Puesta a tierra del equipo

Se el primero en calificar

Ultima edición el 21 septiembre, 2023

La puesta a tierra del equipo es un proceso crucial para garantizar la seguridad eléctrica en cualquier instalación o sistema eléctrico. Consiste en conectar todas las partes metálicas de un equipo o instalación eléctrica a una toma de tierra, con el fin de disipar cualquier corriente eléctrica que pueda presentarse debido a un cortocircuito o una falla eléctrica. Esta práctica es esencial para prevenir accidentes eléctricos y proteger tanto a las personas como a los equipos y las instalaciones eléctricas.

En este artículo, se abordará todo lo relacionado con la puesta a tierra del equipo, desde su definición y función hasta los diferentes tipos de conexión a tierra, pasando por su importancia en la seguridad eléctrica y las normas y regulaciones que rigen su aplicación. Además, se explicará cómo realizar una correcta puesta a tierra del equipo y cuáles son los elementos y equipos necesarios para ello.

Indice de contenidos

Tipos de puesta a tierra.

Cuando hablamos de la puesta a tierra del equipo, nos referimos a un sistema que se encarga de conectar todos los elementos conductores de un equipo eléctrico con la tierra. Esto se hace para proteger al personal y al equipo de posibles descargas eléctricas.

Puesta a tierra por resistencia o electrodo de puesta a tierra:

Este tipo de puesta a tierra se realiza mediante un electrodo que se entierra en la tierra. La resistencia de la tierra debe ser menor a 25 ohms para que el sistema sea efectivo. Se utiliza en instalaciones donde se requiere una puesta a tierra de baja resistencia.

Puesta a tierra por anillo:

Este tipo de puesta a tierra se utiliza en instalaciones de alta tensión. Consiste en instalar un anillo de cobre alrededor de la subestación eléctrica y conectarlo a tierra. El objetivo es proteger a los trabajadores que realizan labores de mantenimiento en la subestación.

Puesta a tierra por pararrayos:

Este tipo de puesta a tierra se utiliza en edificios y estructuras donde se requiere protección contra descargas atmosféricas. Se instala un pararrayos que se encarga de captar la descarga eléctrica y desviarla hacia la tierra.

Puesta a tierra de protección:

Este tipo de puesta a tierra se utiliza en sistemas eléctricos donde se requiere proteger a las personas y el equipo contra posibles fallas de aislamiento. Consiste en conectar todos los elementos conductores del equipo a tierra mediante un conductor de protección.

Puesta a tierra funcional:

Este tipo de puesta a tierra se utiliza en sistemas eléctricos donde se requiere garantizar el correcto funcionamiento del equipo. Se conecta el equipo a tierra mediante un conductor de tierra que se encarga de eliminar los ruidos y las interferencias electromagnéticas.

Puesta a tierra de señal:

Este tipo de puesta a tierra se utiliza en sistemas de comunicaciones y equipos electrónicos sensibles. Consiste en conectar los elementos conductores del equipo a tierra para eliminar los ruidos y las interferencias electromagnéticas que puedan afectar la calidad de la señal.

Puesta a tierra de protección contra explosiones:

Este tipo de puesta a tierra se utiliza en instalaciones con riesgo de explosión, como pueden ser las plantas químicas o las refinerías. Se conecta el equipo a tierra mediante un conductor de protección para evitar las chispas que puedan provocar una explosión.

Puesta a tierra de blindaje:

Este tipo de puesta a tierra se utiliza en instalaciones de alta tensión y en equipos electrónicos sensibles. Consiste en conectar el blindaje de los cables de alta tensión y los equipos electrónicos a tierra para eliminar las interferencias electromagnéticas que puedan afectar el funcionamiento del equipo.

Es importante tener en cuenta que cada tipo de puesta a tierra tiene un objetivo específico y se debe seleccionar el tipo adecuado según las necesidades de cada instalación. Una puesta a tierra incorrecta puede poner en riesgo la seguridad del personal y el correcto funcionamiento del equipo.

Acciones previas a la puesta a tierra.

Cuando se trabaja con equipos eléctricos, es importante tener en cuenta la seguridad de las personas que interactúan con el mismo. Uno de los principales riesgos es el de electrocución, por lo que es necesario realizar una puesta a tierra del equipo antes de comenzar cualquier trabajo.

¿Qué es la puesta a tierra?

La puesta a tierra es una conexión eléctrica directa con la tierra, que se realiza para evitar la acumulación de cargas eléctricas en los equipos. Esta conexión asegura que, en caso de una falla en el sistema, la corriente eléctrica fluya hacia la tierra y no a través del cuerpo humano o de otros objetos cercanos.

Acciones previas a la puesta a tierra

Antes de realizar la puesta a tierra, es necesario tomar algunas medidas de seguridad para garantizar la integridad del equipo y de las personas involucradas en el proceso. Algunas de las acciones previas a la puesta a tierra son:

  • Verificar el estado del equipo: Antes de comenzar cualquier trabajo, es necesario realizar una inspección visual del equipo para asegurarse de que no hay daños o señales de mal funcionamiento.
  • Identificar los puntos de conexión: Es importante saber cuáles son los puntos específicos donde se llevará a cabo la conexión a tierra. Estos puntos deben estar claramente identificados y accesibles.
  • Desconectar el equipo del suministro de energía: Antes de realizar cualquier trabajo en el equipo, es necesario desconectarlo de la fuente de energía para evitar accidentes.
  • Descargar la energía acumulada: Si el equipo ha estado en funcionamiento previamente, es posible que haya acumulado energía. Es necesario descargarla antes de comenzar la puesta a tierra.
  • Utilizar herramientas adecuadas: Es importante utilizar herramientas adecuadas y en buen estado para realizar la puesta a tierra. Las herramientas deben estar diseñadas para soportar la corriente eléctrica y ser seguras para el usuario.
Te interesará:  Concepto de matriz de corte de circuito eléctrico

Conclusión

La puesta a tierra es una medida de seguridad esencial para cualquier trabajo con equipos eléctricos. Antes de realizar la puesta a tierra, es necesario tomar algunas medidas de seguridad para garantizar la integridad del equipo y de las personas involucradas en el proceso. Con estas precauciones, se puede reducir el riesgo de electrocución y garantizar un entorno de trabajo seguro.

Materiales recomendados para la puesta a tierra.

La puesta a tierra del equipo es una medida de seguridad vital para prevenir accidentes eléctricos. Para ello, es necesario utilizar los materiales adecuados para garantizar una conexión segura y efectiva.

Cables

Los cables son uno de los elementos más importantes para la puesta a tierra. Es necesario utilizar cables de cobre de alta calidad, con una sección adecuada al amperaje que maneja el equipo. Además, es importante que los cables sean flexibles y resistentes a la corrosión.

Es importante utilizar cables de cobre de alta calidad, con una sección adecuada al amperaje que maneja el equipo.

Varillas

Las varillas de puesta a tierra son elementos que se entierran en el suelo para establecer una conexión directa con la tierra. Es importante utilizar varillas de cobre o acero galvanizado, con una longitud adecuada al tipo de suelo y una sección que permita una buena conducción eléctrica.

Es importante utilizar varillas de cobre o acero galvanizado, con una longitud adecuada al tipo de suelo y una sección que permita una buena conducción eléctrica.

Abrazaderas

Las abrazaderas se utilizan para fijar los cables a las varillas de puesta a tierra. Es importante utilizar abrazaderas de alta calidad, que aseguren una conexión firme y segura. Además, es importante que las abrazaderas sean resistentes a la corrosión y al desgaste.

Es importante utilizar abrazaderas de alta calidad, que aseguren una conexión firme y segura.

Conectores

Los conectores son elementos que se utilizan para unir los cables entre sí. Es importante utilizar conectores de alta calidad, que aseguren una conexión firme y segura. Además, es importante que los conectores sean resistentes a la corrosión y al desgaste.

Es importante utilizar conectores de alta calidad, que aseguren una conexión firme y segura.

Terminales

Los terminales se utilizan para conectar los cables a los equipos o dispositivos eléctricos. Es importante utilizar terminales de alta calidad, que aseguren una conexión firme y segura. Además, es importante que los terminales sean resistentes a la corrosión y al desgaste.

Es importante utilizar terminales de alta calidad, que aseguren una conexión firme y segura.

Medidor de resistencia

El medidor de resistencia se utiliza para medir la resistencia eléctrica entre la varilla de puesta a tierra y el punto de conexión del equipo. Es importante utilizar un medidor de resistencia de alta calidad, que permita obtener mediciones precisas y confiables.

Es importante utilizar un medidor de resistencia de alta calidad, que permita obtener mediciones precisas y confiables.

Para ello, es necesario utilizar los materiales adecuados para garantizar una conexión segura y efectiva.

Evaluación de la puesta a tierra.

Cuando se habla de puesta a tierra del equipo, se refiere a la conexión eléctrica que se realiza para asegurar que el equipo esté conectado de manera segura a la tierra. Esto se hace para evitar que se produzcan descargas eléctricas que puedan dañar el equipo o, peor aún, causar lesiones a las personas que lo manejan.

Para asegurarse de que la puesta a tierra del equipo esté funcionando correctamente, es necesario realizar una evaluación periódica. Esta evaluación puede realizarse mediante la medición de la resistencia de la conexión a tierra.

¿Cómo se realiza la evaluación de la puesta a tierra?

La evaluación de la puesta a tierra se realiza mediante un megger, un instrumento que mide la resistencia eléctrica. Para realizar la medición, se debe seguir los siguientes pasos:

  1. Desconectar el equipo de la fuente de alimentación eléctrica.
  2. Conectar el megger a la conexión de tierra del equipo.
  3. Realizar la medición de la resistencia eléctrica.
  4. Comparar los resultados con las normas de seguridad eléctrica vigentes.

Si la resistencia medida es menor que la resistencia de seguridad establecida por las normas eléctricas, entonces se puede decir que la puesta a tierra del equipo está funcionando correctamente. En caso contrario, se deben tomar medidas para mejorar la conexión a tierra.

¿Por qué es importante realizar la evaluación de la puesta a tierra?

La evaluación de la puesta a tierra es importante porque permite verificar que el equipo esté conectado de manera segura a la tierra, lo que evita la posibilidad de que se produzcan descargas eléctricas peligrosas. Además, la evaluación periódica permite detectar posibles fallas en la conexión a tierra y tomar medidas para corregirlas.

Se recomienda que este proceso sea realizado por personal capacitado en seguridad eléctrica y que se realice de acuerdo a las normas y estándares vigentes.

Verificación de la resistencia de la puesta a tierra.

La puesta a tierra es un proceso vital para garantizar la seguridad eléctrica de cualquier equipo o instalación eléctrica. La resistencia de la puesta a tierra es uno de los factores clave que determinan la eficacia de la puesta a tierra. Por lo tanto, es importante verificar regularmente la resistencia de la puesta a tierra para asegurarse de que esté dentro de los límites aceptables.

¿Por qué es importante verificar la resistencia de la puesta a tierra?

La resistencia de la puesta a tierra es importante porque determina la cantidad de corriente que fluye a través de la puesta a tierra en caso de una falla en el sistema eléctrico. Si la resistencia de la puesta a tierra es alta, la corriente de falla puede no ser suficiente para activar el interruptor de circuito o el fusible, lo que puede causar una descarga eléctrica o un incendio.

¿Cómo se verifica la resistencia de la puesta a tierra?

La resistencia de la puesta a tierra se mide mediante un instrumento de medición llamado «megóhmetro». Este instrumento aplica una tensión de prueba entre la puesta a tierra y la fuente de alimentación y mide la corriente que fluye a través de ella. La resistencia de la puesta a tierra se calcula dividiendo la tensión de prueba por la corriente medida.

¿Cuál es el valor límite aceptable de la resistencia de la puesta a tierra?

El valor límite aceptable de la resistencia de la puesta a tierra depende del tipo de equipo o instalación eléctrica. En general, la resistencia de la puesta a tierra debe ser menor a 1 ohmio. Sin embargo, para equipos o instalaciones eléctricas sensibles, como equipos médicos o de control de procesos, la resistencia de la puesta a tierra debe ser menor a 0,1 ohmio.

Te interesará:  Principio de funcionamiento del relé térmico Construcción del relé de sobrecarga térmica

¿Qué hacer si la resistencia de la puesta a tierra es alta?

Si la resistencia de la puesta a tierra es alta, es importante identificar la causa de la alta resistencia y tomar medidas para corregirla. Algunas posibles causas de una alta resistencia de la puesta a tierra incluyen:

  • Conexiones de tierra sueltas o corroídas
  • Electrodos de tierra oxidados o corroídos
  • Suelo seco o resistivo
  • Cables de tierra dañados

Para corregir una alta resistencia de la puesta a tierra, se pueden tomar medidas como:

  • Limpiar y apretar todas las conexiones de tierra
  • Reemplazar los electrodos de tierra oxidados o corroídos
  • Regar el suelo alrededor del electrodo de tierra para reducir la resistencia del suelo
  • Reemplazar los cables de tierra dañados

Si la resistencia de la puesta a tierra es alta, es importante identificar y corregir la causa de la alta resistencia para garantizar una puesta a tierra efectiva y segura.

Problemas que se derivan de una puesta a tierra deficiente.

La puesta a tierra del equipo es una práctica de seguridad esencial en cualquier instalación eléctrica. Si la puesta a tierra no está bien hecha, pueden surgir varios problemas que pueden poner en peligro la vida de las personas, los equipos y las estructuras. A continuación, se describen algunos de los principales problemas que se derivan de una puesta a tierra deficiente.

1. Descargas eléctricas

La falta de una puesta a tierra adecuada puede provocar descargas eléctricas en los equipos y estructuras que estén conectados a la instalación eléctrica. Si una persona toca un equipo sin una puesta a tierra adecuada y hay una fuga de corriente, puede sufrir una descarga eléctrica que puede ser fatal. Por lo tanto, es importante asegurarse de que todos los equipos estén correctamente conectados a la puesta a tierra.

2. Sobrecargas y cortocircuitos

Otro problema que puede surgir de una puesta a tierra deficiente son las sobrecargas y cortocircuitos. La falta de una puesta a tierra adecuada puede causar sobrecargas en los equipos, lo que puede provocar su mal funcionamiento o incluso su destrucción. Además, si hay un cortocircuito en el sistema eléctrico, sin una puesta a tierra adecuada, puede causar daños graves en los equipos y en las estructuras cercanas.

3. Interferencias electromagnéticas

La falta de una puesta a tierra adecuada también puede provocar interferencias electromagnéticas en los equipos. Estas interferencias pueden causar problemas de rendimiento y mal funcionamiento en los equipos, lo que puede llevar a fallos en la producción y pérdidas económicas.

4. Problemas de seguridad personal y de equipo

La falta de una puesta a tierra adecuada puede representar un riesgo para la seguridad personal y de los equipos. Si las estructuras y los equipos no están correctamente conectados a la puesta a tierra, pueden acumular cargas eléctricas estáticas que, en determinadas circunstancias, pueden provocar chispas y explosiones.

5. Incumplimiento de las normativas y regulaciones

Por último, una puesta a tierra deficiente puede llevar al incumplimiento de las normativas y regulaciones en materia de seguridad eléctrica. Los gobiernos y las autoridades locales suelen establecer normas y regulaciones estrictas en materia de puesta a tierra para garantizar la seguridad de las personas, los equipos y las estructuras. Si no se cumplen estas normativas, se pueden enfrentar graves sanciones legales y económicas.

Por lo tanto, es fundamental asegurarse de que la puesta a tierra se realice correctamente en todas las instalaciones eléctricas.

Factores que influyen en la puesta a tierra.

La puesta a tierra es un proceso muy importante en el uso de cualquier equipo eléctrico. La correcta puesta a tierra de un equipo es esencial para garantizar la seguridad de las personas que lo utilizan y para prevenir posibles daños en el equipo.

Existen varios factores que influyen en la puesta a tierra. A continuación, se describen algunos de ellos:

1. Resistencia del suelo:

La resistencia del suelo es un factor clave en la puesta a tierra. Si la resistencia del suelo es alta, la corriente eléctrica tendrá dificultades para fluir hacia la tierra. Por lo tanto, es importante realizar mediciones de la resistencia del suelo antes de realizar la puesta a tierra.

2. Humedad del suelo:

La humedad del suelo también es un factor importante en la puesta a tierra. Si el suelo está seco, la resistencia será mayor y la puesta a tierra será menos efectiva. Se recomienda hacer la puesta a tierra en períodos de alta humedad para garantizar una buena conexión con la tierra.

3. Tipo de suelo:

El tipo de suelo también influye en la puesta a tierra. Los suelos arenosos son menos efectivos para la puesta a tierra que los suelos arcillosos o húmedos. Si el suelo es arenoso, puede ser necesario utilizar electrodos más largos para alcanzar una buena conexión con la tierra.

4. Condiciones climáticas:

Las condiciones climáticas también pueden afectar la puesta a tierra. En caso de lluvia o tormentas eléctricas, es importante revisar la puesta a tierra para asegurarse de que siga siendo efectiva.

5. Calidad de los materiales:

La calidad de los materiales utilizados en la puesta a tierra también es importante. Los materiales de baja calidad pueden corroerse o desgastarse con el tiempo, lo que puede afectar la efectividad de la puesta a tierra. Se recomienda utilizar materiales de alta calidad y resistencia para garantizar una larga duración y una buena conexión con la tierra.

6. Diseño del sistema eléctrico:

El diseño del sistema eléctrico también puede influir en la puesta a tierra. Si el diseño no está bien planificado, puede haber problemas de corriente eléctrica que afecten la efectividad de la puesta a tierra. Por lo tanto, es importante contar con un diseño eléctrico adecuado y revisar regularmente su funcionamiento.

Para garantizar una buena conexión con la tierra, se deben tener en cuenta factores como la resistencia y humedad del suelo, el tipo de suelo, las condiciones climáticas, la calidad de los materiales y el diseño del sistema eléctrico. Realizando una correcta puesta a tierra, se garantiza la seguridad de las personas y la durabilidad del equipo.

Factores que influyen en la puesta a tierra.

La puesta a tierra es un proceso muy importante en el uso de cualquier equipo eléctrico. La correcta puesta a tierra de un equipo es esencial para garantizar la seguridad de las personas que lo utilizan y para prevenir posibles daños en el equipo.

Existen varios factores que influyen en la puesta a tierra. A continuación, se describen algunos de ellos:

1. Resistencia del suelo:

La resistencia del suelo es un factor clave en la puesta a tierra. Si la resistencia del suelo es alta, la corriente eléctrica tendrá dificultades para fluir hacia la tierra. Por lo tanto, es importante realizar mediciones de la resistencia del suelo antes de realizar la puesta a tierra.

2. Humedad del suelo:

La humedad del suelo también es un factor importante en la puesta a tierra. Si el suelo está seco, la resistencia será mayor y la puesta a tierra será menos efectiva. Se recomienda hacer la puesta a tierra en períodos de alta humedad para garantizar una buena conexión con la tierra.

3. Tipo de suelo:

El tipo de suelo también influye en la puesta a tierra. Los suelos arenosos son menos efectivos para la puesta a tierra que los suelos arcillosos o húmedos. Si el suelo es arenoso, puede ser necesario utilizar electrodos más largos para alcanzar una buena conexión con la tierra.

Te interesará:  Fusible eléctrico Fusible HRC Alta capacidad de ruptura

4. Condiciones climáticas:

Las condiciones climáticas también pueden afectar la puesta a tierra. En caso de lluvia o tormentas eléctricas, es importante revisar la puesta a tierra para asegurarse de que siga siendo efectiva.

5. Calidad de los materiales:

La calidad de los materiales utilizados en la puesta a tierra también es importante. Los materiales de baja calidad pueden corroerse o desgastarse con el tiempo, lo que puede afectar la efectividad de la puesta a tierra. Se recomienda utilizar materiales de alta calidad y resistencia para garantizar una larga duración y una buena conexión con la tierra.

6. Diseño del sistema eléctrico:

El diseño del sistema eléctrico también puede influir en la puesta a tierra. Si el diseño no está bien planificado, puede haber problemas de corriente eléctrica que afecten la efectividad de la puesta a tierra. Por lo tanto, es importante contar con un diseño eléctrico adecuado y revisar regularmente su funcionamiento.

Para garantizar una buena conexión con la tierra, se deben tener en cuenta factores como la resistencia y humedad del suelo, el tipo de suelo, las condiciones climáticas, la calidad de los materiales y el diseño del sistema eléctrico. Realizando una correcta puesta a tierra, se garantiza la seguridad de las personas y la durabilidad del equipo.

Medidas correctivas para la puesta a tierra.

La puesta a tierra del equipo es una medida importante de seguridad eléctrica. Sin embargo, en ocasiones se pueden presentar fallas en la puesta a tierra que deben ser corregidas para evitar accidentes. A continuación, se presentan algunas medidas correctivas para la puesta a tierra:

1. Verificar la resistencia de la tierra:

La resistencia de la tierra debe ser lo suficientemente baja para que la corriente fluya a través de ella y se disipe en el suelo. Si la resistencia de la tierra es alta, se pueden presentar problemas como sobretensión, interferencias electromagnéticas y electrostáticas, y riesgo de descargas eléctricas. Para verificar la resistencia de la tierra se puede utilizar un medidor de resistencia de tierra.

2. Revisar las conexiones de la puesta a tierra:

Es importante revisar las conexiones de la puesta a tierra para asegurarse de que estén bien unidas y apretadas. Si las conexiones están sueltas, pueden presentar una alta resistencia y no disipar la corriente eléctrica de manera adecuada.

3. Instalar electrodos adicionales:

En algunos casos, puede ser necesario instalar electrodos adicionales para mejorar la puesta a tierra. Esto puede suceder cuando hay una alta resistencia en el suelo, o cuando la corriente eléctrica que fluye a través de la puesta a tierra es muy alta.

4. Utilizar conductores de mayor sección:

Si la corriente eléctrica que fluye a través de la puesta a tierra es muy alta, se pueden utilizar conductores de mayor sección para disipar la corriente de manera más eficiente. Esto puede ayudar a reducir la resistencia de la tierra y mejorar la seguridad eléctrica.

5. Revisar el sistema de puesta a tierra periódicamente:

Es importante revisar el sistema de puesta a tierra periódicamente para asegurarse de que esté funcionando correctamente. Se recomienda hacer revisiones al menos una vez al año, o después de realizar cambios importantes en el sistema eléctrico.

Algunas medidas correctivas incluyen verificar la resistencia de la tierra, revisar las conexiones de la puesta a tierra, instalar electrodos adicionales, utilizar conductores de mayor sección y revisar el sistema de puesta a tierra periódicamente.

Normativa que regula la puesta a tierra.

La puesta a tierra es un procedimiento fundamental para garantizar la seguridad eléctrica en cualquier instalación eléctrica. Por lo tanto, existen diversas normativas que regulan su correcta ejecución.

Normativa Nacional

En España, la normativa que regula la puesta a tierra se encuentra en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT), que establece los requisitos y procedimientos necesarios para llevar a cabo la puesta a tierra en cualquier tipo de instalación eléctrica.

Normativa Internacional

En el ámbito internacional, existen diversas normativas que regulan la puesta a tierra, como la norma IEC 60364, que establece las condiciones y requisitos necesarios para la protección contra contactos indirectos en instalaciones eléctricas de baja tensión.

Procedimiento para la puesta a tierra

El procedimiento para llevar a cabo la puesta a tierra de cualquier equipo o instalación eléctrica consta de los siguientes pasos:

  1. Identificación de los puntos de tierra
  2. Conexión de los conductores de tierra a los puntos de tierra
  3. Comprobación de la continuidad eléctrica de los conductores de tierra
  4. Medición de la resistencia de puesta a tierra
  5. Emisión del certificado de puesta a tierra

Es importante destacar que la correcta ejecución de la puesta a tierra es fundamental para garantizar la seguridad eléctrica de cualquier instalación o equipo eléctrico. Por lo tanto, es recomendable que la puesta a tierra sea realizada por profesionales cualificados y siguiendo las normativas establecidas.

La correcta ejecución de la puesta a tierra es fundamental para garantizar la seguridad eléctrica de cualquier instalación o equipo eléctrico.

En conclusión, la puesta a tierra del equipo es fundamental en cualquier instalación eléctrica para garantizar la seguridad de las personas y la integridad de los equipos. Es importante que se realice de manera adecuada y se mantenga en óptimas condiciones para evitar posibles riesgos eléctricos. Asimismo, es fundamental que los profesionales encargados de realizar esta tarea tengan los conocimientos necesarios y sigan las normas y regulaciones correspondientes. La puesta a tierra del equipo es un tema que no debe ser tomado a la ligera y debe ser considerado como una prioridad en cualquier proyecto eléctrico.

En conclusión, la puesta a tierra del equipo es un procedimiento esencial para garantizar la seguridad y el correcto funcionamiento de los sistemas eléctricos. Permite la eliminación de cargas estáticas y la protección de los equipos y las personas ante posibles descargas eléctricas. Es importante que se realice por personal capacitado y con herramientas adecuadas, y que se verifique periódicamente su eficacia. En definitiva, la puesta a tierra es una medida preventiva que no se debe pasar por alto en ningún sistema eléctrico.

JORGE CABRERA BERRÍOS Administrator
Ingeniero Electrónico por la UNI, con maestría y doctorado por la University of Electro-Communications (Japón).

Deja un comentario

Los MOSFET de potencia son dispositivos electrónicos utilizados en la industria para controlar la energía eléctrica en circuitos de alta…