Aparamenta de media tensión

Se el primero en calificar

Ultima edición el 21 septiembre, 2023

La aparamenta de media tensión es un conjunto de dispositivos y equipos eléctricos que se utilizan para la distribución y protección de energía eléctrica en un rango de tensiones entre 1 kV y 36 kV. Esta aparamenta es esencial en la infraestructura eléctrica de cualquier industria o ciudad, ya que permite el transporte y distribución de energía eléctrica a grandes distancias y en diferentes niveles de voltaje.

La aparamenta de media tensión se compone de diferentes elementos, como interruptores, seccionadores, transformadores, fusibles, entre otros. Cada uno de estos elementos tiene una función específica en la protección y distribución de la energía eléctrica, y en conjunto forman un sistema seguro y eficiente para el suministro de electricidad.

En esta presentación, se abordará la importancia de la aparamenta de media tensión en la infraestructura eléctrica, así como los diferentes elementos que la componen y sus funciones específicas. También se analizarán los criterios y normas de seguridad que se deben seguir en la instalación y mantenimiento de esta aparamenta, con el objetivo de garantizar un suministro eléctrico seguro y confiable para todos los usuarios.

Instalación eléctrica

La instalación eléctrica es el conjunto de elementos y dispositivos que permiten la distribución y el control de la electricidad en un edificio o vivienda. Es esencial para el funcionamiento de cualquier equipo o sistema eléctrico, ya que es la encargada de suministrar la energía necesaria para su correcto funcionamiento.

Elementos de una instalación eléctrica

Los elementos principales que componen una instalación eléctrica son:

  • Centro de carga: es el lugar donde se concentran los circuitos eléctricos y se distribuye la energía eléctrica a los diferentes puntos de consumo.
  • Cableado: son los cables que conducen la electricidad desde el centro de carga hasta los puntos de consumo, como enchufes, interruptores, lámparas, etc.
  • Interruptores y enchufes: son los dispositivos que permiten el control del suministro eléctrico a cada uno de los puntos de consumo.
  • Dispositivos de protección: son los elementos encargados de garantizar la seguridad de la instalación eléctrica, como los interruptores diferenciales, los fusibles o los limitadores de sobretensión.

Tipos de instalaciones eléctricas

Existen diferentes tipos de instalaciones eléctricas según su finalidad:

  • Instalaciones residenciales: son aquellas destinadas a suministrar energía eléctrica a viviendas y hogares.
  • Instalaciones comerciales: son las que se utilizan en locales comerciales, oficinas o establecimientos públicos.
  • Instalaciones industriales: son aquellas destinadas a suministrar energía eléctrica a fábricas, talleres o industrias.

Aparamenta de media tensión

La aparamenta de media tensión es un conjunto de dispositivos eléctricos utilizados en las instalaciones eléctricas de media tensión, es decir, aquellas que trabajan con voltajes superiores a los 1.000 voltios. Estos dispositivos se encargan de proteger y controlar el suministro eléctrico en las instalaciones de media tensión.

Entre los dispositivos que componen la aparamenta de media tensión se encuentran:

  • Interruptores: son los dispositivos encargados de abrir y cerrar el circuito eléctrico en las instalaciones de media tensión.
  • Fusibles: son dispositivos de protección que se encargan de cortar el suministro eléctrico en caso de sobrecarga o cortocircuito en la instalación.
  • Transformadores: son dispositivos que se encargan de transformar la corriente eléctrica de alta tensión a baja tensión para su distribución a los puntos de consumo.

Conclusión

La aparamenta de media tensión es un conjunto de dispositivos eléctricos utilizados en las instalaciones de media tensión para garantizar su protección y control.

Seccionamiento de circuitos

El seccionamiento de circuitos es un proceso fundamental en la aparamenta de media tensión, ya que permite la desconexión de los equipos y la prevención de posibles accidentes eléctricos en caso de fallos o mantenimientos.

¿Qué es el seccionamiento de circuitos?

El seccionamiento de circuitos consiste en la apertura y cierre de un circuito eléctrico, de manera que se pueda aislar y desconectar un equipo o una sección de la red eléctrica sin afectar al resto del sistema.

Tipos de seccionamiento

Existen diferentes tipos de seccionamiento de circuitos, según la función y la ubicación de los dispositivos:

  • Seccionadores: son dispositivos que permiten la apertura y cierre de un circuito eléctrico en carga, sin interrupción del suministro. Se utilizan para el seccionamiento de líneas y transformadores.
  • Fusibles: son elementos de protección que se funden cuando la corriente eléctrica supera un valor determinado, interrumpiendo así el circuito. Se utilizan para el seccionamiento de líneas y transformadores en caso de sobrecarga o cortocircuito.
  • Interruptores: son dispositivos que permiten la apertura y cierre de un circuito eléctrico con interrupción del suministro. Se utilizan para el seccionamiento de circuitos y equipos de media tensión.

Importancia del seccionamiento de circuitos

El seccionamiento de circuitos es fundamental para garantizar la seguridad en la manipulación y el mantenimiento de los equipos eléctricos. Además, permite la realización de trabajos en una sección de la red eléctrica sin interrupciones en el suministro, lo que puede resultar crucial en algunos entornos de alta criticidad, como hospitales o centros de datos.

Tipos de materiales

Cuando se trata de la aparamenta de media tensión, uno de los aspectos más importantes a considerar es el tipo de material utilizado en su construcción. Los materiales utilizados en la aparamenta de media tensión deben ser capaces de soportar altos niveles de corriente, voltaje y temperatura, así como garantizar la seguridad y fiabilidad del equipo.

Te interesará:  Relé de tiempo inverso | Relé de retardo de tiempo definido

Materiales aislantes

Los materiales aislantes se utilizan para separar las partes conductoras de la aparamenta de media tensión y evitar cortocircuitos. Algunos de los materiales aislantes más comunes incluyen:

  • Porcelana: es un material cerámico que se utiliza comúnmente en la construcción de aparamenta de media tensión debido a su alta resistencia mecánica y eléctrica.
  • Resinas epoxi: se utilizan para encapsular los componentes de la aparamenta de media tensión y proporcionar una protección adicional contra la humedad y los contaminantes.
  • Poliéster: es un material plástico que se utiliza en la fabricación de aparamenta de media tensión debido a su alta resistencia a la corrosión y a los rayos UV.

Materiales conductores

Los materiales conductores se utilizan para transportar la corriente eléctrica a través de la aparamenta de media tensión. Algunos de los materiales conductores más comunes incluyen:

  • Cobre: es uno de los materiales conductores más utilizados en la construcción de aparamenta de media tensión debido a su alta conductividad y resistencia a la corrosión.
  • Aluminio: es un material conductor ligero que se utiliza en la construcción de aparamenta de media tensión debido a su bajo costo y alta conductividad.

Materiales de contacto

Los materiales de contacto se utilizan en los interruptores de la aparamenta de media tensión para garantizar una conexión eléctrica segura y fiable. Algunos de los materiales de contacto más comunes incluyen:

  • Cobre: se utiliza comúnmente en los contactos de los interruptores de la aparamenta de media tensión debido a su alta conductividad y resistencia a la corrosión.
  • Plata: es un material de contacto utilizado en la aparamenta de media tensión debido a su alta conductividad y baja resistencia al desgaste.

Los materiales aislantes, conductores y de contacto son algunos de los materiales más comunes utilizados en la construcción de aparamenta de media tensión.

Normativa vigente

La normativa vigente es un conjunto de leyes y reglamentos que establecen los requisitos que deben cumplir los equipos y sistemas eléctricos para garantizar su seguridad y eficiencia. En el caso de la aparamenta de media tensión, existen varias normativas que deben tenerse en cuenta:

Normativa Europea

  • Directiva de Baja Tensión (DBT) 2014/35/UE: establece los requisitos de seguridad para los equipos eléctricos destinados a ser utilizados en un rango de tensión entre 50V y 1.000V en corriente alterna y entre 75V y 1.500V en corriente continua.
  • Directiva de Compatibilidad Electromagnética (EMC) 2014/30/UE: establece los requisitos para la emisión y la inmunidad de los equipos eléctricos en relación con las interferencias electromagnéticas.
  • Reglamento de Productos de la Construcción (RPC) 305/2011/UE: establece los requisitos para la comercialización de los productos de construcción, incluyendo la aparamenta de media tensión utilizada en infraestructuras eléctricas.

Normativa Nacional

  • Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT): establece las condiciones técnicas y garantías que deben cumplir las instalaciones eléctricas de baja tensión y los equipos eléctricos conectados a ellas.
  • Reglamento Electrotécnico de Alta Tensión (REAT): establece las condiciones técnicas y garantías que deben cumplir las instalaciones eléctricas de alta tensión y los equipos eléctricos conectados a ellas.
  • Real Decreto 337/2014: establece los requisitos de seguridad y eficiencia energética de los transformadores de potencia, incluyendo los utilizados en la aparamenta de media tensión.

Es importante destacar que estas normativas están sujetas a actualizaciones y modificaciones periódicas, por lo que es necesario mantenerse actualizado para garantizar el cumplimiento de los requisitos legales y técnicos.

Elementos de protección

La aparamenta de media tensión es un conjunto de elementos eléctricos que se utilizan en instalaciones de distribución eléctrica para controlar, proteger y aislar los circuitos de media tensión. Entre estos elementos, destacan los elementos de protección, cuya función es garantizar la seguridad de las personas y de los equipos eléctricos ante posibles fallos o sobrecargas en la instalación.

Tipos de elementos de protección en la aparamenta de media tensión

Los elementos de protección más comunes en la aparamenta de media tensión son:

  • Fusibles: son dispositivos de protección que se utilizan para interrumpir el flujo de corriente eléctrica en caso de sobrecarga o cortocircuito en un circuito eléctrico. Los fusibles se colocan en serie con el circuito eléctrico y se funden cuando la corriente eléctrica supera un determinado valor, interrumpiendo el flujo de corriente y protegiendo el circuito.
  • Interruptores automáticos: son dispositivos de protección que se utilizan para interrumpir el flujo de corriente eléctrica en caso de sobrecarga o cortocircuito en un circuito eléctrico. A diferencia de los fusibles, los interruptores automáticos se pueden rearmar manualmente después de haber interrumpido el flujo de corriente.
  • Relés de protección: son dispositivos de protección que se utilizan para detectar y desconectar automáticamente un circuito eléctrico en caso de fallo o sobrecarga. Los relés de protección se activan cuando detectan una anomalía en la corriente eléctrica y envían una señal para desconectar el circuito eléctrico.
  • Transformadores de corriente: son dispositivos que se utilizan para medir la corriente eléctrica en un circuito eléctrico. Los transformadores de corriente se colocan en serie con el circuito eléctrico y transforman la corriente eléctrica en una señal de baja intensidad que se puede medir con un amperímetro.
  • Transformadores de tensión: son dispositivos que se utilizan para medir la tensión eléctrica en un circuito eléctrico. Los transformadores de tensión se colocan en paralelo con el circuito eléctrico y transforman la tensión eléctrica en una señal de baja intensidad que se puede medir con un voltímetro.

Importancia de los elementos de protección en la aparamenta de media tensión

Los elementos de protección son fundamentales en la aparamenta de media tensión, ya que su función es garantizar la seguridad de las personas y de los equipos eléctricos ante posibles fallos o sobrecargas en la instalación. La ausencia o el mal funcionamiento de los elementos de protección puede provocar daños graves en los equipos eléctricos e incluso poner en peligro la vida de las personas.

Por ello, es importante que la aparamenta de media tensión cuente con todos los elementos de protección necesarios y que estos se encuentren en buen estado y funcionamiento. Además, es necesario realizar un mantenimiento periódico de los elementos de protección para garantizar su correcto funcionamiento y evitar posibles fallos o averías.

Medidas de seguridad

La aparamenta de media tensión es un elemento esencial en cualquier instalación eléctrica que requiera de un voltaje superior a los 1.000 V. Sin embargo, el uso de este tipo de equipos conlleva una serie de riesgos que deben ser minimizados mediante la implementación de medidas de seguridad adecuadas.

Te interesará:  Motor de inducción lineal: principio de funcionamiento, aplicaciones y diseño

1. Aislamiento eléctrico

La primera medida de seguridad que debe ser considerada es el aislamiento eléctrico adecuado. Esto significa que todos los componentes de la aparamenta deben estar diseñados y fabricados para soportar la tensión nominal de la instalación y evitar cualquier fuga de corriente eléctrica.

Además, es importante que se realice una revisión periódica del estado de los aislamientos para detectar cualquier posible deterioro que pueda comprometer la seguridad de la instalación.

2. Protección contra cortocircuitos

La protección contra cortocircuitos es otro aspecto clave en la seguridad eléctrica de la aparamenta. Para ello, se deben utilizar dispositivos de protección adecuados, como interruptores automáticos, fusibles o relés de protección.

Estos dispositivos deben ser capaces de detectar cualquier exceso de corriente y desconectar automáticamente la instalación para evitar daños a los equipos y prevenir posibles accidentes.

3. Señalización y etiquetado

La señalización y el etiquetado también son medidas de seguridad importantes en la aparamenta de media tensión. Es necesario que todos los componentes estén debidamente identificados y señalizados para evitar confusiones y garantizar una operación segura.

Además, es importante que se utilicen colores normalizados para indicar las diferentes fases y tensiones de la instalación, de manera que se pueda identificar fácilmente cualquier problema o mal funcionamiento.

4. Formación y capacitación

Por último, pero no menos importante, es fundamental que todo el personal que trabaje con la aparamenta de media tensión esté debidamente formado y capacitado en las medidas de seguridad necesarias.

Esto incluye conocimientos sobre los riesgos eléctricos, las normas de seguridad y los procedimientos de emergencia en caso de accidente. Además, es recomendable realizar simulacros periódicos para mantener actualizado el conocimiento del personal y evaluar la eficacia de los protocolos de seguridad establecidos.

Sistemas de control

En el campo de la aparamenta de media tensión, los sistemas de control son fundamentales para el correcto funcionamiento y la seguridad de la instalación eléctrica. Estos sistemas permiten supervisar y regular la energía que fluye por los diferentes componentes, evitando así sobrecargas y cortocircuitos que podrían causar daños e incluso accidentes.

Tipos de sistemas de control

Existen varios tipos de sistemas de control en función de su finalidad y del elemento que controlan. Algunos de los más habituales son:

  • Sistema de control de temperatura: mide y regula la temperatura de los componentes, evitando sobrecalentamientos.
  • Sistema de protección contra cortocircuitos: detecta los cortocircuitos y desconecta inmediatamente el circuito afectado para evitar daños mayores.
  • Sistema de protección contra sobrecargas: detecta las sobrecargas y reduce la corriente que fluye por el circuito para evitar daños.
  • Sistema de control de tensión: mide y regula la tensión eléctrica en los diferentes puntos de la instalación.
  • Sistema de control de frecuencia: mide y regula la frecuencia de la corriente eléctrica.

Importancia de los sistemas de control

Los sistemas de control son esenciales para garantizar la seguridad y el correcto funcionamiento de la instalación eléctrica. Sin ellos, cualquier fallo o sobrecarga podría causar daños irreparables en los equipos y poner en peligro la integridad de las personas.

Además, los sistemas de control permiten optimizar el rendimiento de la instalación, asegurando un suministro eléctrico estable y sin interrupciones. Esto se traduce en una mayor eficiencia energética y una reducción de los costes de mantenimiento y reparación.

Algunos ejemplos de sistemas de control en la aparamenta de media tensión

Para entender mejor cómo funcionan los sistemas de control, podemos citar algunos ejemplos de su aplicación en la aparamenta de media tensión:

  • Los interruptores automáticos de protección contra cortocircuitos (IAC) son un tipo de sistema de control que detecta los cortocircuitos y desconecta el circuito afectado en cuestión de milisegundos.
  • Los transformadores de medida son otro ejemplo de sistema de control que se utiliza para medir la corriente y la tensión en los diferentes puntos de la instalación.
  • Los relés de protección son sistemas de control que se encargan de detectar los fallos eléctricos y activar los mecanismos de protección correspondientes.

Por ello, es fundamental contar con equipos de alta calidad y tecnología avanzada que aseguren un control preciso y fiable de la energía eléctrica.

Sistemas de control

En el campo de la aparamenta de media tensión, los sistemas de control son fundamentales para el correcto funcionamiento y la seguridad de la instalación eléctrica. Estos sistemas permiten supervisar y regular la energía que fluye por los diferentes componentes, evitando así sobrecargas y cortocircuitos que podrían causar daños e incluso accidentes.

Tipos de sistemas de control

Existen varios tipos de sistemas de control en función de su finalidad y del elemento que controlan. Algunos de los más habituales son:

  • Sistema de control de temperatura: mide y regula la temperatura de los componentes, evitando sobrecalentamientos.
  • Sistema de protección contra cortocircuitos: detecta los cortocircuitos y desconecta inmediatamente el circuito afectado para evitar daños mayores.
  • Sistema de protección contra sobrecargas: detecta las sobrecargas y reduce la corriente que fluye por el circuito para evitar daños.
  • Sistema de control de tensión: mide y regula la tensión eléctrica en los diferentes puntos de la instalación.
  • Sistema de control de frecuencia: mide y regula la frecuencia de la corriente eléctrica.

Importancia de los sistemas de control

Los sistemas de control son esenciales para garantizar la seguridad y el correcto funcionamiento de la instalación eléctrica. Sin ellos, cualquier fallo o sobrecarga podría causar daños irreparables en los equipos y poner en peligro la integridad de las personas.

Además, los sistemas de control permiten optimizar el rendimiento de la instalación, asegurando un suministro eléctrico estable y sin interrupciones. Esto se traduce en una mayor eficiencia energética y una reducción de los costes de mantenimiento y reparación.

Algunos ejemplos de sistemas de control en la aparamenta de media tensión

Para entender mejor cómo funcionan los sistemas de control, podemos citar algunos ejemplos de su aplicación en la aparamenta de media tensión:

  • Los interruptores automáticos de protección contra cortocircuitos (IAC) son un tipo de sistema de control que detecta los cortocircuitos y desconecta el circuito afectado en cuestión de milisegundos.
  • Los transformadores de medida son otro ejemplo de sistema de control que se utiliza para medir la corriente y la tensión en los diferentes puntos de la instalación.
  • Los relés de protección son sistemas de control que se encargan de detectar los fallos eléctricos y activar los mecanismos de protección correspondientes.
Te interesará:  Materiales utilizados para los elementos calefactores

Por ello, es fundamental contar con equipos de alta calidad y tecnología avanzada que aseguren un control preciso y fiable de la energía eléctrica.

Pruebas de aceptación

Las pruebas de aceptación son una parte fundamental en la implementación de cualquier sistema de aparamenta de media tensión. Estas pruebas tienen como objetivo verificar que el sistema cumple con los requisitos del cliente y que se ha construido de acuerdo a los estándares y normas aplicables.

Las pruebas de aceptación se realizan después de la instalación y la puesta en marcha del sistema de aparamenta de media tensión. Estas pruebas se llevan a cabo en las condiciones más cercanas a las condiciones reales de operación del sistema. Esto incluye la alimentación de carga, la simulación de fallas y la verificación de las funciones de protección.

A continuación, se presentan algunas de las pruebas de aceptación más comunes en la implementación de un sistema de aparamenta de media tensión:

1. Prueba de continuidad: Esta prueba tiene como objetivo verificar que todos los componentes del sistema de aparamenta están conectados correctamente y que no hay cortocircuitos en el sistema.

2. Prueba de aislamiento: Esta prueba mide la resistencia del aislamiento del sistema de aparamenta. Se realiza aplicando una tensión de prueba entre los conductores y la tierra.

3. Prueba de funcionamiento de los relés de protección: Esta prueba tiene como objetivo verificar el correcto funcionamiento de los relés de protección del sistema de aparamenta. Se simulan diversas situaciones de falla para verificar que los relés actúan correctamente.

4. Prueba de disparo de los interruptores: Esta prueba tiene como objetivo verificar que los interruptores del sistema de aparamenta se abren y cierran correctamente cuando se activan.

5. Prueba de carga: Esta prueba tiene como objetivo verificar la capacidad del sistema de aparamenta para manejar la carga nominal y la sobrecarga.

6. Prueba de falla: Esta prueba tiene como objetivo verificar la capacidad del sistema de aparamenta para manejar diferentes tipos de fallas, incluyendo fallas de cortocircuito y sobrecarga.

Estas pruebas aseguran que el sistema se ha construido de acuerdo a los requisitos del cliente y a los estándares y normas aplicables. Es importante llevar a cabo estas pruebas en condiciones lo más cercanas posibles a las condiciones reales de operación del sistema.

Mantenimiento periódico

El mantenimiento periódico de la aparamenta de media tensión es esencial para garantizar su correcto funcionamiento y prolongar su vida útil. Este tipo de mantenimiento se realiza regularmente y consiste en una serie de tareas preventivas que buscan evitar o reducir los problemas y fallos en la aparamenta.

Importancia del mantenimiento periódico

El mantenimiento periódico de la aparamenta de media tensión es importante por varias razones:

  • Garantiza la seguridad de las personas y las instalaciones
  • Reduce el riesgo de averías y paradas no programadas
  • Prolonga la vida útil de la aparamenta
  • Mejora su eficiencia y rendimiento

Tareas del mantenimiento periódico

Las tareas del mantenimiento periódico de la aparamenta de media tensión pueden variar según el tipo de equipo y las condiciones de operación, pero algunas de las más comunes son:

  • Limpieza y desinfección de los componentes
  • Inspección visual de los componentes y conexiones
  • Medición y prueba de los parámetros eléctricos
  • Revisión y ajuste de los mecanismos de maniobra
  • Reposición de líquidos dieléctricos y aceites aislantes
  • Verificación y actualización de los sistemas de protección y control

Frecuencia del mantenimiento periódico

La frecuencia del mantenimiento periódico de la aparamenta de media tensión depende de varios factores, como el tipo de equipo, su antigüedad, las condiciones ambientales y la carga. En general, se recomienda realizar este mantenimiento de forma anual o cada dos años.

Conclusión

El mantenimiento periódico de la aparamenta de media tensión es fundamental para garantizar su seguridad, eficiencia y durabilidad. Realizar estas tareas de forma regular y planificada permite evitar problemas y fallos en el equipo, reducir los costes de reparación y mantener una operación eficiente y segura.

En conclusión, la aparenta de media tensión es un elemento fundamental en la distribución energética de cualquier zona urbana o rural. Las ventajas de contar con equipos y dispositivos de alta calidad se traducen en una mayor eficiencia, seguridad y rentabilidad. Además, la tecnología actual permite la integración de sistemas de control y automatización que optimizan el funcionamiento de la red eléctrica, reducen los costos operativos y minimizan el impacto ambiental. En definitiva, la inversión en aparenta de media tensión es una decisión inteligente para asegurar el suministro energético de calidad y sostenible.

En resumen, la adecuada selección y uso de la aparatenta de media tensión es esencial para garantizar la seguridad y eficiencia del suministro eléctrico en instalaciones de este tipo. Es importante considerar factores como la capacidad de carga, la protección contra sobrecargas y cortocircuitos, la facilidad de mantenimiento y la compatibilidad con el sistema eléctrico existente. Además, es fundamental contar con personal capacitado para la instalación, operación y mantenimiento de la aparatenta, y seguir las normas y regulaciones aplicables. En definitiva, una buena gestión de la aparatenta de media tensión puede mejorar significativamente la calidad y fiabilidad del suministro eléctrico en cualquier instalación.

JORGE CABRERA BERRÍOS Administrator
Ingeniero Electrónico por la UNI, con maestría y doctorado por la University of Electro-Communications (Japón).

Deja un comentario

En la actualidad, el motor eléctrico es uno de los dispositivos más utilizados en todo el mundo. Se trata de…