricos.

Materiales magnéticos blandos de hierro

Una de las características principales de los materiales magnéticos blandos de hierro es su alta permeabilidad magnética. Estos materiales son ampliamente utilizados en la fabricación de núcleos de transformadores y motores eléctricos. El hierro puro es el material magnético blando más utilizado debido a su baja coercitividad y alta permeabilidad magnética.

Materiales magnéticos blandos de níquel

Los materiales magnéticos blandos de níquel son conocidos por su alta permeabilidad magnética y baja coercitividad. Estos materiales son utilizados en la fabricación de núcleos de transformadores, motores eléctricos y en la industria electrónica.

Materiales magnéticos blandos de cobalto

Los materiales magnéticos blandos de cobalto son conocidos por su alta permeabilidad magnética y baja coercitividad. Estos materiales son utilizados en la fabricación de dispositivos magnéticos, como sensores y actuadores.

Materiales magnéticos blandos de ferrita

Los materiales magnéticos blandos de ferrita son ampliamente utilizados en la industria electrónica debido a su bajo costo y alta permeabilidad magnética. Estos materiales son utilizados en la fabricación de transformadores, inductores y en la fabricación de antenas.

Materiales magnéticos blandos de aleaciones amorfas

Las aleaciones amorfas son materiales magnéticos blandos que se han desarrollado recientemente. Estos materiales tienen una alta permeabilidad magnética y una baja coercitividad, lo que los hace útiles en aplicaciones que requieren alta sensibilidad magnética. Estos materiales son utilizados en la fabricación de sensores, actuadores y dispositivos biomédicos.

Cada uno de estos materiales tiene características específicas que los hacen útiles en diferentes situaciones. Es importante conocer las propiedades de cada material para seleccionar el más adecuado para una aplicación específica.

Obtención

La obtención de materiales magnéticos blandos es un proceso que consiste en la producción de materiales que pueden ser magnetizados y desmagnetizados con facilidad.

Métodos de obtención

Existen varios métodos para obtener materiales magnéticos blandos, algunos de ellos son:

  • Método de fusión: en este método se mezclan los componentes necesarios en una proporción adecuada y se funden en un horno eléctrico. El material fundido se vierte en un molde y se enfría rápidamente con agua o aire para obtener una estructura amorfa.
  • Método de sinterización: en este método se mezclan los componentes necesarios en una proporción adecuada y se compactan en forma de polvo. El polvo se somete a altas temperaturas y presiones en un horno para crear una estructura densa y homogénea.
  • Método de deposición: en este método se utiliza un proceso de deposición para crear una película delgada de material magnético sobre un sustrato. Este método se utiliza para fabricar materiales magnéticos de alta densidad y alta resistencia.

Ejemplos de materiales magnéticos blandos

Algunos ejemplos de materiales magnéticos blandos son:

  1. Acero al silicio: es un material magnético blando utilizado en transformadores, motores eléctricos y generadores debido a su alta permeabilidad magnética y baja pérdida de energía.
  2. Cobalto hierro: es un material magnético blando utilizado en la fabricación de núcleos de transformadores y bobinas debido a su alta permeabilidad magnética y baja coercitividad.
  3. Níquel hierro: es un material magnético blando utilizado en la fabricación de transformadores, bobinas y motores eléctricos debido a su alta permeabilidad magnética y baja coercitividad.

Los métodos de obtención varían según las aplicaciones y los materiales utilizados.

Obtención

La obtención de materiales magnéticos blandos es un proceso que consiste en la producción de materiales que pueden ser magnetizados y desmagnetizados con facilidad.

Métodos de obtención

Existen varios métodos para obtener materiales magnéticos blandos, algunos de ellos son:

  • Método de fusión: en este método se mezclan los componentes necesarios en una proporción adecuada y se funden en un horno eléctrico. El material fundido se vierte en un molde y se enfría rápidamente con agua o aire para obtener una estructura amorfa.
  • Método de sinterización: en este método se mezclan los componentes necesarios en una proporción adecuada y se compactan en forma de polvo. El polvo se somete a altas temperaturas y presiones en un horno para crear una estructura densa y homogénea.
  • Método de deposición: en este método se utiliza un proceso de deposición para crear una película delgada de material magnético sobre un sustrato. Este método se utiliza para fabricar materiales magnéticos de alta densidad y alta resistencia.

Ejemplos de materiales magnéticos blandos

Algunos ejemplos de materiales magnéticos blandos son:

  1. Acero al silicio: es un material magnético blando utilizado en transformadores, motores eléctricos y generadores debido a su alta permeabilidad magnética y baja pérdida de energía.
  2. Cobalto hierro: es un material magnético blando utilizado en la fabricación de núcleos de transformadores y bobinas debido a su alta permeabilidad magnética y baja coercitividad.
  3. Níquel hierro: es un material magnético blando utilizado en la fabricación de transformadores, bobinas y motores eléctricos debido a su alta permeabilidad magnética y baja coercitividad.

Los métodos de obtención varían según las aplicaciones y los materiales utilizados.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas de los materiales magnéticos blandos

1. Alta permeabilidad magnética: Los materiales magnéticos blandos tienen una alta permeabilidad magnética, lo que significa que son muy fáciles de magnetizar y desmagnetizar. Esto los hace ideales para su uso en transformadores y motores eléctricos.

2. Bajo nivel de coercitividad: La coercitividad es la fuerza necesaria para desmagnetizar un material. Los materiales magnéticos blandos tienen un bajo nivel de coercitividad, lo que significa que se desmagnetizan fácilmente. Esto es útil en aplicaciones de transformadores y motores eléctricos, ya que permite una mayor eficiencia energética.

Te interesará:  Clasificación del alternador

3. Bajo nivel de pérdidas por histéresis: Las pérdidas por histéresis son la energía que se pierde cuando un material magnético se magnetiza y desmagnetiza. Los materiales magnéticos blandos tienen un bajo nivel de pérdidas por histéresis, lo que significa que son más eficientes energéticamente.

Inconvenientes de los materiales magnéticos blandos

1. Baja resistencia mecánica: Los materiales magnéticos blandos son relativamente blandos y frágiles, lo que significa que no son muy resistentes mecánicamente. Esto los hace menos adecuados para aplicaciones en las que se requiere una alta resistencia mecánica.

2. Baja estabilidad térmica: Los materiales magnéticos blandos pueden experimentar cambios en su permeabilidad magnética y coercitividad con los cambios de temperatura. Esto puede limitar su uso en aplicaciones de alta temperatura.

3. Propensos a la corrosión: Los materiales magnéticos blandos son propensos a la corrosión, lo que puede limitar su vida útil. Se requieren técnicas especiales de recubrimiento para protegerlos de la corrosión.

Sin embargo, también tienen limitaciones, como una baja resistencia mecánica, baja estabilidad térmica y susceptibilidad a la corrosión. Por lo tanto, se deben considerar cuidadosamente las aplicaciones y condiciones de uso antes de seleccionar los materiales magnéticos blandos.

Estudios recientes

En los últimos años, se han llevado a cabo estudios muy interesantes en el campo de los materiales magnéticos blandos. A continuación, se presentan algunos de los hallazgos más relevantes:

Materiales magnéticos blandos con menor pérdida de energía

Uno de los principales objetivos en el desarrollo de materiales magnéticos blandos es reducir al mínimo las pérdidas de energía, ya que estas pérdidas pueden impedir que los materiales se utilicen en aplicaciones prácticas. Recientemente, se ha descubierto que la adición de pequeñas cantidades de elementos como el niobio o el vanadio puede reducir significativamente las pérdidas de energía en algunos materiales magnéticos blandos. Este descubrimiento podría tener importantes implicaciones en la fabricación de transformadores y otros dispositivos eléctricos.

Nuevos métodos de fabricación

Los materiales magnéticos blandos se fabrican a menudo mediante técnicas de deposición de vapor o pulverización catódica. Sin embargo, estos métodos pueden resultar costosos y poco eficientes en algunos casos. Recientemente, se ha investigado la posibilidad de utilizar técnicas de impresión 3D para fabricar materiales magnéticos blandos. Este enfoque podría permitir una producción más rápida y económica de estos materiales.

Aplicaciones en la tecnología de almacenamiento de datos

Los materiales magnéticos blandos se utilizan en diversas aplicaciones tecnológicas, entre ellas la tecnología de almacenamiento de datos. Recientemente, se ha descubierto que los materiales magnéticos blandos pueden utilizarse para crear dispositivos de almacenamiento de datos con una mayor densidad y una mayor capacidad de almacenamiento. Esto podría tener importantes implicaciones en la industria de los dispositivos de almacenamiento de datos.

Estudio de las propiedades magnéticas a nivel microscópico

Uno de los mayores desafíos en el estudio de los materiales magnéticos blandos es comprender las propiedades magnéticas a nivel microscópico. Recientemente, se han utilizado técnicas avanzadas de microscopía y espectroscopía para estudiar las propiedades magnéticas de estos materiales a nivel atómico. Este enfoque ha permitido una comprensión más profunda de los mecanismos que rigen el comportamiento magnético de los materiales blandos.

Investigación de nuevos materiales magnéticos blandos

Además de mejorar los materiales magnéticos blandos existentes, también se están investigando nuevos materiales con propiedades magnéticas interesantes. Por ejemplo, recientemente se ha descubierto que los materiales magnéticos blandos basados en el hierro y el boro pueden tener una mayor resistencia a la corrosión que otros materiales similares. Este descubrimiento podría tener importantes implicaciones en la fabricación de componentes magnéticos de larga duración.

Se espera que estos avances conduzcan a la creación de materiales con mejores propiedades magnéticas y a una mayor eficiencia en la fabricación de dispositivos tecnológicos.

En conclusión, los materiales magnéticos blandos son un elemento esencial en la fabricación de dispositivos electrónicos y eléctricos, especialmente en transformadores y motores eléctricos. Su facilidad para magnetizarse y desmagnetizarse los convierte en una opción ideal para estas aplicaciones. Además, su bajo nivel de coercitividad los hace adecuados para la construcción de núcleos magnéticos que deben cambiar de polaridad con frecuencia. A medida que la tecnología continúa avanzando, se espera que la demanda de materiales magnéticos blandos siga creciendo. Sin lugar a dudas, estos materiales seguirán siendo una parte fundamental en la creación de dispositivos electrónicos y eléctricos en el futuro.

En resumen, los materiales magnéticos blandos son aquellos que tienen una baja coercitividad, lo que significa que son fáciles de magnetizar y desmagnetizar. Estos materiales tienen una gran importancia en la fabricación de transformadores, motores eléctricos y otros dispositivos electromagnéticos. Además, también se utilizan en aplicaciones como sensores magnéticos y tarjetas de crédito. Es importante destacar que los materiales magnéticos blandos siguen siendo objeto de investigación para mejorar sus propiedades y su uso en diversas aplicaciones tecnológicas.

JORGE CABRERA BERRÍOS Administrator
Ingeniero Electrónico por la UNI, con maestría y doctorado por la University of Electro-Communications (Japón).

Deja un comentario

La investigación de los superconductores ha sido un tema de interés en la física desde su descubrimiento en 1911. Los…