Conductancia eléctrica Conductividad de semiconductores y aislantes metálicos | Teoría de bandas

Se el primero en calificar

La conductividad eléctrica es una propiedad fundamental de los materiales que determina su capacidad para conducir corriente eléctrica. En este sentido, los materiales se dividen en tres grandes categorías: conductores, semiconductores y aislantes. La conductividad de los materiales conductor y semiconductor se explica mediante la teoría de bandas, que establece que los electrones de los átomos de los materiales están organizados en niveles energéticos llamados bandas. En esta ocasión, nos enfocaremos en la conductividad de semiconductores y aislantes metálicos, explorando sus propiedades y características.

Indice de contenidos

Propiedades generales de la conductancia eléctrica.

La conductancia eléctrica es la capacidad de un material para permitir el flujo de corriente eléctrica. Los materiales pueden tener diferentes niveles de conductividad eléctrica dependiendo de su estructura y características. A continuación, se detallan algunas de las propiedades generales de la conductancia eléctrica:

Tamaño de los átomos

Los materiales con átomos más pequeños suelen tener mayor conductividad eléctrica, ya que los electrones pueden moverse con más facilidad en un espacio más reducido. Por ejemplo, el cobre es uno de los materiales más conductores debido a su estructura atómica compacta.

Densidad de electrones

La cantidad de electrones libres en un material también influye en su conductividad eléctrica. Los materiales con una alta densidad de electrones libres son generalmente más conductores que aquellos con baja densidad de electrones. Por ejemplo, los metales son buenos conductores porque tienen una gran cantidad de electrones libres.

Temperatura

La temperatura también puede afectar la conductividad eléctrica de un material. En general, a medida que la temperatura aumenta, la conductividad eléctrica disminuye. Esto se debe a que la temperatura agita los átomos del material, lo que dificulta el movimiento de los electrones.

Imperfecciones en la estructura del cristal

Las imperfecciones en la estructura del cristal de un material pueden afectar su conductividad eléctrica. Por ejemplo, las impurezas en un material pueden actuar como obstáculos para el movimiento de los electrones, lo que reduce su conductividad eléctrica.

Campo eléctrico

La presencia de un campo eléctrico también puede afectar la conductividad eléctrica de un material. Si un material está expuesto a un campo eléctrico, los electrones pueden moverse con más facilidad en la dirección del campo, aumentando así la conductividad eléctrica.

Comprender estas propiedades es fundamental para desarrollar nuevos materiales que tengan una conductividad eléctrica óptima para diferentes aplicaciones.

Tipos de conductancia eléctrica.

Existen varios tipos de conductancia eléctrica, cada uno de ellos con características específicas. A continuación, se explicará detalladamente cada uno de ellos.

Conductancia eléctrica metálica

La conductancia eléctrica metálica es la capacidad que tienen los metales para conducir electricidad. Esto se debe a que en los metales, los electrones de la última capa están muy sueltos y pueden moverse fácilmente a través del material. Por lo tanto, los metales son buenos conductores eléctricos.

Un ejemplo de esto es el cobre, que se utiliza comúnmente en la fabricación de cables eléctricos debido a su alta conductividad eléctrica.

Conductancia eléctrica iónica

La conductancia eléctrica iónica se refiere a la capacidad de los iones para conducir electricidad a través de una solución. En una solución iónica, los iones positivos y negativos están en movimiento constante, lo que les permite llevar una carga eléctrica.

Un ejemplo de esto es el agua salada, que es una solución iónica y puede conducir electricidad.

Conductancia eléctrica electrónica

La conductancia eléctrica electrónica se refiere a la capacidad de los electrones para conducir electricidad en materiales como los semiconductores. Los semiconductores son materiales que se encuentran entre los conductores eléctricos y los aislantes eléctricos en términos de conductividad.

Un ejemplo de esto es el silicio, que es un material semiconductor muy utilizado en la fabricación de dispositivos electrónicos, como chips para computadoras y teléfonos móviles.

Conductancia eléctrica de vacío

La conductancia eléctrica de vacío se refiere a la capacidad de un vacío para conducir electricidad. Aunque el vacío no contiene ningún material conductor, puede permitir que los electrones se muevan a través de él en ciertas condiciones, como en un tubo de vacío.

Un ejemplo de esto es un tubo de vacío utilizado en equipos electrónicos antiguos, como radios y televisores.

Los diferentes tipos de conductancia eléctrica tienen características únicas que los hacen adecuados para diferentes aplicaciones. Es importante comprender estos tipos de conductancia eléctrica para poder diseñar y fabricar dispositivos electrónicos eficientes y efectivos.

Control de la conductancia eléctrica.

La conductancia eléctrica es la capacidad que tienen los materiales para permitir el flujo de corriente eléctrica a través de ellos. Esto se debe a la presencia de electrones libres en el material que pueden moverse bajo la influencia de un campo eléctrico.

Control de la conductancia eléctrica en metales

En los metales, la conductancia eléctrica puede ser controlada de varias maneras:

  • Aumentando la temperatura: A medida que la temperatura aumenta, los electrones en el material adquieren más energía y pueden moverse con mayor facilidad, lo que aumenta la conductancia eléctrica.
  • Cambiando la composición química: La conductancia eléctrica de los metales puede variar dependiendo de su composición química. Por ejemplo, la aleación de cobre y estaño conocida como bronce tiene una conductancia eléctrica menor que el cobre puro.
  • Aplicando un campo eléctrico: Se puede aumentar la conductancia eléctrica de un metal al aplicar un campo eléctrico externo, lo que permite a los electrones moverse con más libertad.

Control de la conductancia eléctrica en semiconductores

En los semiconductores, la conductancia eléctrica puede ser controlada de forma más precisa debido a la presencia de una banda de energía prohibida, que separa la banda de valencia de la banda de conducción.

Algunas formas de controlar la conductancia eléctrica en semiconductores son:

  • Dopaje: El dopaje es la adición controlada de impurezas en el material semiconductor para alterar su conductividad. Por ejemplo, el silicio dopado con boro se convierte en un material tipo p, mientras que el silicio dopado con fósforo se convierte en un material tipo n.
  • Cambiando la temperatura: Al igual que en los metales, la conductancia eléctrica de los semiconductores aumenta con la temperatura debido a la mayor energía térmica disponible para los electrones.
  • Aplicando un campo eléctrico: Al aplicar un campo eléctrico externo, se puede inducir la conductividad en un material semiconductor que normalmente sería un aislante.
Te interesará:  Potencial de acción y potencial de reposo

Control de la conductancia eléctrica en aislantes

En los aislantes, la conductancia eléctrica es muy baja debido a la ausencia de electrones libres que puedan moverse a través del material. Sin embargo, aún es posible controlar la conductividad eléctrica en algunos casos:

  • Alterando la estructura cristalina: Algunos aislantes tienen una estructura cristalina que les permite conducir electricidad si se altera su orientación cristalina o si se les aplica una presión externa.
  • Dopaje: Algunos aislantes pueden ser dopados con impurezas para alterar su conductividad eléctrica. Por ejemplo, el diamante dopado con boro se convierte en un material conductor.

Desde la modificación de la temperatura hasta la adición de impurezas, estos métodos permiten ajustar la conductividad eléctrica de los materiales para adaptarlos a diferentes aplicaciones.

Concepto de semiconductores y aislantes metálicos.

Los materiales se pueden clasificar en tres categorías según su conductividad eléctrica: conductores, semiconductores y aislantes. En este artículo hablaremos específicamente de los semiconductores y aislantes metálicos.

Semiconductores

Los semiconductores son materiales que tienen una conductividad eléctrica intermedia entre los conductores (como los metales) y los aislantes (como el vidrio). Su conductividad se puede controlar modificando su estructura atómica.

Los átomos de los semiconductores tienen cuatro electrones en su última capa, lo que les permite formar cristales covalentes en los que cada átomo comparte sus electrones con los átomos vecinos. En los cristales covalentes, los electrones están fuertemente unidos a los átomos, pero pueden moverse entre ellos si se les proporciona la energía adecuada.

Los semiconductores son muy utilizados en la industria electrónica, ya que se pueden utilizar para fabricar diodos, transistores y circuitos integrados.

Aislantes metálicos

Los aislantes metálicos son materiales que no conducen electricidad debido a que sus electrones están fuertemente ligados a sus átomos y no pueden moverse fácilmente.

Los átomos de los aislantes metálicos tienen una cantidad de electrones en su última capa que es suficiente para llenar la banda de valencia, pero no lo suficiente para crear una banda de conducción. Esto significa que no hay electrones disponibles para conducir la electricidad.

Algunos ejemplos de aislantes metálicos son el vidrio, la cerámica y el diamante.

Teoría de bandas

La conductividad eléctrica de los materiales depende de la estructura de sus bandas de energía. La teoría de bandas describe cómo los electrones se organizan en las bandas de energía en los sólidos y cómo se comportan al aplicar un campo eléctrico.

En los semiconductores, la banda de valencia y la banda de conducción están separadas por un pequeño espacio de energía llamado banda prohibida. Los electrones no pueden moverse de la banda de valencia a la banda de conducción sin recibir suficiente energía para superar la banda prohibida. Por lo tanto, los semiconductores tienen una conductividad eléctrica intermedia.

En los aislantes metálicos, la banda de conducción está vacía y la banda de valencia está completamente llena. Esto crea una banda prohibida que es muy grande, lo que significa que los electrones no pueden moverse de la banda de valencia a la banda de conducción sin recibir una cantidad enorme de energía. Por lo tanto, los aislantes metálicos no conducen electricidad.

La diferencia entre ellos radica en la estructura de sus bandas de energía y la cantidad de energía necesaria para que los electrones se muevan de la banda de valencia a la banda de conducción.

Características de los semiconductores y aislantes metálicos.

Los semiconductores y aislantes metálicos son materiales que tienen propiedades eléctricas diferentes a los conductores metálicos. A continuación, se explican las características principales de estos materiales:

Semiconductores

  • Son materiales que tienen una conductividad eléctrica intermedia entre los aislantes y los conductores.
  • La conductividad de los semiconductores puede ser controlada mediante la adición de impurezas, lo que se conoce como dopaje.
  • Los semiconductores tienen una banda de energía prohibida o gap, que es la diferencia de energía entre la banda de valencia y la banda de conducción.
  • Los electrones en la banda de valencia están unidos al átomo y no pueden moverse libremente. Para que un electrón pase a la banda de conducción, debe recibir suficiente energía para superar el gap.
  • Los semiconductores tienen una alta movilidad de carga, lo que significa que los electrones pueden moverse con facilidad en su estructura cristalina.
  • Ejemplos de semiconductores son el silicio y el germanio.

Aislantes metálicos

  • Son materiales que tienen una conductividad eléctrica muy baja o nula.
  • Los aislantes metálicos tienen una banda de energía prohibida amplia, lo que significa que se requiere mucha energía para que los electrones se muevan de la banda de valencia a la banda de conducción.
  • Los electrones en la banda de valencia están fuertemente unidos al átomo y no pueden moverse con facilidad.
  • Ejemplos de aislantes metálicos son el diamante y el cuarzo.

Los semiconductores tienen una conductividad intermedia y una banda de energía prohibida que puede ser controlada mediante el dopaje. Los aislantes metálicos tienen una conductividad muy baja y una banda de energía prohibida amplia.

Uso de los semiconductores y aislantes metálicos.

La conductancia eléctrica es la propiedad que tienen los materiales de permitir el paso de corriente eléctrica a través de ellos. La conductividad es la medida de la conductancia eléctrica y depende del tipo de material y de la temperatura.

Teoría de bandas

La teoría de bandas explica la conductividad de los materiales basándose en la estructura de sus electrones. Los electrones se encuentran en niveles de energía llamados bandas de energía. En los materiales conductores, como los metales, la banda de valencia y la banda de conducción se solapan, permitiendo que los electrones se muevan libremente y se cree una corriente eléctrica. En cambio, en los aislantes, la banda de conducción está separada por una brecha de energía de la banda de valencia, lo que impide el movimiento libre de los electrones y no permite la conducción eléctrica.

Conductividad de los semiconductores

Los semiconductores son materiales que tienen una conductividad intermedia entre los conductores y los aislantes. En los semiconductores, la banda de conducción está separada de la banda de valencia por una brecha de energía pequeña, lo que permite que los electrones puedan saltar de una banda a otra con una pequeña cantidad de energía. La conductividad de los semiconductores aumenta con la temperatura, ya que la energía térmica proporciona a los electrones la energía necesaria para saltar la brecha de energía. Los semiconductores se utilizan en la fabricación de dispositivos electrónicos, como transistores y diodos.

Conductividad de los aislantes metálicos

Los aislantes metálicos son materiales que tienen una conductividad muy baja a temperatura ambiente. La banda de conducción está separada de la banda de valencia por una brecha de energía grande, lo que impide el movimiento libre de los electrones. Sin embargo, la conductividad de los aislantes metálicos puede aumentar significativamente a altas temperaturas, debido a la excitación térmica de los electrones. Los aislantes metálicos se utilizan como recubrimientos protectores en la industria electrónica y en la fabricación de aislantes térmicos.

Te interesará:  Teoremas del álgebra booleana y leyes del álgebra booleana

Ejemplos de semiconductores y aislantes metálicos

Algunos ejemplos de semiconductores son:

  • Silicio
  • Germanio
  • Arseniuro de galio

Algunos ejemplos de aislantes metálicos son:

  • Diamante
  • Zafiro
  • Alúmina

La conductividad de estos materiales depende de la teoría de bandas y de la energía térmica que se les proporcione.

Teoría de bandas: Introducción.

La teoría de bandas es una teoría física que describe el comportamiento de los electrones en sólidos. Esta teoría es fundamental para entender la conductancia eléctrica y la conductividad de semiconductores y aislantes metálicos.

¿Qué es la conductancia eléctrica?

La conductancia eléctrica es una medida de la facilidad con la que los electrones pueden moverse a través de un material. Se mide en siemens (S) y su inverso es la resistencia eléctrica, medida en ohmios (Ω).

¿Qué es la conductividad de semiconductores y aislantes metálicos?

La conductividad es la capacidad de un material para permitir el flujo de corriente eléctrica a través de él. En los semiconductores y aislantes metálicos, la conductividad es el resultado de la presencia de bandas de energía, que se describen en la teoría de bandas.

¿Qué es la teoría de bandas?

La teoría de bandas describe la distribución de energía de los electrones en un sólido. Según esta teoría, los electrones no pueden tener cualquier cantidad de energía, sino que están confinados a ciertas bandas de energía. Estas bandas se dividen en bandas de valencia, que están llenas de electrones, y bandas de conducción, que están vacías.

Los aislantes tienen una banda de energía prohibida o gap entre la banda de valencia y la banda de conducción, lo que significa que los electrones no pueden moverse libremente a través del material. Los semiconductores tienen un gap muy pequeño, lo que permite a los electrones moverse a través del material con la aplicación de una pequeña cantidad de energía. Los metales tienen una banda de conducción parcialmente llena, lo que permite a los electrones moverse libremente a través del material.

¿Por qué es importante la teoría de bandas?

La teoría de bandas es importante porque explica la conductividad eléctrica de los materiales. Los materiales con una banda de conducción parcialmente llena, como los metales, son buenos conductores de electricidad. Los materiales con un gap pequeño, como los semiconductores, pueden ser usados para hacer dispositivos electrónicos como diodos y transistores. Los materiales con un gap grande, como los aislantes, son buenos aislantes eléctricos.

Teoría de bandas: Introducción.

La teoría de bandas es una teoría física que describe el comportamiento de los electrones en sólidos. Esta teoría es fundamental para entender la conductancia eléctrica y la conductividad de semiconductores y aislantes metálicos.

¿Qué es la conductancia eléctrica?

La conductancia eléctrica es una medida de la facilidad con la que los electrones pueden moverse a través de un material. Se mide en siemens (S) y su inverso es la resistencia eléctrica, medida en ohmios (Ω).

¿Qué es la conductividad de semiconductores y aislantes metálicos?

La conductividad es la capacidad de un material para permitir el flujo de corriente eléctrica a través de él. En los semiconductores y aislantes metálicos, la conductividad es el resultado de la presencia de bandas de energía, que se describen en la teoría de bandas.

¿Qué es la teoría de bandas?

La teoría de bandas describe la distribución de energía de los electrones en un sólido. Según esta teoría, los electrones no pueden tener cualquier cantidad de energía, sino que están confinados a ciertas bandas de energía. Estas bandas se dividen en bandas de valencia, que están llenas de electrones, y bandas de conducción, que están vacías.

Los aislantes tienen una banda de energía prohibida o gap entre la banda de valencia y la banda de conducción, lo que significa que los electrones no pueden moverse libremente a través del material. Los semiconductores tienen un gap muy pequeño, lo que permite a los electrones moverse a través del material con la aplicación de una pequeña cantidad de energía. Los metales tienen una banda de conducción parcialmente llena, lo que permite a los electrones moverse libremente a través del material.

¿Por qué es importante la teoría de bandas?

La teoría de bandas es importante porque explica la conductividad eléctrica de los materiales. Los materiales con una banda de conducción parcialmente llena, como los metales, son buenos conductores de electricidad. Los materiales con un gap pequeño, como los semiconductores, pueden ser usados para hacer dispositivos electrónicos como diodos y transistores. Los materiales con un gap grande, como los aislantes, son buenos aislantes eléctricos.

Conceptos básicos de la teoría de bandas.

La teoría de bandas es una rama de la física que se encarga de explicar cómo se comportan los materiales en términos de sus propiedades eléctricas y ópticas. En términos simples, la teoría de bandas se centra en el estudio de la conductividad eléctrica y la conductividad de semiconductores y aislantes metálicos.

Bandas de energía

Para entender la teoría de bandas, es necesario comprender el concepto de bandas de energía. Las bandas de energía son rangos de energía permitidos en un material sólido en el cual los electrones pueden ocupar. Estos rangos son conocidos como bandas de valencia y bandas de conducción.

  • La banda de valencia es la banda de energía más baja que contiene electrones.
  • La banda de conducción es la banda de energía más alta que los electrones pueden ocupar para conducir electricidad.

La brecha de energía o gap entre la banda de valencia y la banda de conducción determina si un material es un aislante, un semiconductor o un metal.

Aislantes, semiconductores y conductores

Los materiales pueden ser clasificados como aislantes, semiconductores o conductores en función de la brecha de energía entre la banda de valencia y la banda de conducción.

  • Los aislantes tienen una brecha de energía muy grande, lo que significa que no hay electrones libres en la banda de conducción. Por lo tanto, no pueden conducir electricidad.
  • Los semiconductores tienen una brecha de energía más pequeña que los aislantes. Esto significa que algunos electrones pueden saltar a la banda de conducción y conducir electricidad bajo ciertas condiciones.
  • Los metales tienen una brecha de energía casi nula, lo que significa que hay muchos electrones libres en la banda de conducción que pueden conducir electricidad fácilmente.

Zona prohibida

La zona prohibida o brecha de energía es la energía necesaria para que un electrón salte de la banda de valencia a la banda de conducción. En los aislantes, la zona prohibida es muy grande, lo que significa que es difícil para los electrones saltar a la banda de conducción. En los semiconductores, la zona prohibida es más pequeña y, por lo tanto, es más fácil para los electrones saltar a la banda de conducción.

Conductividad eléctrica

La conductividad eléctrica se refiere a la capacidad de un material para conducir electricidad. Los materiales conductores tienen muchos electrones libres en la banda de conducción que pueden conducir electricidad fácilmente. En los semiconductores, la conductividad eléctrica puede ser controlada mediante la adición de impurezas o dopantes al material.

Conclusión

La teoría de bandas es fundamental para comprender cómo funcionan los materiales en términos de sus propiedades eléctricas y ópticas. La brecha de energía entre la banda de valencia y la banda de conducción determina si un material es un aislante, un semiconductor o un metal. Además, la conductividad eléctrica puede ser controlada mediante la adición de impurezas o dopantes al material.

Te interesará:  Registro de cambio bidireccional

Estructura electrónica de los materiales.

La conductancia eléctrica de los materiales se relaciona directamente con la estructura electrónica de estos. Esta estructura se refiere a la disposición de los electrones en los átomos y la forma en que se organizan para formar enlaces químicos.

Teoría de bandas

La teoría de bandas es una herramienta útil para entender la estructura electrónica de los materiales y cómo afecta su conductividad eléctrica. Esta teoría describe cómo los electrones se organizan en bandas energéticas en los sólidos, lo que influye en su capacidad para conducir electricidad.

Existen tres tipos de bandas en los materiales:

  • Banda de valencia: Esta es la banda más baja en energía y contiene los electrones más cercanos al núcleo del átomo. Los electrones en esta banda están fuertemente ligados al átomo y no pueden moverse fácilmente.
  • Banda de conducción: Esta es la banda más alta en energía y contiene los electrones que están menos ligados al átomo. Los electrones en esta banda pueden moverse libremente y son responsables de la conductividad eléctrica de los materiales.
  • Banda prohibida o de energía: Esta es una banda de energía que se encuentra entre la banda de valencia y la banda de conducción. Los electrones en esta banda no están disponibles para la conducción eléctrica porque no pueden moverse a menos que se les proporcione suficiente energía para saltar a la banda de conducción.

Conductividad de semiconductores y aislantes metálicos

La conductividad eléctrica de los materiales depende de la energía necesaria para mover los electrones de la banda de valencia a la banda de conducción. En los aislantes metálicos, la banda prohibida es tan grande que los electrones no pueden saltar a la banda de conducción, lo que significa que estos materiales no son buenos conductores de electricidad. En los semiconductores, la banda prohibida es más pequeña y los electrones pueden saltar a la banda de conducción con un poco de energía adicional, lo que los convierte en conductores de electricidad moderados. En los metales, la banda de valencia y la banda de conducción se superponen, lo que significa que los electrones pueden moverse libremente y estos materiales son excelentes conductores de electricidad.

La teoría de bandas nos ayuda a entender cómo los electrones se organizan en los sólidos y cómo esto afecta su capacidad para conducir electricidad. Los aislantes metálicos tienen una banda prohibida grande, los semiconductores tienen una banda prohibida más pequeña y los metales tienen una banda de valencia y una banda de conducción superpuestas, lo que les permite conducir electricidad fácilmente.

Aplicaciones de la teoría de bandas.

La teoría de bandas es una herramienta fundamental en la comprensión del comportamiento eléctrico de los materiales sólidos. A continuación, se presentan algunas de las aplicaciones más importantes de esta teoría:

1. Diseño de materiales semiconductores para dispositivos electrónicos

Los semiconductores son materiales que tienen una conductividad eléctrica intermedia entre la de los aislantes y la de los metales. Esta propiedad los hace muy útiles en la fabricación de dispositivos electrónicos como diodos, transistores y células solares.

La teoría de bandas permite entender cómo se comportan los electrones en la estructura cristalina de los semiconductores y cómo se pueden manipular sus propiedades eléctricas mediante dopaje (la adición de impurezas a la estructura cristalina).

«La teoría de bandas es la base teórica detrás del diseño y la fabricación de dispositivos electrónicos como diodos, transistores y células solares.»

2. Desarrollo de materiales superconductores

Los superconductores son materiales que tienen una resistencia eléctrica prácticamente nula a temperaturas muy bajas. Esto los hace muy valiosos en aplicaciones como la generación y transmisión de energía eléctrica y la fabricación de imanes superpotentes.

La teoría de bandas permite entender cómo se produce el fenómeno de la superconductividad y cómo se pueden diseñar materiales que muestren esta propiedad a temperaturas más altas.

«La teoría de bandas es la base teórica detrás del diseño y la fabricación de materiales superconductores para aplicaciones en la generación y transmisión de energía eléctrica.»

3. Predicción de propiedades ópticas y magnéticas de los materiales

La teoría de bandas también permite predecir propiedades ópticas y magnéticas de los materiales a partir de su estructura electrónica. Por ejemplo, se puede predecir el color de un material en función de su banda de energía prohibida o el momento magnético de un material en función de la distribución de los electrones en las bandas de energía.

«La teoría de bandas es una herramienta valiosa para predecir propiedades ópticas y magnéticas de los materiales a partir de su estructura electrónica.»

4. Diseño de materiales para aplicaciones en electrónica de alta frecuencia

La electrónica de alta frecuencia se refiere a la fabricación de dispositivos electrónicos que operan a frecuencias muy altas, como los utilizados en las comunicaciones inalámbricas y la radar. La teoría de bandas permite entender cómo los electrones se comportan a altas frecuencias y cómo se pueden diseñar materiales para aplicaciones en electrónica de alta frecuencia.

«La teoría de bandas es una herramienta esencial en el diseño de materiales para aplicaciones en electrónica de alta frecuencia.»

En conclusión, la conductancia eléctrica y la conductividad de semiconductores y aislantes metálicos son conceptos clave en la teoría de bandas. Al entender cómo los electrones se mueven en estos materiales, podemos diseñar dispositivos electrónicos cada vez más eficientes y sofisticados. La investigación en este campo continúa avanzando, y es emocionante pensar en las posibilidades futuras que podrían surgir de un mayor conocimiento y comprensión de estos conceptos.

En conclusión, la conductancia eléctrica y la conductividad son propiedades fundamentales de los materiales que determinan su capacidad para conducir la corriente eléctrica. En el caso de los semiconductores, su conductividad puede ser controlada mediante la adición de impurezas para crear zonas de tipo n o p. Por otro lado, los aislantes metálicos tienen una conductividad muy baja debido a la falta de electrones libres en su estructura cristalina. La teoría de bandas es una herramienta muy útil para explicar el comportamiento de la conductividad en los materiales, y se basa en la distribución de los electrones en las bandas de energía permitidas en la estructura cristalina. En resumen, la conductancia eléctrica y la conductividad son propiedades cruciales para entender el comportamiento de los materiales en el ámbito de la electrónica y la electricidad.

JORGE CABRERA BERRÍOS Administrator
Ingeniero Electrónico por la UNI, con maestría y doctorado por la University of Electro-Communications (Japón).

Deja un comentario

La batería de plomo ácido es uno de los componentes más importantes del sistema eléctrico de un vehículo o de…